avatar_default

(JTA) – En medio de los crecientes incidentes antijudíos, la respetada editora del semanario judío Esther Voet dice que se muda a Israel donde “ser llamado sucia judía simplemente significa que tengo que bañarme

CNAAN LIPHSHIZ

El principal semanario judío de los Países Bajos es la revista comercial más antigua del reino y una de sus publicaciones de mayor reputación.

Es por eso que muchos holandeses se sorprendieron al leer el martes una columna de su editora anunciando que se va a Israel debido al aumento del antisemitismo en el país.

Me voy al único país donde ser llamado sucio judío simplemente significa que tengo que tomar un baño“, escribió Esther Voet, la editora en jefe desde hace mucho tiempo de Nieuw Israelietisch Weekblad, de 155 años de antigüedad. Citó “desarrollos políticos preocupantes” en los Países Bajos, nombrando a Denk y Bij1 – nuevos movimientos populistas de extrema izquierda envueltos en escándalos de antisemitismo.

Una ingeniosa y, a veces, enérgica periodista que divide su tiempo entre Amsterdam y Twitter, Voet permitió que la columna hiciera olas por un tiempo antes de anunciar que era solo una de las elaboradas bromas de Purim en su diario: la festividad judía que celebraba la jovialidad y la estupidez.

Sin embargo, su broma y su reacción reflejaron una profunda preocupación por el futuro de los Países Bajos, donde el lunes tres personas en Utrecht fueron asesinadas por un inmigrante turco en un presunto ataque terrorista, y donde los incidentes antisemitas aumentaron hasta cifras récord. año.

Entre las personas que creyeron la broma estaba Paul Tang, el jefe del Partido Laborista Holandés en el Parlamento Europeo.

Una mujer deposita flores en el lugar de un tiroteo en un tranvia, en la plaza del 24 de octubre en Utrecht, Holanda, el 19 de marzo de 2019 (John Thys / AFP)

Qué pena, por muchas razones“, escribió en Twitter antes de desear a Voet “buena suerte y éxito en tu nuevo lugar“.

Janine van Hulsteijn, una política local del gobernante Partido Popular por la Libertad y la Democracia, escribió a Voet en Twitter: “Entiendo sus razones” y le deseó buena suerte.

Otra víctima de la broma de Voet fue Gert-Jan Segers, un legislador y líder del Partido de la Unión Cristiana en la Cámara de Representantes. Deseó a Voet la mejor de las suertes, y agregó que “Estoy indescriptiblemente triste de que la atmósfera aquí se esté volviendo cada vez más oscura“.

Segers se lo tomó bien después de entender que era una broma. Señalando alivio, agregó: “Aprendí algo nuevo acerca de las fiestas judías“. Otros interlocutores fueron menos comprensivos, y el activista laborista Frits de Kaart lo calificó de “broma asquerosa“.

Algunos medios principales también fueron engañados por el artículo (en el cual, por cierto, las primeras letras de las primeras siete oraciones deletrean la palabra en idioma holandés para Purim). La revista VillaMedia, que cubre los medios, curiosamente omitió en su informe las referencias de Voet al antisemitismo, pero citó su intención de hacer más yoga en Israel.

En cuanto a los muchos que odian a Voet, ella es un pararrayos para el vitriolo contra judíos e israelíes, parecían estar encantados con lo que tomaron al pie de la letra. Algunos simplemente tuitearon “por fin“, otros respondieron con memes misóginos, entre ellos uno que decía “adiós“.

Una esvastica, pintada en la pared del Museo Stedelijk durante la noche, se ve en Amsterdam, Paises Bajos, el 22 de febrero de 2019 (Foto AP / Peter Dejong)

El hecho de que la broma de Voet pareciera plausible para muchos de sus compatriotas (confieso: estuve cerca de reportarla como noticia) es un signo de los tiempos, sugirió.

A principios de este mes, el regulador del CIDI sobre antisemitismo, que Voet solía dirigir, reportó un récord de 230 incidentes el año pasado. En uno de ellos, un solicitante de asilo sirio rompió las ventanas de un restaurante kosher mientras agitaba una bandera palestina.

La semana pasada, la actriz Miryanna van Reeden, de 51 años, escribió en Facebook que un hombre bien vestido de su edad le dijo “sigue caminando, sucia judía” mientras caminaba cerca del Museo Histórico Judío.

Y el domingo, activistas anti-israelíes le dieron la espalda al jefe rabino holandés, Binyomin Jacobs, mientras estaba ofreciendo un elogio público por las víctimas de la masacre anti-musulmana en Nueva Zelanda.

Jacobs, cuya casa ha sido objeto de repetidos ataques y a quien la policía aconsejó no tomar algunos trenes por problemas de seguridad, ya había dicho en 2014 que él y su esposa, Bluma, se irían de Holanda si no fuera por sus deberes para con sus congregantes.

Al explicar la broma de Purim a los seguidores no judíos de Twitter, Voet escribió que el día festivo es comparable al “Carnaval o el 1 de abril. Y cuanto más cerca [la broma] está de la verdad, más difícil es distinguirlas“.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí