Inicio » Destacado » Startup israelí niega que su software de hackeo telefónico se utilizara para rastrear a Khashoggi

Startup israelí niega que su software de hackeo telefónico se utilizara para rastrear a Khashoggi

Enlace Judío México e Israel.- En una entrevista poco frecuente, Shalev Hulio de NSO dice que Pegasus solo se utilizaba para detener a terroristas y delincuentes, y que la compañía recientemente ha frustrado varios grandes ataques en Europa

El viernes, uno de los fundadores de la firma israelí de inteligencia cibernética NSO Group negó que la tecnología de rastreo de teléfonos celulares de su compañía fuera utilizada para atacar al periodista disidente de Arabia Saudita Jamal Khashoggi en el período previo a su asesinato el año pasado.

No fue utilizado con Khashoggi, ni para escuchar, monitorear, rastrear, recopilar información con ningún producto o tecnología de NSO“, dijo Shalev Hulio al diario Yedioth Ahronoth en una entrevista inusual.

Hulio dijo que el software de seguimiento telefónico de la NSO, llamado Pegasus, solo se usa contra terroristas y delincuentes, y últimamente ha evitado una serie de planes terroristas en Europa.

En el último medio año, los productos de la compañía han sido parte para frustrar varios grandes ataques terroristas en Europa, tanto con coches bomba como con suicidas“, dijo Hulio.

Puedo decir con toda modestia que miles de personas en Europa deben sus vidas a cientos de empleados de nuestra compañía de Herzliya“, dijo.

Fotografia del 25 de agosto de 2016 del logotipo de la compañia del Grupo NSO de Israel en un edificio en Herzliya, Israel. (Foto AP / Daniella Cheslow)

Hulio agregó que cualquier uso de productos de la OSN para actividades distintas de la prevención del crimen y el terrorismo da como resultado “sanciones inmediatas por parte de la empresa, de manera decisiva y sin compromiso”.

NSO ha estado bajo el foco de atención durante meses porque disidentes, periodistas y otras figuras de la oposición han afirmado que la tecnología de la compañía ha sido utilizada por gobiernos represivos para espiarlos.

Logo del Grupo NSO

Esto incluye a periodistas mexicanos, saudíes y qataríes que presentaron demandas contra la compañía y a un empleado de Amnistía Internacional que presuntamente fue objeto de ataques por el software.

Pegasus infecta los teléfonos de las personas enviándoles mensajes de texto que los tientan a hacer clic en un enlace adjunto. Si el objetivo hace clic en el enlace, la empresa obtiene el control total sobre el teléfono, incluido su contenido e historial, y la capacidad de activar su micrófono y su cámara a voluntad.

Omar Abdulaziz, un crítico en línea de la realeza saudí que vive en el exilio en Canadá, presentó una demanda contra NSO en diciembre alegando que los saudíes monitoreaban las comunicaciones entre él y Khashoggi usando su software.

Días después de que Abdulaziz presentó su demanda, el Washington Post informó que el gobierno israelí aprobó la venta de Pegasus a Arabia Saudita para atacar a los disidentes y enemigos del príncipe heredero Mohammed bin Salman.

Omar Abdulaziz, activista saudita radicado en Quebec. (Captura de pantalla: YouTube)

La venta fue vista como parte de un impulso en Israel para crecer más cerca de Arabia Saudita y otros países del Golfo como parte de una alianza anti Irán y también para expandir el intercambio de inteligencia en la región.

NSO rechazó los informes de que los saudíes utilizaron Pegasus para rastrear a Khashoggi antes de que lo mataran en el consulado saudí en Estambul.

En una declaración de diciembre a The Times of Israel, NSO calificó la demanda de Abdulaziz como “completamente infundada“. Afirmó que la demanda se basaba en “recortes de prensa” inexactos y que “no hay pruebas de que se haya utilizado la tecnología de la compañía“.

De acuerdo con la demanda, presentada en un tribunal de Tel Aviv, Abdulaziz exige alrededor de $ 160,000 en daños y una orden que impide a NSO vender su tecnología a Arabia Saudita.

La compañía dice que sus productos “tienen licencia para el uso exclusivo de proporcionar a los gobiernos y las agencias policiales la capacidad de luchar legalmente contra el terrorismo y el crimen en la era moderna“.

La compañía secreta rara vez habla con los medios de comunicación, no identifica públicamente a sus clientes y ni siquiera tiene un sitio web.

Gente con carteles que representan al periodista saudita Jamal Khashoggi y velas reunidos fuera del consulado de Arabia Saudita en Estambul, el 25 de octubre de 2018. (Yasin Akgul / AFP)

Pero una persona familiarizada con NSO dijo a Associated Press el mes pasado que NSO mantiene una estricta supervisión de sus ventas. Dijo que la compañía no hará negocios con 21 países, incluidos Rusia, China y Turquía, así como muchos otros bloqueados por el Ministerio de Defensa.

También dijo que NSO tiene un “comité de ética” que incluye a expertos en derechos humanos y ex funcionarios de EE.UU. que deben examinar todas las ventas. Dijo que el comité ha bloqueado más de $ 100 millones en acuerdos en los últimos tres años, aunque se negó a dar más detalles. Habló bajo condición de anonimato porque estaba discutiendo dentro de la información corporativa.

El posible uso de la tecnología israelí para controlar la disidencia en el mundo árabe podría generar preguntas incómodas tanto para Israel, que se ve a sí mismo como un bastión de la democracia en la región, como para los países que no tienen vínculos diplomáticos formales con el estado judío.

En la entrevista del viernes, Hulio también dijo que el software de rastreo de NSO jugó un papel en la captura dramática de 2015 del capo narcotraficante mexicano El Chapo, Joaquín Guzmán, en una operación que incluyó al actor de Hollywood Sean Penn y la actriz mexicana Kate del Castillo.

Foto del 19 de enero de 2017, las autoridades estadounidenses escoltaron a Joaquín “El Chapo” Guzmán, en el centro, desde un avión a una caravana de SUV en el aeropuerto Long Island MacArthur, en Ronkonkoma, Nueva York. (Aplicacion de la ley de los Estados Unidos via AP, Archivo)

Guzmán se encuentra actualmente en juicio en Nueva York, acusado de tráfico de 155 toneladas de cocaína a los Estados Unidos como jefe del poderoso cartel de Sinaloa. Guzmán, de 61 años, fue extraditado a los Estados Unidos en 2017 después de organizar dos espectaculares cortes de prisión en México.

Fuente: The Times of Israel / Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend