Inicio » Noticias » Ciencia y Tecnología » Científicos israelíes desarrollan implantes utilizando las propias células del paciente

Científicos israelíes desarrollan implantes utilizando las propias células del paciente

Enlace Judío México e Israel – Científicos de la Universidad de Tel Aviv han inventado el primer implante de tejido totalmente personalizado, diseñado a partir de las propias células del paciente.

La nueva tecnología permite diseñar cualquier tipo de implante de tejido, para la médula espinal, el corazón o el cerebro, a partir de una pequeña biopsia de tejido graso.

“Logramos crear un hidrogel personalizado a partir de materiales de una biopsia de tejido adiposo en diferentes tipos de células para diseñar implantes cardíacos, de médula espinal, corticales y de otro tipo para tratar diferentes enfermedades”, señala el profesor Tal Dvir del Centro de Nanociencia y Nanotecnología de la Universidad de Tel Aviv y el Centro Sagol de Biotecnología Regenerativa.

“Dado que tanto las células como el material utilizado se derivan del paciente, el implante no provoca una respuesta inmune, lo que garantiza la regeneración adecuada del órgano defectuoso”, explica.

El estudio fue realizado por Dvir, Reuven Edri, investigador de post doctorado y los estudiantes de doctorado Nadav Noor e Idan Gal, en colaboración con los profesores Dan Peer e Irit Gat Viks del Departamento de Investigación e Inmunología Celular de UTA y el profesor Lior Heller del Centro Médico Assaf HaRofeh en Israel, recientemente publicado en la revista Advanced Materials.

En la ingeniería de tejidos para la medicina regenerativa, las células se aíslan del paciente y se cultivan en biomateriales para introducirlas en un tejido funcional. Estos biomateriales pueden ser sintéticos o naturales, derivados de plantas o animales.

Este trasplante puede provocar una respuesta inmune que conduce a que el tejido implantado sea rechazado, poniendo en peligro la salud del paciente.

“Con nuestra tecnología, podemos diseñar cualquier tipo de tejido, y después del trasplante podemos regenerar de manera eficiente cualquier órgano enfermo o lesionado: un corazón infartado, un cerebro tras un trauma o con la enfermedad de Parkinson, una médula espinal después de una lesión”, dice Dvir.

“Además, podemos diseñar implantes adipogénicos [tejido graso] para cirugías reconstructivas o cosméticas que no son rechazados por el cuerpo”.

Los científicos extrajeron una pequeña biopsia de tejido graso de los pacientes y separaron sus materiales celulares y extracelulares. Las células fueron reprogramadas para convertirse en células madre pluripotentes, capaces de producir células de las tres capas básicas del cuerpo, por lo que potencialmente pueden producir cualquier célula o tejido que el cuerpo necesite para repararse a sí mismo, el material extracelular se procesó para convertirse en un hidrogel personalizado.

Después de combinar las células madre resultantes con el hidrogel, los científicos diseñaron con éxito las muestras de tejido personalizadas y probaron las respuestas inmunitarias de los pacientes.

Actualmente, realizan pruebas con estos implantes para la regeneración de una médula espinal lesionada y un corazón infartado. También han comenzado a investigar el funcionamiento de los implantes personalizados para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson en modelos animales.

Los investigadores planean regenerar otros órganos, incluidos los intestinos y los ojos, utilizando las propias células de los pacientes.

“Creemos que la tecnología de ingeniería de implantes de tejido totalmente personalizados de cualquier tipo nos permitirá regenerar cualquier órgano con un riesgo mínimo de respuesta inmune”, concluyó Dvir.

Fuente: Israel21c / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend