Inicio » Noticias » Antisemitismo » Escuelas secundarias de Chicago retiran anuarios por contenido vinculado a la supremacía blanca nazi

Escuelas secundarias de Chicago retiran anuarios por contenido vinculado a la supremacía blanca nazi

(JTA) – Un alumno superior de Highland Park en Chicago utilizó una cita del zar de propaganda de Hitler, Goebbels; Las escuelas cercanas gastan más de $ 50,000 en reimprimir los anuarios que contienen fotos de estudiantes haciendo el “ok” al revés

YVETTE ALT MILLER

Los administradores de las escuelas secundarias en dos suburbios de Chicago están deteniendo la distribución de los anuarios después de que supuestamente los estudiantes incluyeran elementos antisemitas, nazis y supremacistas blancos.

Highland Park High School, ubicada a 15 millas al norte de Chicago, es un suburbio frondoso con una considerable población judía. Los estudiantes allí se graduarán el 29 de mayo, pero lo harán sin sus anuarios después de que los estudiantes informaran a los administradores escolares de dos citas ofensivas, por lo que se detuvo su distribución.

A cada estudiante que se graduó se le pidió que seleccionara una cita. Una que sorprendió fue la del alumno que atribuyó a “Anónimo“, pero se atribuye ampliamente a Joseph Goebbels, ministro de propaganda de la Alemania nazi: “Si dices una mentira suficientemente grande, y la dices con suficiente frecuencia, se creerá“. La otra no se ha hecho pública, pero se la ha descrito como de naturaleza antisemita.

Las citas de los alumnos senior son revisadas y aprobadas por un equipo, y asumimos toda la responsabilidad por haber omitido las citas que nunca debieron haber sido publicadas en el anuario“, dijo en un comunicado el distrito 113 de la escuela secundaria de Township High, que incluye a Highland Park High.

La directora de Highland Park, Deborah Finn, explicó la decisión de detener la distribución del anuario.

Estas citas no se alinean con nuestra misión y valores y no tienen lugar en nuestra comunidad de aprendizaje“, dijo. “Trabajamos activamente para eliminar el discurso de odio y el antisemitismo en todos nuestros espacios de aprendizaje“.

Anteriormente, los funcionarios escolares de las cercanías de Oak Park y River Forest High School tuvieron que detener la distribución de su anuario después de que se descubrió que 18 fotos mostraban a los estudiantes haciendo un gesto con la mano comúnmente asociado con la supremacía blanca. La superintendente Joylynn Pruitt-Adams envió un correo electrónico a los estudiantes y padres el 17 de mayo explicando que el símbolo de la mano, un signo “OK” al revés, “tiene diferentes significados“, pero que “más recientemente se lo ha asociado con el nacionalismo blanco“.

Pruitt-Adams dijo que no tenía más remedio que detener la distribución de los anuarios.

Independientemente de la intención, el impacto negativo potencial de este gesto nos ha llevado a decidir que no podemos distribuir el anuario tal como está“, dijo.

La escuela finalmente decidió reimprimir los anuarios sin las fotografías que contenían el símbolo de la mano a un costo de $ 53,000.

El representante Mo Brooks, de Alabama, lee “Mein Kampf” en el Congreso, 25 de marzo de 2019 (captura de pantalla de YouTube)

Ambos incidentes se hacen eco de una controversia similar el año pasado en Andover High School en Andover, Massachusetts, cuando un estudiante incluyó la misma cita atribuida a Goebbels. En Andover, los funcionarios escolares dejaron de vender los anuarios después de que surgieran inquietudes sobre la cita y se disculparon por su inclusión.

A principios de este año, un congresista republicano de Alabama se refirió a la concepción de los nazis de la “gran mentira” durante un discurso en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos. En ese caso, Mo Brooks no estaba respaldando el concepto; comparaba desfavorablemente a los demócratas y los medios de comunicación con los nazis que utilizaban la propaganda para distorsionar la percepción pública.

Un columnista del Chicago Tribune criticó a los estudiantes que incluyeron las citas, pero dijo que estaba dispuesto a darles el beneficio de la duda.

Pasar las bromas internas en el anuario es una larga tradición entre los estudiantes de secundaria que intentan ser graciosos“, escribió Randy Blaser. “Puede ser tonto, pero no pretende indicar un odio secreto o ataques racistas“.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *