avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- Murieron 7 personas en la explosión que según los informes de la agencia de noticias TASS de Moscú estaban relacionados con una “fuente de energía de radioisótopos

Funcionarios de inteligencia estadounidenses han indicado que creen que una explosión en el norte de Rusia la semana pasada pudo haber estado relacionada con el trabajo en un misil de crucero de propulsión nuclear, informó el lunes The New York Times.

La explosión del jueves en el sitio de prueba de misiles de Nenoksa cerca de Severodvinsk lanzó radiación a la atmósfera, matando al menos a siete personas y alimentando la especulación sobre la búsqueda de una tecnología armamentística por parte de Rusia examinada y abandonada por Washington durante el apogeo de la Guerra Fría.

Si se despliega con éxito, tal arma representaría una amenaza estratégica para los Estados Unidos porque sería capaz de eludir las actuales defensas antimisiles estadounidenses. Sin embargo, actualmente no hay indicios de que los rusos hayan logrado tener éxito donde sus rivales geopolíticos han fallado.

Fuentes de inteligencia anónimas dijeron al Times que creían que la explosión estaba relacionada con un misil prototipo conocido en los círculos de la OTAN como el Skyfall SSC-X-9, que teóricamente podría llegar a cualquier parte del planeta. El presidente ruso, Vladimir Putin, mostró una animación de dicho sistema el año pasado.

En esta foto tomada del video tomado del sitio web oficial del Ministerio de Defensa ruso el jueves 24 de mayo de 2018, el submarino nuclear ruso Yuri Dolgoruky prueba los misiles Bulava desde el Mar Blanco el martes 22 de mayo de 2018. (Servicio de prensa del Ministerio de Defensa ruso)

Si bien los rusos inicialmente negaron que la explosión tuviera un componente nuclear, la agencia estatal de noticias TASS luego informó algo enigmáticamente que quienes murieron durante la prueba de misiles habían estado “involucrados en el trabajo relacionado con una fuente de energía de radioisótopos“.

Jeffrey Lewis, del Centro James Martin para Estudios de No Proliferación, un destacado experto en armas y proliferación, tuiteó que él y sus colegas sospecharon “que algo salió mal durante o después de una prueba rusa de su misil de crucero de propulsión nuclear“.

En primer lugar, Rusia parece haber trasladado recientemente las pruebas SSC-X-9 a Nenoksa. El año pasado, Rusia construyó un área de lanzamiento que se parece mucho a la que se retiró de Novaya Zemlya con un refugio sobre rieles”, tuiteó.

Segundo, podemos ver el Serebryanka, un transportador de combustible nuclear, sentado frente a la costa dentro de la zona de exclusión. (Es visible en imágenes de satélite y su transpondedor AIS está encendido). Esta embarcación se utilizó anteriormente el verano pasado en un esfuerzo por recuperar un SSC-X-9 estrellado. En tercer lugar, ROSATOM, la corporación estatal rusa de energía atómica, ahora ha admitido que cinco de sus empleados murieron mientras brindaban ‘ingeniería y soporte técnico de fuentes de energía isotópicas en un sistema de propulsión líquida’”.

Las tensiones entre Estados Unidos y Rusia han aumentado en los últimos años por los conflictos en Siria y Ucrania, así como por las diferencias entre Washington y Moscú sobre el programa nuclear de Irán y los esfuerzos del Kremlin para influir en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

Washington anunció recientemente que aceleraría su desarrollo de nuevos sistemas de misiles balísticos y de crucero tras su retirada del tratado nuclear de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF) con Rusia.

Rusia perdió recientemente un submarino de propulsión nuclear y 14 marineros.

Fuente: The Times of Israel / Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí