Inicio » Opinión » Análisis » La comunidad judía y los vientos que soplan en Argentina

La comunidad judía y los vientos que soplan en Argentina

Enlace Judío México e Israel.- Conjeturando sobre las hipótesis más probables (derivadas de las expectativas electorales en la República Argentina) de que se produzca un cambio político drástico a partir de diciembre del 2019, surgen tres interrogantes claves en el devenir de una justicia argentina tan sensible a los vaivenes de los cambios políticos.

DR. GUIDO MAISULS

1. ¿Cómo se seguirán desarrollando las causas del atentado a la AMIA?

2. ¿Qué ocurrirán con las causas por la muerte de Alberto Nisman y el Memorándum de entendimiento Argentina-Irán?

3. ¿Continuarán las querellas de AMIA y DAIA contra la ex presidente Cristina de Kirchner?

La visión del Llamamiento Argentino Judío sobre estas preguntas.

En una nota publicada por un importante referente del “Frente de Todos”, Llamamiento Argentino Judío del 8 de septiembre del 2019, titulada: “El Llamamiento Argentino Judío y las causas AMIA” se manifiesta, entre otros temas, lo siguiente:

“… Entre los diversos partícipes que han elaborado esa estrategia, se cuentan paradojalmente, importantes dirigentes de la entidad de mayor relevancia pública cuando se hace referencia a la colectividad argentina judía y obviamente estamos hablando de DAIA. Subordinada desde un principio a las razones de Estado que condicionaron la política exterior de Israel y EE.UU, sus Servicios de Inteligencia y últimamente a su militancia a favor del gobierno de Cambiemos, la institución local no solo no ha aportado decisiones positivas para el esclarecimiento de esta tragedia, sino que ha propiciado acciones judiciales orientadas a situarla en un limbo que instale la impunidad por tiempos indefinidos.

… Sin embargo fue reactivada por el comportamiento procesal adoptado por DAIA, que se convirtió en querellante de un modo que frente a las sólidas opiniones de prestigiosos juristas que no daban seriedad alguna a los fundamentos de la denuncia, quedó nítidamente instalada en un rol político donde no quedaban dudas de que lo más importante era perseguir a las figuras más relevantes del gobierno anterior.

En el mes de enero de este año, la dirección de AMIA y su presidente, pidieron a DAIA el desistimiento de la acusación contra la expresidenta, considerando que mantenerla era “perjudicial para la comunidad en general” añadiendo que la “revisión de esa terrible decisión de política exterior y su reversión histórica corresponden a toda la sociedad argentina y sus representantes…”. El presidente fue drásticamente acallado y licenciado del ejercicio de su cargo”.

La Comunidad judía no podrá abstraerse de los dramáticos tiempos históricos que atraviesan a la sociedad argentina y sin lugar a dudas, se tendrán que asumir valientes y trascendentes desafíos sobre estos nuevos vientos que soplan en la Argentina. Siempre “Justicia, justicia perseguirás”.

 

 

Fuente:identidades.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *