Inicio » Opinión » Análisis » Pronósticos de la economía de México, Estados Unidos e Israel

Pronósticos de la economía de México, Estados Unidos e Israel

Enlace Judío México e Israel.- Estimados Amigos:

Noviembre fue un mes de gran volatilidad en donde los mercados reaccionaron a fuerzas no económicas sino políticas. Los encabezados de los periódicos los dominaron las relaciones con China, los resultados electorales en Estados Unidos y las diversas crisis que enfrenta el presidente Trump como son: la investigación de colusión con Rusia, los pagos ilegales a diversas “amigas”, la caravana centroamericana y sus pleitos con sus colaboradores más cercanos.

LUIS MAIZEL EN EXCLUSIVA PARA ENLACE JUDÍO MÉXICO

Tal como lo habíamos pronosticado en esta columna, el Senado quedó en manos de los Republicanos por 53 a 47, pero la Cámara de Diputados sí la recuperaron los demócratas con 18 escaños más de los necesarios para ser el partido en control.

No me molesta que se hayan dividido los poderes, ya que los fundadores de la Constitución siempre hablaron de un balance en el ejercicio de la autoridad, y si algo tiene Estados Unidos es una gran separación de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, lo que le constituye en un verdadero estado de derecho.

La economía americana sigue su paso lento pero seguro, con inflación moderada, desempleo bajo y crecimiento no espectacular, pero sostenido, de poco menos del 3% anual.

Dentro del contexto global, EUA es el país con la economía más estable, pero la guerra comercial con China podría descarrilar la marcha de la locomotora económica. Así mismo se empieza a sentir el impacto del incremento en las tasas de interés, ya que las ventas y los precios de las casas han bajado ligeramente cada uno de los últimos 14 meses.

Cambiándonos a México. La pregunta que escuchamos por todos los ámbitos es: “¿y que nos espera en la administración de AMLO?”

Los indicios pre toma de posesión no son muy favorables, con una devaluación del peso del 11%, desplome de la bolsa del 17%, caída de la inversión extranjera en Q3 de 74.5% y fuga estimada de capitales de 40,000 millones de dólares. En el proceso se cambió de estable a negativa la clasificación de riesgo en el país.

Yo creo que esta reacción ha sido un poco exagerada, pero es reflejo de la desconfianza que genera un gabinete formado por tecnócratas brillantes sin experiencia política y figuras revividas de algún museo.

La administración por consulta popular, sobre todo cuando se hacen sobre la rodilla y sin una metodología estadística aprobada y no de acuerdo a derecho, no es el vehículo que el pueblo espera de un líder que debe operar con sus decisiones, rodeado de expertos que entiendan los efectos de esas decisiones y que ya hayan vivido situaciones similares.

Me preocupa el no entender de dónde van a salir los recursos para cumplir con todas las ofertas de campaña sin incurrir en un déficit muy grande y un aumento de la deuda. La explicación de que los bonos saldrán de la lucha contra la corrupción suena vacía, aunque solo sea a corto plazo.

El comentario del presidente electo de que el país está en bancarrota y que solo habrá recursos para lo que se comprometió en su campaña no es aceptable, sobre todo en un país donde el gasto corriente excede la captación del gobierno.

Yo sigo creyendo y esperando que el presidente electo sea un hombre bien intencionado y convencido de lo que quiere. Ojalá esté consciente de la tercera ley de Newton, que a cada acción corresponde una reacción de la misma intensidad en sentido contrario, y que sus decisiones económicas (y políticas) tienen un impacto muy importante y de largo plazo, y no se pueden tomar en forma impulsiva y a la ligera.

En Israel el gobierno de Bibi aguantó una posible caída al renunciar Lieberman y dejarlo con solo 61 de las 120 diputaciones, pero logró convencer a otro partido que se quería retirar de la coalición que no lo hiciera. En unos meses tendrá que haber nuevas elecciones y probablemente vuelva a ganar Netanyahu a pesar de todos sus detractores.

La economía israelí sigue creciendo a ritmo de casi 4%, y el registro de nuevas patentes en noviembre fue el tercero más alto en la historia del país.

En general 2018 ha sido un año muy malo para los inversionistas, ya que el índice Barclays de bonos que cubre el total de emisiones públicas trae un resultado de -2.41% para el año, y el índice Dow Jones subió 2.67% gracias a una subida de 3.5% los dos últimos días del mes. Sigue solo 3.31% arriba en lo que va del año, aunque el 28 de Noviembre estaba en territorio negativo para todo 2018.

No cabe duda que el mundo está muy complicado y en momentos como el actual hay que ser muy cautelosos, pues hay demasiadas fuerzas encontradas que en cualquier momento pueden provocar situaciones inesperadas.

Les envío como siempre un caluroso abrazo y mis mejores deseos para que tengan unas felices fiestas.

Luis

 

 

 

Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Send this to friend