Inicio » Noticias » Internacional » Irán culpa a Israel por atentado suicida contra Guardia Revolucionaria

Irán culpa a Israel por atentado suicida contra Guardia Revolucionaria

Enlace Judío México e Israel – El presidente de Irán, Hassan Rouhani, culpó este jueves a Israel por el atentado suicida contra un autobús que transportaba a tropas de la Guardia Revolucionaria en el sureste de Irán.

“El crimen permanecerá como una mancha sucia en el registro negro de los principales partidarios del terrorismo en la Casa Blanca, Tel Aviv y sus agentes regionales”, dijo Rouhani, de acuerdo a la agencia Reuters.

“Ciertamente haremos que este grupo mercenario pague por la sangre de nuestros mártires”, agregó, aludiendo al grupo terrorista local Jaish Al-Adl, que reivindicó el ataque que dejó un total de 27 muertos.

“La principal raíz del terrorismo en la región es EE.UU. y los sionistas, y algunos países productores de petróleo en la región también apoyan financieramente a los terroristas”, agregó.

Rouhani habló en el Aeropuerto Mehrabad de Teherán antes de partir hacia la localidad rusa de Sochi para una cumbre con sus homólogos Vladimir Putin y Recep Tayyip Erdogan, que abordarán la cuestión de Siria.

Mientras tanto, el líder supremo de Irán, Ali Jamenei, publicó una carta en su sitio web afirmando que los perpetradores tenían vínculos con organizaciones de espionaje de países de la región y de otras partes del mundo. La carta también envió condolencias a las familias de las víctimas.

El ataque del miércoles, dirigido contra un autobús de la Guardia Revolucionaria en la provincia de Sistan-Baluchistán, fue uno de los más mortíferos para las fuerzas de seguridad iraníes en años.

El atacante perpetró su acto cuando las tropas regresaban de una misión de patrulla en la frontera con Pakistán, donde los grupos separatistas y yihadistas de Baluchi tienen bases de retaguardia, dijeron las Guardias Revolucionarias.

Sistan-Baluchistan es el hogar de una gran comunidad étnica baluchi, que se encuentra a lo largo de la frontera y que, a diferencia de la mayoría de los iraníes, que son musulmanes chiítas, son principalmente de la rama sunitas del Islam.

Rouhani pidió a los vecinos de Irán que asuman sus “responsabilidades legales” y que no permitan que los “terroristas” usen su territorio para preparar ataques.

“Si esto continúa y no pueden detener a los terroristas, está claro, basado en el derecho internacional, que tenemos ciertos derechos y que actuaremos sobre ellos a su debido tiempo”, dijo, sin dar más detalles.

El ataque se produjo el mismo día en que EE.UU. reunió en Polonia a unos 60 países, entre ellos Israel, para una conferencia sobre el Medio Oriente.

Refiriéndose a la cumbre como el “circo de Varsovia”, el ministro de Relaciones Exteriores iraní,  Mohammad Javad Zarif dijo que “no fue una coincidencia que Irán haya sido golpeado por el terrorismo el mismo día en que comenzaron las conversaciones en la capital polaca”.

“¿Especialmente cuando las cohortes de los mismos terroristas lo alientan desde las calles de Varsovia y lo apoyan con los bots de twitter? Parece que EE.UU. siempre toma las mismas decisiones equivocadas, pero espera resultados diferentes”, escribió Zarif en su cuenta de Twitter.

El grupo atacante de este miércoles se formó en 2012 como sucesor del grupo extremista sunita Jundallah (Soldados de Dios), que libró una insurgencia mortal contra objetivos iraníes durante la década anterior.

Sistan-Baluchistán ha sido golpeado por ataques mortales anteriores en los últimos meses.

El 29 de enero, tres miembros de un escuadrón antibombas iraní enviado al lugar de una explosión en la capital de la provincia, Zahedan, resultaron heridos cuando un segundo dispositivo explotó al momento en que intentaban desactivarlo.

Y a principios de diciembre, dos personas murieron y alrededor de 40 resultaron heridas en un ataque en la estratégica ciudad portuaria de Chabahar, en la costa del Mar Arábigo de la provincia, a la que Zarif atribuyó a “terroristas respaldados por extranjeros”.

En octubre, Jaish al-Adl asumió la responsabilidad de secuestrar a 12 miembros del personal de seguridad iraní cerca de la frontera, cinco de los cuales fueron posteriormente liberados y trasladados a casa después de la intervención pakistaní.

Fuente: The Times of Israel / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend