Inicio » Judaísmo » ¿Es “El Mesías” un concepto cristiano?

¿Es “El Mesías” un concepto cristiano?

Enlace Judío México e Israel.- Cuando era un adolescente, me formularon una pregunta que me sorprendió. Yo estudiaba en una escuela secundaria judía de Londres y tenía una fuerte identidad judía, a pesar de que mi prioridad no era aprender sobre el judaísmo.

RAV LAWRENCE HAJIOFF

Estaba en un Shabatón con un grupo de mis amigos y otros 200 adolescentes judíos. Naturalmente creíamos que sabíamos todo lo que se puede saber sobre el hecho de ser judíos. Una persona tomó el micrófono y nos dijo:

—Ustedes creen saber mucho sobre judaísmo. Bueno, permítanme hacerles una simple pregunta: ¿Cómo se llamaba la madre de Jesús?

— ¡María! —respondió todo el grupo al unísono.

—Muy bien ¿Cómo se llamaba la madre de Moshé?

Silencio… Finalmente alguien gritó: “Miriam” y otro: “Tzipora”.

Ambos estaban equivocados. Nadie lo sabía (Se llamaba Iojeved). ¿Cómo podía saber más sobre Jesús que sobre Moshé? Yo sabía que el judaísmo rechazaba que Jesús haya sido el Mesías, pero ignoraba por completo cuál era la perspectiva del judaísmo respecto al Mesías.
Pasaron muchos años y ahora doy cursos y seminarios sobre la perspectiva judía sobre el Mesías. No me sorprende oír que muchos judíos creen erróneamente que todo el concepto del Mesías es algo exclusivamente cristiano.

No lo es. Esta es la razón.

La historia judía tiene un comienzo, un medio y un final. Todo desafío que enfrentamos a lo largo de la historia, cada exilio, cruzada, pogromo y el Holocausto nos lleva a lo que la Torá llama “El final de los días”. Esto se refiere a una era en la que el pueblo judío volverá a salvo a Israel, nuestra tierra patria, y podrá vivir en paz sin ser atacado por lo que somos ni por lo que creemos.

Esta redención final no afectará sólo a los judíos, sino a todo el mundo. El profeta Isaías describe una visión del mundo pacífico que nos espera. Sus palabras están grabadas en el muro exterior de las Naciones Unidas: “Cambiarán las espadas por arados, y sus lanzas por podadoras: ninguna nación levantará su espada en contra de otra, tampoco continuarán estudiando estrategias de guerra”. El mundo reconocerá la realidad de Dios y la verdad de la Torá, y finalmente la guerra desaparecerá de la faz de la tierra.

Piensa en esto como si fuera la última página de una novela cautivante o los últimos momentos de una película intensa, cuando el clímax ata todos los cabos sueltos y todo se revela por completo en el desenlace de la historia. Cada episodio de la historia mundial finalmente tendrá sentido.

El término hebreo para Mesías es Mashíaj. La tradición judía enseña que el Mashíaj será un ser humano normal, que nacerá de padres humanos. También será un gran líder y un erudito de Torá. Él aprovechará esos talentos para precipitar una revolución mundial que traerá una justicia social perfecta para toda la humanidad. El Mashíaj también será un gran profeta, su nivel de profecía será inferior sólo a la profecía de Moshé. Él necesitará todos estos poderes para cumplir su misión.

Como líder y redentor judío, el Mashíaj tendrá varias tareas. Estas son algunas de ellas (para más detalles, ver los dos últimos capítulos del Libro de Leyes de Maimónides):

1. Difundir el conocimiento de la Torá a todo el pueblo judío

2. Inspirar a los judíos para que vuelvan a su fe

3. Hacer retornar a nuestra patria, Israel, a todos los judíos esparcidos por el mundo

4. Enseñarle a todo el mundo que sólo existe Un Dios Verdadero

5. Construir el tercer y último Templo en el Monte del Templo en Jerusalén

Cada una de esas tareas, y muchas más, establecerán una nueva realidad de paz para toda la humanidad, pondrán fin a toda guerra y derramamiento de sangre, y dará comienzo a una nueva era de paz y prosperidad para toda la humanidad.

El hecho de que ninguna de estas tareas se haya completado hasta ahora significa que el Mesías aún no ha llegado a la escena de la historia mundial.

Sin embargo, todo lo que vemos en el mundo actual son señales de que la llegada del Mesías está cerca; por ejemplo el retorno del pueblo judío a Israel, el reconocimiento de la ciudad de Jerusalén como la capital eterna del pueblo judío en la Tierra de Israel y que en todo el mundo los judíos estén reconectándose con su fe judía.

En las palabras de Maimónides: “El Mesías, que será un rey descendiente del Rey David, será más sabio que el Rey Shlomó. Él instruirá a todo el pueblo judío respecto al camino de Dios. Además las naciones del mundo vendrán a escucharlo hablar, tal como lo predijo el profeta (Isaías 2:2-3): ‘Al Final de los Días la montaña de la casa de Dios (el Templo de Jerusalén) se erigirá sobre todas las otras montañas y se elevará bien alto sobre las colinas y las naciones fluirán hacia ella. Muchos vendrán y dirán: ‘Vengan, subamos a la montaña de Dios, a la casa del Dios de Israel. Él, el Mesías, nos enseñará sus caminos, y transitaremos Sus senderos’”.

Que todos veamos y sintamos esta redención final muy pronto y que disfrutemos la paz que anhelamos y por la que rezamos cada día.

 

 

Fuente:aishlatino.com

3 Comments

  1. Juan Carlos Partida Herrera dice:

    Disculpen mi ignorancia pero quisiera saber qué es pogrom.
    Es una palabra que he visto varias veces en sus artículos.
    Les agradecería si tienen algún artículo publicado sobre ese tema me lo compartan.

  2. Jorge Luis dice:

    progrom, es matanza o persecusion, puede ser algo institucionalizado como lo que pretende hacer Trump en estados unidos al negar sistematicamente derechos a los extranjeros que migran a su pais, cabe recalcar que es este personaje el que promueve una politica de reconocimiento de la capital de Israel desde la cupula politica mundial, por lo que interpretarlo como una señal divina de la primera venida del mesias, es debatible

  3. rodolfo silva romero dice:

    Como el meteoro que surca la tierra de extremo a extremo, asi sera la llegada del MESIAS , enviado del todo poderoso CREADOR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *