Inicio » Opinión » Entrevistas y Reportajes » Auschwitz, el Barrio Rojo, Yellowstone y otros famosos destinos turísticos en los que no deberías tomarte una selfie

Auschwitz, el Barrio Rojo, Yellowstone y otros famosos destinos turísticos en los que no deberías tomarte una selfie

Enlace Judío México e Israel.- Ya sea por la prohibición estricta de las autoridades, por su peligrosidad o por tratarse del lugar de la masacre, hay distintos destinos turísticos en los que los visitantes no deben tomarse fotografías.

Las fotografías inapropiadas que turistas e influencers se tomaron durante sus visitas a Chernóbil en las últimas semanas, enojaron a muchas personas en redes sociales por “el poco respeto” que mostraban hacia el lugar en el que perdieron la vida más de 4.000 ucranianos, tras el desastre nuclear de 1986.

Pero Chernóbil no es el único lugar del mundo en el que los turistas no deben sacarse fotografías. Ya sea por la prohibición de las autoridades, por su peligrosidad, o por tratarse del lugar de una masacre, son muchos los enclaves turísticos en los que los visitantes no deberían posar para la cámara.

Estos son algunos de los más conocidos.

Selfies mortales en el Gran Cañón

En lo que va de año, cuatro turistas murieron en el Gran Cañón cuando intentaban sacarse una vertiginosa fotografía para su Instagram. A pesar de que las autoridades han pedido a los visitantes de este parque nacional de Arizona precaución, cada año mueren media docena por acercarse de forma imprudente al borde del abismo.

Sacarse una impactante fotografía lleva a los turistas a exponerse a situaciones de riesgo. Mantienen el equilibrio en lugares imposibles, escalan peligrosamente los desfiladeros áridos del cañón y se desvían de las rutas y pasarelas designadas para la visita.

Según los escritores locales Tom Myers y Michael Ghiglieri, desde que el parque abriera al público en 1896, se registraron en el lugar 685 muertes.

Preikestolen, el Púlpito de Noruega

A 604 kilómetros de altura de un fiordo de aguas gélidas se alza imponente el Preikestolen. Los colores que tiñen el cielo al alba y la majestuosidad de la formación rocosa, invitan al turista a acercarse y tomar fotografías para retratar la abrumadora belleza del enclave de Noruega.

No hay vallas ni barreras protectoras que impidan al visitante acercarse al abismo, y al igual que ocurre en el Gran Cañón, el turista se confía en exceso y se acerca sin miedo al precipicio. Al menos, 50 de ellos resbalaron y cayeron estrepitosamente en las últimas décadas.

Cuerpos disueltos en minutos en Yellowstone

“Había una cantidad significativa (de restos) en disolución”, contó a los medios el guardián del parque Yellowstone, Lorant Veress, después de que en 2016 encontraran el cadáver de Colin Nathaniel Scott, un joven que había caído a una de las fuentes termales de Yellowstone. Según informaron las autoridades, su hermana grabó en video toda la escena, pero el video nunca fue difundido.

En este famoso parque nacional del estado de Wyoming han muerto al menos siete personas al caer en sus aguas termales. Aunque se trata de un paisaje extraordinario, es realmente peligroso. La temperatura del agua es tan alta y tiene tanta acidez, que los cuerpos se desintegran en sólo minutos.

La Capilla Sixtina, Italia

Ni con flash, ni sin flash. En el interior de la Capilla Sixtina está completamente prohibido sacar ninguna fotografía, y una vez entras, decenas de personas vigilan que cumplas la regla impuesta por el Vaticano para preservar los frescos de Miguel Ángel.

Michelangelo Buonarroti comenzó a pintar el techo de la capilla en el año 1508, y tardó cuatro años en terminar su trabajo. Hoy, la obra es una de las más famosas del mundo, y una de las más emblemáticas del Renacimiento Italiano.

Prohibida la cámara en el Barrio Rojo, Holanda

Los escaparates de los burdeles del Barrio Rojo de Holanda son famosos en todo el mundo. En ellos se encuentran las prostitutas, a las que una nueva ley aprobada en 2018 prohíbe mirar durante las rutas turísticas y fotografiar, con el fin de preservar su intimidad.

“No solemos tener ningún problema con los turistas, nos hemos acostumbrado, siempre que muestren respeto por nosotras. Hay quien se ríe, toca los escaparates para asustar o nos hace fotos. Es normal que muchos se sorprendan, pero hay unos límites”, dijo una trabajadora sexual llamada Caya a la agencia EFE.

Si el guía turístico no cumple la norma, se le sancionará con una multa de €190 (USD 214), que puede elevarse a €950 (USD 1070) si el profesional trabaja para una agencia de turismo, y no es independiente.

Museo de Auschwitz, Polonia

Al igual que ocurre con Chernóbil, Auschwitz es el lugar de una masacre. Allí murieron durante la Segunda Guerra Mundial. Por este motivo, el museo insta a los visitantes a abstenerse de sacar “fotografías frívolas” durante el recorrido. Especialmente, piden que no se fotografíe las vías por las que circulaban los trenes que conducían a las víctimas hacia su muerte.

Valle de los Reyes, Egipto

Cuenta la leyenda, que si alguien viola la restricción y saca una fotografía en el Valle de los Reyes le perseguirá “la maldición del faraón”, y sus dispositivos electrónicos dejará de funcionar. Aunque es imposible saber si el faraón perseguirá al turista que saque una fotografía, se puede afirmar con certeza que en este enclave turístico de Egipto quienes sí te seguirán son los guardias, que incluso, tienen derecho a arrebatarte la cámara.

 

 

 

Fuente:infobae.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Send this to friend