avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, otorgó su primera respuesta ante el anuncio que el fiscal general de Israel hizo de su intención de acusarlo por tres casos de presunta corrupción.

Al inicio de su mensaje, Netanyahu agradeció a Vladimir Putin, con quien se reunió ayer, por su respaldo a Israel a defenderse contra Irán en Siria, y a Donald Trump por el mensaje a favor de su desempeño como primer ministro de Israel hace algunas horas, y de esta forma se jactó de algunos logros bajo su gobierno.

El mandatario defendió su inocencia y acusó a sus opositores de una persecución en su contra en los últimos años con tal de derrocar a su gobierno e imponer un gobierno de izquierda, y aseguró que no existe ninguna evidencia que pruebe las acusaciones en su contra por presunta corrupción que hoy el titular de la Fiscalía General de Israel comunicó tanto a él como a los demás presuntos implicados.

“Por primera vez en la historia de Israel, un proceso de audiencia fue lanzado unas semanas, unos días antes de las elecciones. Cualquiera puede ver que el tiempo es escandaloso, con la intención de derrocar a la derecha y ayudar a la izquierda a alzarse en el poder”, dijo”.

“No hay otra explicación para la insistencia de seleccionar la fecha. Este es su propósito, inundar al público con cargos ridículos en mi contra sin darme la oportunidad de rebatirlos sino hasta después de las elecciones”, agregó el mandatario.

De acuerdo a Netanyahu, la izquierda sabe que no puede competir contra su fuerza política, y por ello, presionó al fiscal general de Israel para que decidiera acusarlo de los tres casos en los que la Policía de Israel lo involucró, a los que agregó el calificativo de “casos fake“.

Aseguró que refutará todos los cargos en su contra, “desde el principio hasta el fin”, y aseveró que con esta acusación anunciada por Avichai Mandelblit, no se le otorga adecuadamente un marco de tiempo para defenderse en medio de la carrera hacia las elecciones.

Así mismo, deploró que la “cacería de brujas” en su contra se extendió también en contra de su esposa, Sara Netanyahu, y de su hijo mayor, Yair Netanyahu, que terminó por llevarlos “a los 7 círculos del infierno en 3 años”, pero afirmó que todo este “castillo de naipes” construido para afectarlo terminará por caerse, tal como se dijo en un spot electoral de su partido publicado hoy.

El mandatario trajo a colación el respaldo que el norteamericano Alan Derschowitz expresó en una carta a su favor esta semana, en la que habló de un “peligro para la democracia” a lo que actualmente ocurre alrededor de Netanyahu y las elecciones en Israel.

En sus palabras también arremetió en contra de su rival político Yair Lapid, que encabeza el partido Kajol Laván (Azul y Blanco), de no ser investigado igualmente por una presunta colusión suya con los medios de comunicación.

De la misma forma se quejó que el ex primer ministro de Israel, Ehud Olmert, no fue investigado por haber sido investigado por la presunta recepción de regalos. “Una cosa es clara: existe una ley para cualquiera [en Israel] y otra ley para Netanyahu”, acusó.

Afirmó además que tiene la intención de continuar como primer ministro de Israel por más años, pese a estos acontecimientos en su contra, y dirigiéndose al electorado señaló que “depende de ustedes, no de abogados, estudios de televisión, opinólogos o reporteros, sólo de ustedes. No dejen que esta cacería de brujas los confunda”.

Tras la finalización de su discurso en el horario prime time de Israel, un oficial de la Fiscalía General de Israel dijo al sitio Ynet que lo expresado por Netanyahu sobre Mandeblit “son acusaciones sin fundamento e insostenibles”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí