Inicio » Mujer Judía » La cocina del Katz Jesed Center, una opción para tu futuro

La cocina del Katz Jesed Center, una opción para tu futuro

Enlace Judío México e Israel – El Katz Jesed Center es conocido, principalmente, como un centro donde se brinda ayuda a miembros de la comunidad judía que quieren adquirir ropa, muebles e incluso comida a precios simbólicos o incluso gratuitamente. Pero no todos sabe que, además, cuenta con una cocina Kosher certificada para apoyar a quienes busquen emprender en el ámbito de los servicios alimenticios y no pueden costear por sí mismos una certificación oficial. 

 

 

¿Te gusta la cocina y quieres emprender un negocio pero no tienes forma de obtener una certificación rabínica para distribuir en tiendas Kosher? El Katz Jesed Center es una buena opción para ti. Su cocina, perfectamente equipada y dividida en módulos para cocinar carne, lácteos y parve, está disponible para ayudar a miembros de la comunidad judía que quieran emprender para mejorar su situación económica.

La mente detrás del proyecto es Bella Cabazo, quien nos cuenta cómo, gracias a la donación del equipo —”ya sabes que la mano del judío es extendida—”, pudieron echar a andar esta cocina, que hoy permite que muchas mujeres emprendedoras encuentren un medio de sustento a través de su talento para cocinar productos tan diversos como galletas, tamales o paella.

“Nosotros proveemos todos los utensilios, el gas, lo que necesita una cocina. (Las usuarias) tienen que traer su producto y (un contenedor) desechable para llevárselo, que va sellado con el Kosher Maguén David.”

Los utensilios y equipos de cocina fueron donados por Industrias Delia que, además, renueva los equipos constantemente para que siempre se encuentren en óptimas condiciones.

Unas 25 mujeres se han beneficiado en el año y medio que lleva operando la cocina del Katz Jesed Center, además de empresas de catering que aprovechan el sello de Maguén David para ofrecer sus servicios a miembros de la comunidad que observan el Kashrut.

Una de ellas es Miriam Matz, de 54 años y psicóloga de profesión que, sin embargo, ha encontrado en la producción de alimentos una fuente de ingresos que le permite resolver las necesidades de su vida cotidiana.

“Cuando supe del Gmaj, que ayudaban con el hashgajá, y que era mucho más fácil para nosotros obtener los productos sellados, me puse en contacto con Bella Cabazo y me ha resultado muy, muy bien. La verdad, es una súper ayuda para las mujeres que, de alguna manera, hacemos comida y nos sostenemos de ese medio, porque tener la certificación es importantísimo, si no, no vendes casi nada”, nos cuenta.

Miriam es la mente y las manos detrás “La cocina de la bobe”, una marca que produce tamales, paella, gelatinas y otros productos que se pueden adquirir en diversas tiendas Kosher de la Ciudad de México. La emprendedora dice que “hay muchas señoras en la comunidad que hacen productos de comida; yo les diría que, de veras, se acerquen al Gmaj, que vengan a ver y que van a vender mucho mejor sus cosas.”

Pero, según Bella Cabazo, el servicio de cocina no solo se presta a las emprendedoras. Si algún miembro de la comunidad tiene un evento grande que implique la necesidad de llevar comida certificada a un templo, puede usar las instalaciones para preparar los alimentos. “Ya tenemos gente que ha hecho bar mitzvot, han hecho brit milot, hasta compromisos…”

Si estás interesado o interesada en los servicios que ofrece la cocina del Katz Jesed Center, solo busca a Bella Cabazo y ella te dirá cuáles son los requisitos para beneficiarte de esta forma de ayuda para miembros de la Comunidad Judía de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *