Inicio » Destacado » Corte Suprema de Israel impide ir a elección a político acusado de racista

Corte Suprema de Israel impide ir a elección a político acusado de racista

Enlace Judío México e Israel – La Corte Suprema de Justicia de Israel decidió impedir que Michael Ben-Ari, líder del partido de extrema derecha Oztma Yehudit (Fuerza Judía), pueda presentarse a las próximas elecciones del 9 de abril bajo la lista de la Unión de Partidos de Derecha, informó el periódico The Jerusalem Post.

Con una votación de 8 votos a favor y uno en contra, el máximo órgano jurisdiccional de Israel emitió su decisión este domingo sobre Ben-Ari, acusado de racismo contra la población árabe del país, la primera de su tipo en años en el Estado judío.

El partido de izquierda Meretz, una de las agrupaciones políticas que pidió en primera instancia al Comité Central de Elecciones de Israel anular el registro de Ben-Ari, celebró la decisión de la Corte Suprema.

Por medio de un tuit, el partido publicó una imagen de Ben-Ari con el texto, “Bibi (apodo del primer ministro) pone, Meretz quita”, aludiendo a la iniciativa concretada el mes pasado por el mandatario para integrar a Otzma Yehudit en una coalición de partidos de derecha que le sería de útil ayuda en caso de formar un nuevo gobierno tras las elecciones del 9 de abril. Ben-Ari estaba postulado para el lugar número 5 de la lista de la Unión de Partidos de Derecha.

La aventurada medida política tomada por Netanyahu le hizo llover críticas a nivel nacional e internacional, debido a lo radical de las posturas de Otzma Yehudit.

A pesar de la descalificación de Ben-Ari, la Corte Suprema aprobó que su colega partidario, Itamar Ben-Gvir, pueda contender por un escaño en la Knéset.

Así mismo, el órgano jurisdiccional permitió la participación de otros partidos árabes a los que se acusó de incitación al terrorismo para descalificarlos, primordialmente por los partidos de derecha, incluida la Unión de Partidos de Derecha.

La decisión es un completo revés a lo acordado por el Comité, que a inicios de mes descalificó a la coalición Ra’am-Balad y a Ofer Cassif, un integrante judío de la coalición, mientras que la candidatura de Ben-Ari fue aprobada.

A pesar de esto, por ley, la Corte Suprema de Israel es la última instancia en decidir en este proceso partidario, que hoy terminó por revertir este resultado. El mismo fiscal general de Israel, Avichai Mendelblit, presentó su opinión al Comité previo a que tomara su decisión, declarando que estaba a favor de descalificar a Ben-Ari de postularse para la Knéset por motivos de incitación al racismo.

Otzma Yehudit es un partido dirigido por los discípulos y herederos ideológicos del occiso rabino Meir Kahana, un israelí de origen norteamericano que en 1971 fundó el partido político israelí Kaj (Así), con el que ingresó a la Knéset en las elecciones de 1984.

Debido a su postura político-religiosa extremista, con ideas tales como la expulsión de todos los árabes de Israel, Cisjordania y Gaza, las autoridades decidieron impedir que Kaj pudiera participar de nuevo en las elecciones de 1988.

No obstante, Kahana continuó activo en el ámbito público y en 1990 fue asesinado en un evento en EE.UU. por un militante de Al-Qaeda. Cuatro años después, tras la masacre de la Tumba de los Patriarcas por el médico Baruch Goldstein, discípulo cercano de Kahana que acabó a tiros con la vida de 29 palestinos, Kaj fue ilegalizado y clasificado como grupo terrorista por el Estado de Israel.

Ben-Gvir, que se libró de la suerte de Ben-Ari y que pide abiertamente por la expulsión de Israel de todo árabe “no leal” al Estado, ha asegurado tener una foto de Goldstein en su hogar, no porque haya matado palestinos, sino porque por su profesión como médico salvó a muchos judíos, aseguró recientemente en una entrevista televisiva.

Fuente: The Jerusalem Post / Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend