Inicio » Noticias » Internacional » Muere mujer iraní que se inmoló tras ser arrestada por ingresar a estadio de fútbol

Muere mujer iraní que se inmoló tras ser arrestada por ingresar a estadio de fútbol

Enlace Judío México e Israel – Sahar Jodayarí, una joven iraní que se inmoló frente a un tribunal de Teherán al enterarse de que podría ser condenada a seis meses de prisión por ingresar a un estadio de fútbol, falleció a causa de sus quemaduras.

ZACHARY KEYSER

Jodayarí, también conocida como la “chica azul” por el color de su equipo de fútbol favorito sufrió quemaduras que cubrían el 90% de su cuerpo.

La joven de 29 años intentó disfrazarse de hombre para ingresar al estadio. Fue detenida por las fuerzas de seguridad y luego escoltada rápidamente a la prisión de Qarchak, conocida por ser una de las cárceles más amenazantes del país debido a “condiciones médicas y psicológicas inhumanas”, según Radio Farda.

Al ser puesta en libertad bajo fianza, Jodayarí fue a la oficina del fiscal para recoger su teléfono celular confiscado, donde se enteró de que podría ser condenada a seis meses de prisión y se prendió fuego fuera de la corte.

Su hermana dijo a los medios locales que Sahar sufría de trastorno bipolar y su encarcelamiento había deteriorado su salud mental.

“Lo que le sucedió a Sahar Jodayarí es desgarrador”, dijo Philip Luther, director de investigación y defensa de Amnistía Internacional para Oriente Medio.

“Su único delito fue ser mujer en un país donde las mujeres enfrentan discriminación que está arraigada en la ley y se desarrolla de la manera más terrible en cada área de sus vidas, incluso en los deportes”.

Algunos iraníes han solicitado que la FIFA responsabilice a la federación iraní de fútbol como resultado del juicio.

Los futbolistas iraníes Masoud Shojaei y Vorya Ghaffouri, así como muchos políticos, han condenado a la República Islámica tras el arresto de la chica.

“Así como nos sorprenden las limitaciones que se establecieron contra las mujeres en el pasado, la futura generación también se sorprenderá al descubrir que se prohibió a las mujeres ingresar a estadios deportivos en nuestro tiempo”, manifestó Shojaei, capitán del equipo iraní de fútbol masculino en una publicación de Instagram. “El origen de tales limitaciones es el pensamiento podrido y repugnante del pasado, y será incomprensible para la próxima generación”.

Este incidente se produce casi tres semanas después de que Irán, bajo presión internacional, liberara a un grupo de mujeres que fueron detenidas por ver un partido de fútbol masculino. Las mujeres se disfrazaron de hombres, al igual que Sahar, pero no lograron engañar a los funcionarios iraníes. Su situación tuvo un final más positivo, ya que fueron liberadas de la cárcel.

“Sin lugar a dudas, la inmolación de una joven hoy tras la ampliación de su custodia bajo el cargo de ingresar a un estadio de fútbol se basa en pensamientos anticuados y dignos de vergüenza que las futuras generaciones no entenderán”, añadió Shojaei.

Según Radio Farda, pocas horas después de que Shojaei y Ghaffouri publicaran sus condenas, muchos otros jugadores conocidos se unieron para expresar su apoyo al levantamiento de las restricciones a mujeres en eventos deportivos masculinos.

Irán se ha enfrentado constantemente al escrutinio internacional con respecto a sus leyes de modestia. Según el Telegraph, el régimen dice que las mujeres que miran el fútbol masculino promueven la promiscuidad.

La FIFA cuenta con un código de ética contra la discriminación y ha impuesto al país un ultimátum que debe cumplir en octubre para permitir a las mujeres ingresar a estadios deportivos o el equipo iraní será retirado de los eventos internacionales de fútbol, informó Radio Farda.

Irán es actualmente el único país del mundo que prohíbe a las mujeres participar en eventos deportivos.

El reglamento se deriva de una “ley no escrita” que ha sido “apoyada por conservadores religiosos y políticos de línea dura” desde el cambio de poder durante la Revolución Islámica de 1979.

Los ciudadanos iraníes se han pronunciado en contra de la postura del régimen con respecto a su participación y prácticas poco ortodoxas que rodean el ámbito deportivo, tanto a nivel nacional como internacional.

El hashtag #BanIRSportsFederations se materializó en las redes sociales la semana pasada, pidiendo que se prohíba a Irán participar en campeonatos mundiales, debido a sus ideales arcaicos con respecto a los deportes competitivos en general, calificándolo como “interferencia estatal”, según un informe de la BBC.

Con información de The Jerusalem Post / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *