Inicio » Noticias » Antisemitismo » Renuncian 3 miembros de la Junta del grupo que rescindió el premio a Angela Davis

Renuncian 3 miembros de la Junta del grupo que rescindió el premio a Angela Davis

(JTA) – Las autoridades dicen que el liderazgo judío está entre las voces que presionaron para que el Instituto de Derechos Civiles no honrara a la activista afroamericana Angela Davis, que ha apoyado el movimiento de boicot a Israel

BEN SALES

Tres miembros de la junta han renunciado al Instituto de Derechos Civiles de Birmingham (BCRI, por sus siglas en inglés), que rescindió su premio a la activista afroamericana Angela Davis, supuestamente debido a quejas de líderes judíos.

Las renuncias siguen la controversia sobre la decisión del museo y centro educativo la semana pasada de retirar el Premio Fred L. Shuttlesworth Human Rights Award a Davis. Se esperaba que recibiera el premio el próximo mes en una ceremonia que ya había sido cancelada.

Davis, una activista de derechos civiles nativa y líder de Birmingham, Alabama, es una crítica abierta de Israel y defensora del movimiento para boicotear el país. También fue una líder de extrema izquierda en los movimientos activistas de los años sesenta y setenta.

Los miembros de la junta que renunciaron el miércoles fueron su presidente, Mike Oatridge; su primer vicepresidente, Walter Body; y su secretaria, Janice Kelsey. Sus nombres fueron retirados el jueves por la tarde de la página web del museo.

El alcalde de Birmingham, Randall Woodfin, dijo en un comunicado que la decisión de rescindir el premio, que se anunció en septiembre, se produjo “después de las protestas de nuestra comunidad judía local y de algunos de sus aliados“.

Davis escribió en la publicación pro palestina Mondoweiss que se enteró de que “el apoyo a largo plazo de la justicia para Palestina estaba en juego“.

Quién hizo de ello un problema todavía no está claro. Ninguna de las personas que supuestamente participaron en la decisión aceptó una solicitud de JTA para hacer comentarios, incluido el presidente de la Federación Judía de Birmingham, Richard Friedman, y la presidenta del instituto de derechos civiles, Andrea Taylor, quien no respondió a una llamada ni a un mensaje de texto.

La directora interina del Instituto de Derechos Civiles de Birmingham, Priscilla Cooper, dirige a la fiscal general Loretta Lynch en una gira por el instituto, el miercoles 24 de junio de 2015 en Birmingham, Alabama. (AP / Hal Yeager)

JTA se acercó a los 13 miembros actuales y salientes de la junta directiva del instituto, pero ninguno comentó en detalle. Dos de ellos, Thomas Wilder y Cameron Vowell, dijeron brevemente a JTA que los judíos fueron una circunscripción que se había acercado a la junta sobre el premio, aunque ambos se negaron a dar detalles sobre qué solicitaron los miembros de la comunidad o qué papel habían desempeñado para influir en la decisión.

Hubo personas de la comunidad judía que pesaron“, dijo Wilder a JTA. “Había gente de la comunidad afroamericana. Había gente de varias comunidades. … Había gente de la comunidad judía que estaba a favor de ella, había gente de la comunidad judía que se oponía a ella“.

Vowell dijo sobre los judíos que pesaron sobre el tema: “Ciertamente algunos de ellos nos contactaron y nos informaron sobre cosas que no sabíamos“. Ella se negó a comentar más porque dijo que la junta había decidido “cerrar filas” en torno a Taylor.

Pero hay indicios de que el liderazgo de la federación judía local abogó por la retirada del premio. NPR citó una publicación de Facebook eliminada por Friedman que respaldaba una declaración del presidente de una universidad local retirado, Charles Krulak, quien protestó por el premio. Krulak había notado las asociaciones de Davis con el Partido Comunista y su supuesto papel en el secuestro y asesinato en 1970 de un juez del Tribunal Superior. Davis fue declarada inocente en todos los cargos.

Gracias, Chuck Krulak, por su liderazgo continuo y su voluntad inquebrantable de defender siempre lo que es correcto“, escribió Friedman.

Y el domingo, la federación envió un correo electrónico a sus miembros agradeciendo al museo por su decisión, informó el Forward.

La Federación Judía de Birmingham agradece a la junta directiva de BCRI por su reflexiva y valiente reconsideración“, escribió la federación. “BCRI es una gran institución que hace mucho para beneficiar a toda nuestra comunidad. BCRI merece un apoyo continuo y amplio“.

Angela Davis en su casa en East Oakland, California, el 9 de septiembre de 1974. (AP / stf)

Roy Johnson, columnista de Al.com, escribió que “Las voces más fuertes, principal aunque no exclusivamente, provienen de los líderes judíos de la ciudad“.

Johnson señaló un artículo de diciembre en la publicación con base en Birmingham Southern Jewish Life de su editor y publicista, Larry Brook, que dijo que Davis “también ha sido una voz abierta en el movimiento boicot-Israel, y aboga ampliamente en los campus universitarios por el aislamiento del estado judío, dijo que Israel se dedica a la limpieza étnica y está conectado a la violencia policial contra los afroamericanos en los Estados Unidos“.

Pero Johnson también escribió que la decisión no vino solo a instancias de los líderes judíos. Body, el vicepresidente del instituto saliente, le dijo que la junta “recibió preguntas de la comunidad afroamericana, la comunidad judía y la comunidad blanca. No fue una sola comunidad”.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend