Inicio » Mujer Judía » Espectáculo » Sabina Berman halla la salvación fuera de lo humano

Sabina Berman halla la salvación fuera de lo humano

Enlace Judío México e Israel – En Ejercicios fantásticos del yo, la dramaturga Sabina Berman pone al poeta Fernando Pessoa a dialogar con sus múltiples heterónimos en una hilarante, profunda y conmovedora comedia que este fin de semana finaliza temporada en el Centro Cultural Helénico. Para saber más sobre el origen y el montaje de la obra, Enlace Judío conversó con la reconocida autora. 

Ejercicios fantásticos del yo es una comedia que muestra el peor día en la vida del mejor poeta portugués de la historia, al tiempo que permite observar el nacimiento de dos de sus poemas cumbre, imprescindibles para entender la evolución de la poesía en las décadas siguientes.

Fernando Pessoa se enfrenta contra un mundo que le exige estabilidad económica a cambio del amor de Ofelia, su gran amor; genialidad como publicista para poder sostener su carrera como poeta genial; lucidez discursiva para compensar su propensión al alcoholismo. En fin, un mundo que está a punto de caer a pedazos, en la víspera del inicio de la Primera Guerra Mundial.

En Ejercicios fantásticos del yo Pessoa se enfrenta, sobre todo, contra sus múltiples identidades, voces que en algún momento constituyeron heterónimos como Alberto Caeiro, Bernardo Soares y Ricardo Reis, a través de los cuales fue capaz de inventar no solo múltiples posibilidades expresivas sino igualmente diversas aproximaciones a un universo caótico que ya preveía y que estaba por convulsionar junto con los ideales que le habían dado forma al mundo de los hombres.

Béla Braun: ¿Qué motivó la escritura de Ejercicios fantásticos del yo?

Sabina Berman: Durante toda mi vida yo no me he sentido cómoda con el concepto del Yo único, el Yo auténtico. Nunca me lo encontré en la cabeza o en el corazón o en las piernas. Más bien me di cuenta que el Yo es el cuento que el Yo se cuenta sobre qué es el Yo. Entonces me pregunté: ¿por qué entonces un Yo no puede contarse que es tres Yos?, ¿o diez Yos? Ejercicios Fantásticos del Yo es una historia donde el Yo de Fernando Pessoa se cuenta que es 33 Yos.

BB: ¿Cuál de las voces o de los Yos de Pessoa te costó más trabajo desarrollar?

Ninguno me costó trabajo. Tal vez el que más talento me requirió fue Reis, el Aristócrata Mayúsculo de las Esdrújulas.

BB: Tengo entendido que montaste la obra primero en Buenos Aires, con Gael García Bernal como protagonista. ¿Cómo la recibió el público allá? Y ¿Qué tan diferente fue el resultado, considerando no solo que se trataba de otro elenco sino que allá no la dirigiste tú?

En Buenos Aires yo elegí el reparto y realicé las ideas principales, luego mi asistente marcó a los actores. Así que sí se parecía a la puesta de México. Los bonaerenses leen mucho, son catadores exquisitos del lenguaje, así que las risas de satisfacción eran más delicadas y más continuas. Pero en México la violencia era más explícita, porque los mexicanos somos más violentos.

BB ¿Hay algún otro poeta cuya obra o vida te interese como para escribir una obra de teatro sobre él en el futuro?

No que se me ocurra ahora.

BB: En una entrevista hablaste del nihilismo en Pessoa. Desde el judaísmo, pareciera que no hay nada más “terrible” que ese sentimiento o esa (no) ideología. ¿Qué piensas tú del nihilismo? ¿Te sientes nihilista también a veces?

El siglo XX destruyó todos los relatos del universo que los seres humanos habían construido. Es el siglo nihilista. Yo me eduqué en una escuela judía, al final del siglo XX, donde en cada clase nos contaban otro relato del universo, cada uno incierto. Por eso mi generación es la generación post-moderna, cuyo mantra interno es “todo lo sólido se desvanece en el aire”. Pero tal y como Ejercicios… narra que fue el caso de Pessoa, en mi caso la salvación de algo cierto la he encontrado fuera de mi Yo y fuera de lo humano, en la Naturaleza. O dicho mejor: a través de lo humano en la Naturaleza.
No, no soy nihilista. No creo que ningún relato humano sea perfecto y completo, y sin embargo sé que la Naturaleza, que está fuera de los relatos, existe y es sólida y extensa y está llena de bienestar.

 

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend