Inicio » Opinión » Análisis » El mensaje de la elección de Israel para el mundo

El mensaje de la elección de Israel para el mundo

Enlace Judío México.- Dos días antes de que los israelíes acudieran a las urnas, el candidato demócrata a la presidencia, Beto O’Rourke, emitió su opinión respecto de las elecciones israelíes.

MARTIN OLINER

Declaró al primer ministro Benjamin Netanyahu como racista contra los árabes y dijo que no creía que Netanyahu “representase la verdadera voluntad del pueblo israelí” o los “mejores intereses” de la relación entre Estados Unidos e Israel.

Después, el pueblo de Israel decidió por sí mismo cuál es su verdadera voluntad y cuáles son sus mejores intereses.

La mayoría decidió que querían que Netanyahu siguiera siendo el primer ministro y que el Centroderecha para permanecer en el poder.

Indudablemente, esto molestó a O’Rourke y otros, que creen que ser amigo de Israel requiere dar conferencias a los israelíes y decirles lo que deben creer.

En algún momento, eso podría haber funcionado. Los israelíes solían ser más intimidados por la comunidad internacional.

Cuando Bill Clinton trató de dictar los términos de un acuerdo de paz en Medio Oriente, la mayoría de los israelíes aceptaron y le dieron una oportunidad. Cuando peleó con Netanyahu, las encuestas encontraron que los israelíes creían que el líder del mundo libre debía tener razón.

Pero durante la administración de Obama, cuando hubo disputas con Netanyahu, las encuestas encontraron que los israelíes tomaron el lado de su primer ministro repetidamente. Esta elección mostró que los israelíes no están dispuestos a volver a la forma en que solían ser.

Los jefes del Azul y Blanco, Benny Gantz y Yair Lapid dijeron al Jerusalem Post en entrevistas, que esperaban que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y el presidente ruso, Vladimir Putin, no interfirieran en las elecciones en nombre de Netanyahu y que otros líderes mundiales deseaban desesperadamente que Netanyahu se fuera.

¿Pero quiénes son estos líderes mundiales? ¿Y por qué no querían que Netanyahu se mantuviera en el poder? Evidentemente, los israelíes conocían sus motivos lo suficiente como para decidir ignorarlos.

Los israelíes eligieron decir “no” a los gustos de la Unión Europea, las Naciones Unidas y Beto, y en cambio se unen a sus verdaderos amigos como Trump.

Ya no se sienten presionados para hacer concesiones que podrían dañar su seguridad y hacer que pierdan el control de la tierra prometida al pueblo judío por Dios en la Biblia y ganen en una guerra defensiva.

Aprecian lo que Trump ha hecho al reconocer Jerusalén como capital de Israel, trasladar la Embajada, Abandonar el acuerdo nuclear con Irán, reconocer la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán, cambiar ligeramente la atmósfera antiisraelí en la ONU y muchos otros regalos a los judíos.

También sintieron gratitud a Putin, quien asistió en el esperado regreso del cuerpo del soldado desaparecido Zacarías Baumel después de 37 años para un entierro adecuado en Israel.

Recompensar a Trump y Putin por tratarlos bien es algo natural. Por lo tanto, es ignorar a los líderes mundiales que realmente no tenían en mente los mejores intereses de Israel.

El próximo viernes por la noche, los judíos en Israel y en todo el mundo recordarán en su Seder de Pascua que en cada generación ha habido líderes mundiales que se levantaron para tratar de destruir a nuestro pueblo.

A veces, ha sido descaradamente obvio, como en el Holocausto y la historia de Purim. En otras ocasiones, ese intento de dañar al pueblo judío fue más sutil, incluso encubierto en reclamos de amistad.

Pero el Santo, bendito sea Él, nos ha rescatado de sus manos.

Esta elección ha demostrado que el pueblo judío en Israel está listo para decirle al mundo que ya no quiere llegar al punto donde Dios tiene que salvarlos.

La voluntad de los israelíes es continuar teniendo éxito y prosperar, y determinar sus mejores intereses por sí mismos. El envío de ese mensaje al mundo el Día de las Elecciones debe celebrarse a medida que se acerca el Festival Judío de la Libertad.

El escritor es copresidente de los Religiosos Sionistas de América y presidente del Centro para la Rectitud e Integridad, y se desempeña como miembro del comité de la Agencia Judía.

Fuente: JPost

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend