Inicio » Noticias » Israel » Carta de Einstein revela su preocupación por el antisemitismo mucho antes del ascenso de los nazis

Carta de Einstein revela su preocupación por el antisemitismo mucho antes del ascenso de los nazis

Enlace Judío México e Israel – Más de una década antes de que los nazis tomaran el poder en Alemania, Albert Einstein era prófugo y ya temía por el futuro de su país, según una carta recientemente descubierta.

El ministro de Exteriores alemán Walther Rathenau, amigo del notable físico, acababa de ser asesinado por extremistas de derecha y la policía le había advertido que su vida también podría estar en peligro.

Así que Einstein salió de Berlín y se escondió en el norte de Alemania. Durante esta pausa, escribió una carta a su querida hermana menor, Maja, advirtiendo sobre los peligros del creciente nacionalismo y el antisemitismo años antes de que los nazis finalmente asumieran el poder, lo que obligó a Einstein a huir de su tierra natal para siempre.

“Aquí afuera, nadie sabe dónde estoy, y creen que he desaparecido”, escribió en agosto de 1922. “Aquí se están gestando tiempos económicos y políticos oscuros, así que estoy feliz de poder alejarme de todo”.

La carta previamente desconocida, presentada por un coleccionista anónimo, se subastará la próxima semana en Jerusalén con un precio inicial de 12,000 dólares.

Esta foto sin fecha publicada por la Casa de Subastas Kedem muestra una copia de una carta que Albert Einstein escribió a su hermana menor. Foto: AP

La vida y los escritos de Einstein se han investigado a fondo. La Universidad Hebrea de Jerusalén, de la que Einstein fue fundador, alberga la mayor colección de material del físico en el mundo. Junto con el Instituto de Tecnología de California, dirige el Proyecto de Documentos de Einstein. Las subastas individuales de sus cartas personales han aportado sumas sustanciales en los últimos años.

La carta de 1922 revela su preocupación por el futuro de Alemania un año antes de que los nazis intentaran su primer golpe: el fallido putsch de Munich para tomar el poder en Baviera.

“Esta carta revela los pensamientos y emociones de Einstein en una etapa muy preliminar del terror nazi”, explica Meron Eren, copropietario de la Casa de Subastas Kedem en Jerusalén. “Ambos hermanos tenían una relación cercana, lo que agrega otra dimensión a Einstein el hombre y una mayor autenticidad a sus escritos”.

Se cree que Einstein escribió la carta sin remitente en la ciudad portuaria de Kiel antes de emprender una larga gira de conferencias por Asia.

“Estoy bastante bien, a pesar de que muchos de mis colegas alemanes son antisemitas. Estoy muy recluido aquí, sin ruido y sin sentimientos desagradables, y gano mi dinero independiente del estado, así que realmente soy un hombre libre. Estoy a punto de convertirme en una especie de predicador itinerante. Es decir, agradable y necesario”.

Respondiendo a las preocupaciones de su hermana, Einstein escribe: “No te preocupes por mí, yo tampoco me preocupo, aunque no sea del todo kosher. La gente está muy enojada. En Italia la situación está muy mal también”.

Más tarde, en 1922, Einstein fue galardonado con el Premio Nobel de Física.

Ze’ev Rosenkrantz, subdirector del Proyecto de Documentos de Einstein en Caltech, señala que esa no era la primera vez que el físico advertía sobre el antisemitismo en Alemania, pero la carta describe su estado de ánimo y “exilio interno” tras el asesinato de Rathenau.

“La reacción inicial de Einstein fue de pánico, expresando su deseo de abandonar Alemania para siempre. En una semana, cambió de opinión. La carta revela una actitud bastante típica de Einstein en la que afirma su inmunidad ante presiones externas, quizás para mitigar las preocupaciones de su hermana o porque no quería admitir que estaba estresado por factores externos”, dice Rosenkrantz.

Cuando los nazis tomaron el poder y comenzaron a promulgar leyes contra los judíos, también pretendían purgar a los científicos judíos. por lo tanto, rechazaron el innovador trabajo de Einstein, incluida su Ley de la Relatividad y la llamaron “Física Judía”.

El físico renunció a la ciudadanía alemana en 1933 tras el ascenso de Hitler y emigró a Estados Unidos, donde vivió hasta su muerte en 1955.

Einstein rechazó una invitación para servir como el primer presidente del incipiente Estado de Israel, pero donó sus artículos y documentos personales a la Universidad Hebrea.

Fuente: Haaretz, AP / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend