Enlace Judío México e Israel – A días de que el fiscal general de Israel anunciara su intención de acusar al primer ministro de Israel por presunta corrupción, una encuesta muestra que su partido mantiene el mismo nivel de preferencias electorales aunque la formación de gobierno se le complicaría ante el empuje de sus rivales Benny Gantz y Yair Lapid.

De acuerdo a los resultados arrojados por la encuesta publicada este martes por el noticiero del Canal 12, de ocurrir hoy las elecciones, el partido que más escaños obtendría sería Kajol Laván de Gantz y Lapid, con 36 en total, mientras que el Likud se quedaría con 30 escaños, una marca que este último partido ha mantenido a lo largo de semanas.

Los números de los restantes partidos no lograrían llegar a la decena: el partido de izquierda HaAvodá (Laborista) obtendría 9 escaños; la unión de los partidos árabes Hadash y Ta’al obtendrían 8 escaños; el partido religioso Yahadut Hatorá obtendría 7 escaños; tanto el partido religioso Shas como la Unión de Partidos de Derecha obtendría un total de 6 escaños; el partido centrista Kulanu obtendría 5 escaños; mientras que el partido de izquierda Meretz y la unión de los partidos árabes Ra’am y Balad alcanzarían apenas 4 escaños.

El partido centrista Gesher, y los partidos de derecha Zehut, Yajad e Yisrael Beitenu no lograrían superar el umbral mínimo del 3.25% de la votación que exige la ley israelí para poder obtener al menos un escaño en la Knéset.

Con un resultado de esta índole, y descartando una unión de los partidos mayores rivales, un bloque de partidos de derecha lograría obtener un total de 46 escaños, mientras que un bloque de centro-izquierda obtendría 49 escaños, mientras que el bloque religioso se quedaría con 13 escaños y el bloque de partidos árabes con 12 escaños.

Sin posibilidad para el bloque de derecha en este caso ni con una hipotética unión con los religiosos y menos aún con lo que sería una imposible unión con los partidos árabes, una unión hipotética del bloque de centro-izquierda con estos últimos rasguñaría el mínimo necesario de 61 escaños para lograr formar gobierno, desbancando del primer puesto al primer ministro Benjamín Netanyahu.

Al ser cuestionados los encuestados acerca de a quién prefieren ver como primer ministro de Israel, un 40% optó por Netanyahu, mientras que un 34% optó por Gantz. Un 15% dijo que ninguno de ellos, mientras que un 11% dijo que no sabía.

Así mismo, se les preguntó quién consideraban que lograría formar gobierno independientemente de sus preferencias políticas: el 55% piensa que Netanyahu será quien tenga la posibilidad de realizar el movimiento, mientras que un 23% pensó que Gantz. Un 4% dijo que ninguno, y un 18% dijo que no sabía.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico