Enlace Judío México e Israel.- La embajadora de Israel en Chile, Marina Rosenberg, envió una carta al presidente del Senado, Jaime Quintana, denunciando una actitud antisemita.

“Me dirijo a usted para expresar mi profunda molestia por un acto de discriminación del cual fui víctima”. De esta forma empieza una carta que la embajadora de Israel en Chile, Marina Rosenberg, le envió al presidente del Senado, Jaime Quintana, (el pasado jueves), denunciando una actitud “antisemita” —según ella— del vicepresidente de la corporación, Alfonso de Urresti (PS).

Los hechos, según la diplomática —que asumió recientemente la embajada— fueron así: en medio de la ceremonia Fraternitas Republicana que tuvo lugar en la Gran Logia de Chile (el lunes 9 de septiembre), le presentaron al senador De Urresti, “quien al enterarse de que soy la embajadora de Israel en Chile, me retiró la palabra y se alejó de inmediato de donde me encontraba”.

Adicionalmente, continúa la carta, “cuando lo invitaron a tomarse una foto con el presidente de la Comunidad Judía de Chile, Gerardo Gorodischer, el senador se alejó del lugar, manifestando que él no se fotografiaba con el presidente de la Comunidad Judía“. Tras la exposición de los hechos la carta de la embajadora adquiere un tono más duro, ya que señala que “las actitudes y expresiones del vicepresidente del Senado son inaceptables, pues constituyen un agravio contra Israel y tienen un carácter antisemita, ya que por un lado discriminan al representante del Estado judío y por otro lado discriminan a un ciudadano chileno de religión judía, que asistió al evento en representación de toda una comunidad”.

Consultado por el diario La Segunda, De Urresti negó los hechos: “Me parece absolutamente desmedido el alegato. Nunca he tenido una actitud antisemita. Saludar con distancia, saludar a la embajadora con la mano no es una actitud antisemita”, señaló. “Me gustaría discutir lo que está pasando en Gaza o en los territorios ocupados. No cosas de orden protocolario”, dijo el senador quien no se ha comunicado con la embajadora.

 

 

Fuente:la segunda