Inicio » Opinión » Historia Judía » Héroes olvidados: La Resistencia Judía y el Éxodo 1947

Héroes olvidados: La Resistencia Judía y el Éxodo 1947

Enlace Judío México e Israel.- Veteranos de la Resistencia Judía en Francia participaron en el rescate de decenas de miles de judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Ellos proporcionaron a los emisarios de la Tierra de Israel infraestructura vital para las actividades sionistas clandestinas en Francia, incluyendo dinero, mano de obra, documentos falsificados, alojamiento, y contactos entre las autoridades francesas. En julio-agosto de 1947, estuvieron involucrados significativamente en la historia dramática del Éxodo 1947, el barco lleno de sobrevivientes del Holocausto que los británicos hicieron regresar. Es lamentable que su contribución a la creación del Estado de Israel está casi completamente ausente del recuerdo colectivo.

DRA. TSILLA HERSHCO

Julio y agosto del 2019 marcan el 72o aniversario del barco Éxodo 1947 (originalmente llamado Presidente Warfield), quizás el intento más dramático posterior a la Segunda Guerra Mundial por romper el bloqueo naval británico y llevar a sobrevivientes del Holocausto a la Palestina del Mandato.

El barco, con más de 4,500 refugiados judíos a bordo, dejó el puerto francés Sète el 11 de julio de 1947. Fue interceptado por los británicos, y después de una resistencia determinada, sus pasajeros fueron regresados a Port-de-Bouc en Francia en tres barcos de deportación. Los refugiados se rehusaron a abandonar la costa francesa, y permanecieron en los barcos bajo condiciones difíciles en el pesado calor de agosto. Finalmente fueron llevados por la fuerza por los británicos a Hamburgo, Alemania – el país que acababa de asesinar a seis millones de sus hermanos.

El caso, que conmovió al mundo, recibió extensa cobertura de los medios de comunicación y ha sido objeto de mucha investigación y consiguiente emprendimiento creativo, incluyendo novelas y películas. Hay mucho en que enfocarse: el movimiento Briha (escape clandestino de Europa a la Palestina del Mandato), el movimiento de inmigración clandestina (Aliá Bet), los propios sobrevivientes, los emisarios de la Tierra de Israel, y la tripulación del barco. Se ha escrito mucho también sobre las circunstancias políticas que rodearon el caso tanto como sus implicaciones con respecto a la lucha por la creación del Estado de Israel.

Todos estos esfuerzos son completamente apropiados. Es lamentable, sin embargo – e históricamente injustificable – que la gran participación de los héroes de la resistencia judía francesa estén casi enteramente ausentes de las numerosas publicaciones y ceremonias de conmemoración relativas al caso del Éxodo tanto como a la lucha más amplia por la creación de Israel.

La organización Resistencia Judía en Francia, que incluía, inter aliá, a redes sionistas tal como el “Ejército Judío” y el “Movimiento Juvenil Sionista, “participó en el rescate de decenas de miles de judíos en Francia durante la ocupación nazi a través de la fabricación de documentos falsificados, el ocultamiento de niños y adultos, y el contrabando de caravanas a Suiza y a España.

Al final de la guerra, David Ben-Gurión nombró a Avraham Polonski (Monsieur Pol), un líder de la resistencia judía en Francia, como comandante de la Haganá en Francia y África del Norte. Los voluntarios que se unieron a la organización, en general veteranos de la resistencia judía, participaron en muchas actividades cruciales: la Briha; inmigración clandestina y legal; la falsificación de documentos; la transferencia de armas al Ishuv; y establecimiento de sistemas de comunicación, campamentos de inmigrantes, y campamentos de entrenamiento militar. Ellos proveyeron a los emisarios de la Tierra de Israel de dinero, mano de obra, certificados, alojamientos, y contactos con autoridades francesas. Estos contactos eran particularmente importantes ya que las autoridades de seguridad francesas, motivadas por consideraciones humanas, a menudo hacían la vista gorda ante la inmigración “ilegal” de sobrevivientes del Holocausto. Más tarde, muchos veteranos de la resistencia hicieron aliá y participaron en la Guerra de Independencia.

Miembros de la Haganá en Francia y África del Norte bajo el mando de Polonski estuvieron involucrados en la operación Éxodo desde sus etapas tempranas: falsificaron documentos de viaje, ayudaron en el transporte de sobrevivientes a la frontera entre Estrasburgo-Mulhouse, reclutaron a estudiantes de medicina, organizaron la recepción de refugiados por parte de la Cruz Roja, y acompañaron a los refugiados en su viaje desde las estaciones de tren fronterizas a Marsella.

Miembros de la Haganá en Francia, bajo el liderazgo de Polonski, desempeñaron también un rol importante en preparar alojamientos para los refugiados.

Aprovechando sus contactos y dando sobornos, incluso se las arreglaron para superar el obstáculo de una huelga de camioneros en Marsella obteniendo el consentimiento de sus líderes para transportar a los refugiados a su destino en Sète. Luego de la llegada de los tres barcos de deportación a Port-de-Bouc con los pasajeros del Éxodo, el equipo de Polonski ayudó a impedir que los británicos obligaran a los pasajeros a desembarcar.

El equipo siguió a los agentes británicos en la costa, buscó ayuda de los sindicatos de comercio franceses, y proporcionó suministros a los sobrevivientes en los barcos. A lo largo de la operación, un sistema de comunicaciones central, estacionado en París, facilitó el contacto entre todos los actores.

Es una gran injusticia que la contribución enorme de los veteranos de la resistencia judía francesa a la creación del Estado de Israel ha sido recortada casi completamente del recuerdo colectivo de Israel. Una explicación posible para su escisión de la narrativa respecto al caso del Éxodo podría ser la actitud protectora de los emisarios de la Tierra de Israel y su énfasis en su propia contribución. Podría también relacionarse con la tendencia de los veteranos de la resistencia judía a mantener en secreto sus actividades en la posguerra, lo que hicieron muchos de ellos años después.

Esta injusticia debe ser corregida. La contribución de la resistencia judía francesa – no sólo el caso del Éxodo, sino a la creación misma de Israel – merece asumir su lugar propio como una parte integral del panteón histórico de Israel.

 

 

*La Dra. Tsilla Hershco es investigadora asociada en el BESA Center. Es autora de Los que caminan en la oscuridad verán la luz: La resistencia judía en Francia durante el Holocausto y la creación de Israel, 1940-1949.

 

 

Fuente: The Begin-Sadat Center for Strategic Studies
Traducido por Marcela Lubczanski para Enlace Judío México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *