avatar_default

 

Enlace Judío México e Israel – Con el objetivo de trabajar con la Universidad Hebraica y compartir con ella las nuevas tendencias de la filantropía a escala mundial, se encuentra en México Andrés Spokoiny, presidente de Jewish Funders Network, una organización que “nuclea a los filántropos judíos de todo el mundo (unos dos mil miembros) con el objetivo que la filantropía judía sea mejor, más eficaz, más estratégica y que haya más filantropía judía”.

En entrevista exclusiva para Enlace Judío, Spokoiny compartió algunos pensamientos sobre la situación actual de la filantropía judía en México y el mundo. Según el experto, para los judíos la filantropía es “un valor fundamental. Los judíos tienden a ser más generosos que los otros grupos sociales. Tienen una tradición de donar, de colaborar con la comunidad. También donan muchísimo a causas no judías. En Estados Unidos, el 80% de las donaciones van a causas no judías.”, afirmó.

Pero también los judíos están experimentando muchos cambios en el campo de la filantropía, cambios “que nos afectan a nosotros mucho más que al resto de la sociedad.”

Respecto a cómo se ven afectadas las instituciones judías en el mundo por la falta de donativos, el presidente de la Jewish Funders Network afirma que no faltan donativos, pero las instituciones no siempre tienen la capacidad de captar o de solicitar dichos donativos. “Hay ciertas instituciones, las más tradicionales, las más antiguas, que no saben adaptarse a lo que los jóvenes quieren hoy en día.” Hay una falta de conexión “entre las organizaciones que piden y los donantes. O los donantes quieren dar pero no para las mismas cosas que esas organizaciones les piden.”

Al ser cuestionado sobre cuáles son los cambios culturales que afectan a la filantropía judía de hoy, Spokoiny respondió que “en el pasado, la gente estaba contenta en donar a una organización colectiva, una comunidad, una federación… y dejar que esa comunidad tome las decisiones filantrópicas por él. Hoy en día, la gente quiere decidir a dónde va su dinero. Quiere hacer lo que se llama hand zone, ver y sentir el impacto que tiene su donativo.”

Por eso, según el entrevistado, “cuando las organizaciones no se adaptan a ese modo de pensar de los donantes hay problemas porque empiezan a perder donativos.” Y ahonda: “antes, la filantropía judía era como un impuesto, la gente sabía que tenía que donar a la comunidad… Hoy en día la gente sigue siendo generosa, es más generosa, pero quiere decidir a dónde dona, a qué proyecto dona.

Para Andrés Spokoiny, hay algunos aspectos fundamentales que las organizaciones deben entender para captar recursos de la filantropía actual. Por ejemplo, “que las relaciones son muy importantes. Las relaciones donde uno conoce al donante, se relaciona con él de manera profunda” para hacer cosas que el donante desea. También señaló que para el donante actual es muy importante seguir el destino de su donativo, “saber cuál fue el impacto de esa donación específica. Entonces, es muy importante para las organizaciones de hoy poder mostrarle al donante qué se logró con su donación específica.”

Respecto a si los jóvenes judíos mexicanos son apáticos a la hora de apoyar al judaísmo y sus instituciones, el experto descartó por completo la idea y aseguró que

“la juventud es apática al tipo de judaísmo que nosotros les ofrecemos. Pretendemos que los jóvenes se relacionen con el judaísmo de la misma manera en que nosotros nos relacionamos con el judaísmo y eso no va a pasar porque nosotros no nos relacionamos con el judaísmo de la misma manera en que nuestros padres se relacionaban con el judaísmo.”

El reto radica en “entender las motivaciones y las formas en que los judíos se quieren relacionar con el judaísmo hoy en día… Lo fundamental, para mí, es darle a los jóvenes la libertad para poder experimentar nuevas formas de vivir su judaísmo. Porque la diferencia entre los jóvenes de hoy y los de la generación pasada es que los jóvenes de hoy quieren construir su propia realidad.”

Al ser cuestionado respecto a las distintas formas de filantropía, Spokoiny aseguró que, si bien la palabra filantropía significa “amor por las personas”, y este amor puede expresarse de muchas formas, incluyendo el trabajo comunitario, estas otras formas “no deben reemplazar a la filantropía clásica que es la de donar dinero.”

Enlace Judío indagó sobre las nuevas tendencias de la filantropía judía, a lo que el experto respondió que “hay todo un campo de trabajo que mezcla filantropía con actividades comerciales. Es algo que se llama impact investing. Son inversiones que no son donativos sino inversiones pero con un objetivo filantrópico. También están las donaciones online, que están creciendo mucho, en especial entre los jóvenes.” También habló de los “giving circles, gente joven que se junta y hacen donativos juntos para causas diversas.”

En otras partes del mundo, la gente joven es “20 veces más probable que utilice un mecanismo más moderno que los mecanismos tradicionales. Es cierto que México parece un poco distinto en ese sentido pero esas tendencias son mundiales y tarde o temprano llegarán a México.”

Puedes ver en este enlace la conferencia que dictó Spokoiny ante filántropos en la Universidad Hebraica.

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí