Inicio » Judaísmo » Admiremos la naturaleza de Hashem

Admiremos la naturaleza de Hashem

Enlace Judío México e Israel.- En Japón hay un tren llamado “Nakatsu”, que lo apodan “Tren Bala”, y que alcanza los 300 kilómetros por hora.

RAB. DΑVID ZAED

* En Canadá, la compañía “Whale Power”, con sede en Ontario, desarrolla una gama de productos, vinculados a las aspas; turbinas eólicas e hidroeléctricas, y bombas de irrigación y de ventilación. Estos adelantos, permiten a los aviones volar más estables; a los submarinos navegar más ágiles, y a las turbinas, capaces de capturar más energía del viento y del agua.

* En 1948, el ingeniero suizo George de Mestral, inventó el hoy omnipresente “velcro”, neologismo derivado de las palabras francesas velours (“terciopelo”) y crochet (“gancho”). Este tipo de cierres, se utiliza en infinidad de aplicaciones, desde aparatos electrodomésticos hasta las ropas de los astronautas.

* El Centro Eastgate en Harare, Zimbabue, es el edificio comercial y de oficinas más grande del país. Utiliza sistemas de enfriamiento no convencionales, que regulan la temperatura durante todo el año, sin necesidad de utilizar equipos de aire acondicionado, en una zona de África donde las temperaturas no bajan de los 35 grados centígrados.

* En la NASA se desarrolló un sistema provisto de minúsculas escamas, que disminuye la resistencia aerodinámica y evita que las bacterias se adhieran a su superficie. Cuando esto se aplica a un avión, aunque apenas sea en un 1%, se pueden ahorrar 94.000 litros de combustible al año.

* Biólogos del Laboratorio Nacional de Ingeniería y Medio Ambiente de Idaho (Estados Unidos) elaboraron un pegamento tan poderoso, que adhiere los materiales más duros, y es resistente al agua.

* Investigadores han creado la pantalla de TV conocida como “Mirasol”, que refleja la luz en vez de transmitirla desde la parte de atrás, como lo hacen los monitores LCD. Con esta pantalla se puede leer perfectamente bajo la luz del sol y su batería es más duradera.

* En el Instituto Tecnológico de Massachusetts han desarrollado un material hecho de vidrio y plástico, que puede ser de gran utilidad para la confección de dispositivos de enfriamiento; recoger agua y otros líquidos provenientes de la humedad del ambiente, e incluso para la limpieza de derrames tóxicos.

* Los ingenieros aeronáuticos han diseñado alas de aviones movibles y retráctiles, y con eso han obtenido menos resistencia a la fricción del aire, y, por consiguiente, menos gasto de combustible.

* Químicos estadounidenses crearon el compuesto impermeable más resistente al agua, conocido hasta el momento. El material “súper hidrofóbico”, podría conservar la ropa seca y prevenir la formación de hielo en los motores de los aviones, afirman los expertos que trabajaron en el tema.

Ahora bien: todos estos datos, son algunos de los adelantos de la ciencia y la tecnología de los últimos tiempos. Pero esta sección se llama: “¡ADMIREMOS LA NATURALEZA DE HASHEM!”. Cualquiera, con toda razón, se podría preguntar: “¿Se puede saber qué tiene que ver todo esto con la naturaleza?”.

La respuesta es que los científicos, que nos merecen todo nuestro reconocimiento por sus investigaciones, se han inspirado para crear todo lo que hemos expuesto, en… La naturaleza.

Veamos:

* El Tren Bala, con su velocidad de 300 km/h, cada vez que emergía de un túnel generaba un estruendo que podía escucharse a 400 metros de distancia. El tren comprimía el aire en el túnel de tal forma que, al salir, producía una gran explosión de sonido.

La respuesta llegó de la mano de Eiji Nakatsu, quien además de ser ingeniero, es aficionado a los pájaros. El tren de Nakatsu, que se inauguró en 1997, incluyó un rediseño de la parte frontal inspirada en el pico aerodinámico de un pájaro llamado Martín Pescador.

Pero también implementó mejoras inspiradas en las plumas de las lechuzas, aves conocidas por su vuelo silencioso, y del abdomen del pingüino Adelaida, que se desliza con un mínimo de resistencia en el agua.

* La ballena jorobada pesa 36 toneladas, pero es uno de los nadadores, buceadores y saltadores más elegantes del mar. Tal como demostró hace quince años el biomecánico Frank Fish (coincidentemente, la palabra de este apellido, en inglés, significa “pez”), estas habilidades dinámicas se deben en gran medida a las protuberancias irregulares en la parte frontal de sus aletas, llamadas tubérculos. Así como sucede con las alas de los aviones, las ballenas colocan sus aletas en diferentes ángulos de inclinación para aumentar la velocidad de subida. Igualmente, gracias a esta observación, las aspas de las hélices de los generadores de energía eólica, tienen esas protuberancias parecidas a las de la ballena.

* El ingeniero suizo George de Mestral, quien inventó el “velcro”, se inspiró nada menos que en el cardo, cuando vio que los abrojos de esta planta se adherían fuertemente a sus ropas…

* Ese gigantesco edificio en el África subsahariana, que no necesita equipos de aire acondicionado para ventilar sus espacios, es casi una réplica de los montículos de termitas, que se asemejan a enormes hormigueros (en realidad son termiteros), llenos de conductos intercomunicados donde circula el aire, y lo mantiene fresco.

* Las minúsculas escamas elaboradas en la NASA, son una copia de la piel del tiburón, y de ahí aprendieron a hacerlas.

* Los mejillones necesitan quedarse pegados fuertemente a las paredes de las rocas subacuáticas, y para eso producen una resina con propiedades adhesivas, que supera en eficiencia a cualquier “superpegamento” comercial, elaborado artificialmente. A los investigadores solamente les bastó analizar la composición química de ese adhesivo natural, y reproducirlo luego en el laboratorio.

* La novedosa pantalla “Mirasol” está inspirada en las iridiscentes alas de la mariposa, que brillan a la luz del día.

* Un pequeño escarabajo del desierto de Namibia ha logrado desarrollar una brillante estrategia para sobrevivir en este hábitat tan seco: recoge agua por la condensación de la niebla, en gotas que se forman sobre crestas en su espalda. Observando este insecto, los cerebros del Instituto Tecnológico de Massachusetts desarrollaron su técnica.

* Los ingenieros aeronáuticos aprendieron a mejorar el diseño de las alas de los aviones, observando a las técnicas de vuelo de los pájaros, en especial, de los cóndores.

* El material más impermeable que se haya fabricado hasta hoy, es una copia fiel, de la suave y tersa superficie de la flor de loto…

Cuando pronunciamos la “Amidá” en los días laborables, tres veces al día, alabamos a Hashem por proporcionar sabiduría e inteligencia a la persona. Realmente, es de admirar cómo el hombre se supera permanentemente para crear elementos que nos hagan la vida más fácil y confortable. Nos asombramos diariamente con el advenimiento de cada vez más adelantos de la ciencia, que nos legan los grandes sabios con sus investigaciones y descubrimientos.

Pero tenemos que saber que éstos, son sólo los alumnos…

Volteemos a ver a la “Maestra”: La Naturaleza. La Creación maravillosa, extraordinaria, inigualable e inacabable, de Hashem.

Estudiando a los animales, a las plantas, a los minerales, todos en estado silvestre y natural, nos hace exclamar: “¡Cuán Grandes son Tus Obras, Hashem!”.

Lo que estamos descubriendo apenas en las últimas décadas, estuvo frente a nuestros ojos durante más de cinco milenios.

Repitiendo el título de este artículo: “¡Admiremos la Naturaleza de Hashem!”. No solamente cuando nos deleitamos con los maravillosos colores de una flor. También, cuando observamos una máquina…

 

 

Fuente:revista jodesh tob iyar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend