avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Con motivo de Yom Hashoá, Enlace Judío conversó con la ex diputada del Likud, Limor Livnat, actualmente presidenta de la Fundación para el Bienestar de las Víctimas del Holocausto, una organización sin fines de lucro dedicada a ayudar a los sobrevivientes del Holocausto en Israel.

MAY SAMRA Y ESTI PELED PARA ENLACE JUDÍO

“La Fundación para el Bienestar de las Víctimas del Holocausto fue fundada en 1991 por sobrevivientes que vivieron los horrores del Holocausto. Conocieron de primera mano las dificultades de los sobrevivientes en Israel y buscaron ayudar a sus hermanos que luchaban por rehabilitarse y llevar una vida normal. Establecieron la fundación con la ayuda del Centro de Organizaciones de Sobrevivientes del Holocausto en Israel y la Conferencia sobre Reclamaciones Materiales Judías Contra Alemania”, explica Livnat.

La Junta Ejecutiva de la Fundación para el Bienestar de las Víctimas del Holocausto está compuesta de sobrevivientes del Holocausto y de hijos de sobrevivientes.

“Todos los miembros de la junta están muy familiarizados con las dificultades y los desafíos que enfrentan los sobrevivientes, y todos trabajan, de manera totalmente voluntaria, para ayudar a los sobrevivientes. Hoy en día, la fundación es la ONG más grande de Israel dedicada a ayudar a los sobrevivientes del Holocausto. El año pasado, brindamos ayuda a aproximadamente 60,000 sobrevivientes”.

Livnat, quien en el pasado asumió las carteras de comunicación, educación y cultura en los distintos gobiernos del primer ministro Benjamín Netanyahu, comenta que actualmente viven 212.000 sobrevivientes del Holocausto en Israel. Alrededor de 40 mueren cada día y aproximadamente una cuarta parte de ellos vive en la pobreza.

“Los sobrevivientes del Holocausto sufren problemas problemas de salud que se vuelven cada vez más severos con el tiempo, desde discapacidades físicas hasta problemas de salud mental, ansiedad y, lo que es peor, la ausencia de redes familiares y sociales que puedan aliviar algunas de sus dificultades”.

Escuché que los sobrevivientes del Holocausto viven en condiciones terribles. ¿Como puede ser? ¿Por qué el gobierno no se hace cargo?

“De hecho, actualmente muchos de los sobrevivientes viven en condiciones inaceptables”, reconoce Livnat. “Parte del problema es que muchos de ellos emigraron a Israel de la antigua Unión Soviética a una edad avanzada, por lo tanto, no tienen ahorros de pensión y viven con una pensión mínima del Estado, lo cual no es suficiente. El gobierno proporciona diversas formas de ayuda a los sobrevivientes, que incluyen beneficios monetarios, medicamentos subsidiados, ayuda en la vida diaria y más. Sin embargo, hay muchas cosas que el gobierno no provee, como rentas accesibles, ayuda de emergencia, y más. Ahí es donde entramos nosotros”.

¿Cómo llegó usted a la fundación?

“Vine a la Fundación para el Bienestar de las Víctimas del Holocausto como funcionaria. Fui miembro de la Knéset durante 23 años y ministra de gobierno durante 14. Cuando me retiré de la política, sabía que seguiría luchando por la sociedad israelí. El diputado Avi Dichter, quien encabezaba la fundación en ese momento, se vio obligado a renunciar cuando fue elegido para la Knéset y me pidió que aceptara el cargo. Sabía que era una labor de suma importancia. Sabía que no podía permanecer pasiva mientras los sobrevivientes del Holocausto necesitaban ayuda, por lo tanto, acepté la posición”.

¿Cómo ayuda la Fundación para el Bienestar de las Víctimas del Holocausto a los sobrevivientes?

“La Fundación para el Bienestar de las Víctimas del Holocausto ayuda a los sobrevivientes del Holocausto que son elegibles para recibir atención de enfermería patrocinada por el Estado con horas de atención adicionales más allá de lo que proporciona el gobierno. Esta ayuda es financiada por la Conferencia sobre Reclamaciones Materiales Judías contra Alemania y la Autoridad para los Derechos de Sobrevivientes del Holocausto en el Ministerio de Finanzas“.

“Otros medios de ayuda son financiados por donaciones. Uno de ellos es la financiación de la atención y el tratamiento dental. Muchos sobrevivientes sufren problemas dentales graves debido a los años de descuido y desnutrición durante la Segunda Guerra Mundial, problemas que son muy costosos de tratar. También financiamos optometría y gafas para los sobrevivientes. Proporcionamos botones de emergencia, que son, literalmente, salvavidas”.

“Tenemos un fondo de emergencia especial para ayudar a los sobrevivientes con necesidades financieras específicas, como pagar facturas mensuales, comprar los muebles necesarios, transporte a citas médicas, mediaciones no subsidiadas y más. Ofrecemos a los sobrevivientes cupones de alimentos que les permiten comprar alimentos a su gusto. Que un sobreviviente nunca tenga el dilema de comprar alimentos o medicamentos”.

“Un proyecto único que tenemos es la accesibilidad doméstica. Financiamos renovaciones en las casas de los sobrevivientes para hacerlas más accesibles y seguras, por ejemplo, reemplazando las bañeras con duchas. Este es un proyecto extremadamente importante y muy costoso”.

“Finalmente, es importante reconocer a nuestros muchos voluntarios en la fundación. Tenemos una enorme red de voluntarios que visitan a los sobrevivientes cada semana, los ayudan, hablan con ellos y establecen vínculos”.

“Hacemos tanto por tanta gente, pero aún no podemos ayudar a todos los sobrevivientes o proporcionarles toda la ayuda que necesitan. Para lograr estas cosas necesitamos más donaciones. Dependemos de ellas, y también de los sobrevivientes”.

¿Qué ha aprendido de su trabajo con los sobrevivientes del Holocausto?

“Aprendí lo importante que es actuar rápido. No tenemos el privilegio de planear proyectos a largo plazo que demoren años en implementarse. Estamos comprometidos a proporcionar ayuda inmediata en casos de emergencia. Aprendí lo significativo que puede ser cada día. Si nuestra ayuda a un sobreviviente se pospone un solo día, esto puede tener serias consecuencias para su salud, e incluso su vida. Por lo tanto, hacemos todo lo posible para aprovechar al máximo los fondos que recaudamos y brindar ayuda inmediata”.

¿Cuáles son sus proyectos para 2019? ¿Cómo podemos ayudar?

“Naturalmente, la edad promedio de los sobrevivientes del Holocausto aumenta constantemente. Esto significa que sus necesidades también cambian. Trabajo muy duro para ampliar el alcance de nuestras actividades. Mi sueño es que la “falta de recursos” nunca vuelva a ser la razón para no proporcionar ayuda. Mi objetivo es que todos y cada uno de los sobrevivientes que acuden a nosotros obtengan la ayuda que él o ella necesitan. Que no haya siquiera un sobreviviente que use un tazón para bañarse porque no puede entrar a la bañera, o un sobreviviente que tiene que vivir con dolor de muelas severo porque no puede pagar un tratamiento, o un sobreviviente que renuncia a una comida o una dosis de medicamento . Los sobrevivientes del Holocausto merecen lo mejor que podemos darles, y yo trabajo para hacer nuestro mejor esfuerzo cada día”.

Hacer un donativo aquí .

Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí