Inicio » Noticias » Internacional » ONU pide a Autoridad Palestina rendir cuentas por su discurso de odio y antisemitismo

ONU pide a Autoridad Palestina rendir cuentas por su discurso de odio y antisemitismo

Enlace Judío México e Israel – La ONU llamó seriamente la atención este martes a la Autoridad Palestina por el discurso de odio y antisemitismo contenido en sus declaraciones oficiales y libros de texto, informó el periódico The Jerusalem Post.

“Varios informes de ONG señalaron prejuicios antisemitas y antiisraelíes e incitación al odio, especialmente en los medios [palestinos] y los discursos de funcionarios estatales. ¿Puede el Estado parte [la Autoridad Palestina] dar alguna explicación al respecto?”, cuestionó el miembro del comité Chinsung Chung de Corea del Sur durante una sesión del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de la ONU en Ginebra.

Silva Albuquerque, miembro del Comité, dijo haber recibido reportes por parte de ONG sobre ejemplos de racismo y antisemitismo en la Autoridad Palestina, particularmente en sus libros escolares.

“Nuestra convención obliga a los Estados partes a adoptar medidas inmediatas y efectivas, particularmente en educación, para combatir la discriminación racial y los prejuicios entre diferentes grupos raciales y étnicos, sobre la jurisprudencia”, dijo.

Albuquerque solicitó a la delegación de la Autoridad Palestina por ejemplos específicos de cómo había abordado este problema. El representante del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Autoridad Palestina, Ammar Hijazi, habló brevemente al final de la audiencia.

Hijazi tildó de “lamentables” a las acusaciones sobre discurso de odio sobre la Autoridad Palestina. “No discriminamos a ninguno de nuestros ciudadanos por motivos étnicos, religiosos o sexuales. Somos un Estado que está tratando de encontrar su camino y aún formulando sus leyes”, dijo Hijazi.

Acusó a los miembros del comité de aceptar los reportes de ONG que fueron “fundadas y financiadas para negar a los palestinos sus derechos, su narrativa y difundir falsedades sobre ellos”, y agregó que esta actividad solo daña la integridad de la ONU.

Aceptar que “Palestina es un Estado”, dijo, es un problema para ellos, dijo Hijazi. Proporcionar a estas organizaciones de “propaganda” un podio solo politiza el trabajo del comité, añadió.

Hillel Neuer, director ejecutivo de UN Watch, una ONG que se posiciona a favor de Israel en el ámbito internacional, dijo a The Jerusalem Post en respuesta que era lamentable que los palestinos trataran de evadir la responsabilidad. “Querían firmar tratados y ahora están obligados a rendir cuentas”, dijo Neuer.

Para Gerald Steinberg, de la organización ONG Monitor, dijo que la audiencia había sentado un “precedente importante” para el tema, y agregó que: “Los palestinos se ven obligados a lidiar con su propio antisemitismo, incluso en sus libros de texto. Y, a diferencia de los procedimientos habituales en el Consejo de Derechos Humanos, los miembros de este comité de expertos escucharon las presentaciones de ONG Monitor, UN Watch e Impact-SE, y desafiaron a los palestinos”.

Antes de la audiencia del martes, las organizaciones UN Watch y NGO Monitor proporcionaron al comité información sobre el discurso de odio y el antisemitismo en la Autoridad Palestina, incluso en sus libros de texto. Los miembros de ambos grupos también hablaron en un evento fuera de cámara con el comité antes de la audiencia.

La asesora legal de UN Watch, Dina Rovner, dijo al comité que los medios de comunicación de la Autoridad Palestina “perpetúan los estereotipos antisemitas, como que los judíos son codiciosos, que son parte de una conspiración para controlar el mundo, que son asesinos de bebés y que envenenan a los palestinos y roban sus órganos.

“Los medios de comunicación palestinos también glorifican y alientan el martirio en la lucha para liberar a Palestina desde el río [Jordán] hasta el mar [Meidterráneo], lo que significa eliminar a Israel, y difunden canciones y videos que abogan por matar judíos e israelíes”, dijo.

Rovner explicó al comité que la población minoritaria en los territorios palestinos era muy pequeña, que los cristianos eran una minoría perseguida allí y que no había comunidad judía viviendo bajo el control de la Autoridad Palestina.

Durante más de dos horas, los miembros del comité hicieron preguntas a la delegación palestina sobre áreas de preocupación con respecto a su informe.

Chung señaló que la delegación había centrado al menos una parte de su informe en las acciones israelíes contra los palestinos, y las cuestiones relacionadas con la “ocupación” y la construcción de asentamientos israelíes.

Estos problemas son conocidos y debatidos en otros lugares, dijo. “Los asentamientos israelíes no solo son ilegales según el derecho internacional, sino que también presentan un obstáculo para el disfrute de los derechos humanos por parte de toda la población”, dijo Chung.

Pero el propósito de este comité es centrarse en los “problemas de derechos humanos entre los propios palestinos”, que el gobierno palestino es responsable de corregir, dijo.

Chung preguntó particularmente sobre el tratamiento de drusos y circasianos bajo la Autoridad Palestina. Los miembros del comité pidieron mejores datos sobre las minorías en los territorios palestinos; aplicación de la convención; y el proceso de creación y aplicación de leyes contra el racismo y la discriminación, particularmente con respecto a los crímenes de odio.

Señalaron la falta de una clara participación de los grupos no gubernamentales en el informe gubernamental y la presentación de solo cinco informes independientes al comité, de los cuales cuatro provenían de fuera de los territorios palestinos.

Preguntaron qué medidas se habían tomado para reducir el número de refugiados palestinos. También se formularon preguntas sobre la trata de personas y la discriminación contra la mujer, incluso con respecto al matrimonio, la violencia doméstica y las leyes sobre propiedad.

La ONU no reconoce a Palestina como un Estado miembro. Sin embargo, desde su designación de la ONU en 2012 como un Estado no miembro, la Autoridad Palestina ha tenido la capacidad de firmar tratados y convenciones, como la de discriminación racial. Ya ha firmado siete de los nueve tratados de derechos humanos de la ONU que requieren una revisión de su historial de derechos humanos, como si fuera un Estado miembro.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *