avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- El Rabino Yosef de Terani (o “Miterani” רבי יוסף מטראני) nació en Safed, Israel, en 1569 y es considerado uno de los principales talmudistas de su generación.

RABBI YOSEF BITTON

LA VIDA EN ERETS ISRAEL

Hoy en día es más conocido por las iniciales de su nombre “Maharit” (hebreo: מהרי”ט). Su padre fue el famoso rabino Moshé de Terani, autor de Bet Eloqim, que murió cuando Yosef tenía 12 años. Desde esa corta edad el Rab Yosef fue adoptado, y se transformó en el alumno predilecto del gran Sabio Rabbí Shelomó Sagis. El Rab Yosef se casó en 1586. Ese mismo año se desató una gran plaga en Safed que cobró la vida de miles de Yehudim, entre ellos la de su maestro y padre adoptivo el Rab Sagis.

El Rab Yosef tuvo que abandonar la tierra de Israel y escapó a Egipto, donde vivió por 15 años con su hermano Shelomó, que era rabino allí. Durante todo ese tiempo se dedicó al estudio intensivo del Talmud. Cuando regresó a la tierra de Israel vivió en Safed y luego en Yerushalayim donde escribió el libro “Tsurat haBayit”, que describía el diseño y la arquitectura del Bet Hamiqdash. Este libro, lamentablemente, se ha perdido y solo nos llegaron algunas citas del mismo que fueron copiadas en el libro de uno de sus alumnos, el Rab Jayim Alfandari. El Rab Yosef en esta época ya era famoso y le llegaban preguntas de todas las comunidades judías del mundo. La vida en Erets Israel era muy difícil y el Rab Yosef y su familia vivieron pobreza, enfermedad y persecuciones.

DE SAFED A CONSTANTINOPLA

Al cabo de uno años y luego de haber servido como Rabino principal de Safed el rab Yosef se trasladó a la ciudad de Constantinopla, en Turquía, donde había una gran comunidad judía fundada por los judíos expulsados de España. En Constantinopla el Rab Yosef fue recibido por los hermanos Ben Ya’ish, que eran importantes benefactors y mecenas judíos. Los hermanos Ben Ya’ish alojaron al Rab Yosef en su hacienda y le ofrecieron mantenerlo a él y a su familia con dignidad mientras se dedicaba a enseñar Torá y escribir sus libros. En la hacienda de los hermanos Ben Ya’ish el Rab estableció su propia Yeshibá o academia rabínica a la cual llamó “Qahal Qadosh Gerush”, la santa congregación de los refugiados de España. A partir de este momento las penurias del Rab Yosef terminaron y ya sin preocupaciones materiales el Rab Yosef se dedicó plenamente a enseñar Torá. Su Yeshivá se convirtió en un semillero de jóvenes rabinos que llegaban de todas partes del mundo a estudiar con el Rab Yosef. Sus hijos cuentan que la Yeshivá tenía más de 80 alumnos que estudiaban directamente con el Rab Yosef.

RABINO DE TURQUIA

Luego de 20 años de haber llegado a Turquía el Rab Yosef fue elegido también como el rabino principal de Constantinopla, lo que confería el título de Jajam Bashi, rabino principal de Turquía, que en ese entonces era la comunidad judía más próspera del mundo judío. Aparte de seguir al frente de la enseñanza, el Rab Yosef se dedicó a mejorar todo el aspecto de asistencia social y entrenó a sus propios alumnos para esta importante tarea. Sus alumnos se ocupaban personalmente de ir a visitar enfermos, consolar a lops dolientes, alegrar a los novios y por supuesto, distribuir comida, ropa y todo lo que fuera necesario para los pobres, las viudas y los huérfanos. Entre sus estudiantes se destacan por ejemplo: Rabbí Aharón DeLapapa, Rabbí Hayim Benveniste, Rabbí Jayim Algazi, y muchos más.

SUS ULTIMOS DESEOS

El Rab Yosef tuvo varios hijos, todos ellos grandes Sabios en Torá. Antes de morir le encomendó dos cosas a sus hijos:
1. Que publicaran sus libros que estaban en manuscritos.
2. Que llevaran sus restos a la tierra de Israel para que pudiera ser enterrado cerca de su padre.

Al poco tiempo de fallecer, en 1639, sus hijos cumplieron fielmente con sus dos deseos.

SUS LIBROS

Entre los libros del Rab Yosef Miterani se destaca su colección de 152 preguntas y respuestas que fueron publicadas en Constantinopla en 1641.

En este link se puede obtener otro libro del Rab Yosef, Tsafnat Pa’aneaj, (Frankfurt, 1694) un comentario sobre la Torá. En las primeras páginas de este libro, por ejemplo, el Rab Yosef explica desde 15 ángulos diferentes cuál fue el pecado del primer hombre, cómo es que este pecado hizo que el hombre descubriera su desnudez, y por qué el Creador lo vistió con una vestimenta de cuero (o “luz”, de acuerdo a Rabbí Meir).

SUS RESTOS

Sus hijos llevaron sus restos a Safed y enterraron allí a su padre. Por alguna razón que desconozco el lugar de su tumba no se conocía y fue identificada al lado de la tumba del Rab Moshé Alshej recién en el 2008 por el Rabino Shelomó Epstein.

 

 

Fuente:halajá.org

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí