Inicio » Opinión » Análisis » La resolución alemana contra el BDS no es sólo sobre el boicot

La resolución alemana contra el BDS no es sólo sobre el boicot

Enlace Judío México e Israel – El Movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) sufrió dos reveses importantes recientemente.

Primero, a pesar de los mejores esfuerzos del BDS, no sólo se celebró el Festival de la Canción de Eurovisión en Tel Aviv, con aproximadamente 200 millones de espectadores que ven a Israel como un país “normal”, soleado, divertido, vibrante, joven y enérgico, sino que todo el evento se desarrolló prácticamente sin ningún problema, fuera de las banderas palestinas desplegadas durante unos segundos por una despótica y tonta banda de punk islandesa.

Y segundo, el Bundestag de Alemania aprobó el viernes una resolución que condena al BDS como antisemita.

“Los patrones y métodos de argumentación utilizados por el movimiento BDS son antisemitas”, se lee en la resolución, la primera de su tipo aprobada por un parlamento europeo. La resolución no vinculante también prohíbe el apoyo gubernamental a las organizaciones que respaldan el BDS.

Esa resolución, que alentó a algunos observadores preocupados por el sentimiento de responsabilidad de Alemania hacia Israel y su seguridad está disminuyendo a medida que surge una nueva generación de líderes alemanes, fue respaldada por la Unión Demócrata Cristiana de la Canciller Angela Merkel, así como por el Partido Socialdemócrata Partido Demócrata Libre centrista, e incluso los Verdes.

A simple vista, la aprobación de esta moción con un amplio respaldo parece ser una señal de que Alemania, que sabe una o dos cosas sobre el antisemitismo, reconoce que con su crítica de ciertas políticas israelíes, hay líneas rojas que no se pueden cruzar y el BDS las cruza. Por ejemplo, la resolución dice que una campaña de BDS que pide etiquetar productos israelíes con calcomanías de “No comprar” recuerda el boicot a empresas judías en la era nazi con el eslogan “No compre a judíos”.

Pero además, esta resolución anti-BDS también tiene mucho que ver con la política interna alemana.

El partido de extrema derecha, contra inmigrantes Alternativa para Alemania (AfD), rechazado por la comunidad judía organizada en Alemania y el gobierno de Israel, había propuesto su propia resolución contra el BDS, en un movimiento visto como un esfuerzo para avergonzar al gobierno que no apoyaría una resolución de la AfD, pero que tampoco querría ser visto como que rechazaría una moción anti-BDS.

Como resultado, la coalición de Merkel se adelantó al proyecto de ley de la AfD al presentar su propia resolución. Incluso el partido de izquierda presentó una resolución más suave que pide condenar cualquier declaración antisemita del BDS.

La respuesta oficial de Israel ante la aprobación resolución fue contundente. Todos, desde el primer ministro Benjamín Netanyahu, hasta el ministro de Relaciones Exteriores, Israel Katz, y el presidente de la Knéset, Yuli Edelstein agradecieron y felicitaron al Bundestag, pero sin mencionar al gobierno de Merkel.

“Felicito al Bundestag alemán por la importante decisión que reconoce al movimiento del Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) como un movimiento antisemita y declara que está prohibido financiarlo”, escribió Netanyahu en Twitter.

Katz escribió: “Acogemos con beneplácito la decisión del Bundestag, que por una gran mayoría aprobó una resolución contra el movimiento BDS”.

Del mismo modo, Edelstein tuiteó: “¡Gracias #Bundestag por la valiente e importante decisión!”

¿Por qué este énfasis en el parlamento alemán, a expensas del gobierno alemán, en las respuestas de los funcionarios israelíes? Debido a que mientras el Bundestag condena el BDS como antisemita, Alemania sigue manteniendo una relación comercial sólida con Irán y está a la vanguardia de los esfuerzos europeos para establecer formas de eludir las sanciones de Estados Unidos contra Irán para seguir impulsando el comercio con la República Islámica.

En Jerusalén existe la preocupación de que Berlín ahora puede tratar de agitar la resolución anti-BDS en el rostro de Israel cuando éste, o Estados Unidos, critiquen la relación de Alemania con Teherán.

La respuesta oficial a la resolución contra el BDS es una señal de que aunque se aprecia esta medida, la decisión no exime a Alemania, cuya canciller ha dicho que la seguridad de Israel es parte de su razón de ser, de las duras críticas por su relación con Irán, un país que ha declarado abiertamente su deseo de destruir el Estado judío.

Fuente: The Jerusalem Post / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend