Inicio » Judaísmo » Festividades Judías » “Iluminemos al mundo con buenas acciones”, la bendición del rabino Shai Frondlij para Rosh Hashaná

“Iluminemos al mundo con buenas acciones”, la bendición del rabino Shai Frondlij para Rosh Hashaná

Enlace Judío México e Israel – Ante la proximidad del Rosh Hashaná, y siguiendo con nuestra serie de mensajes de los rabinos de la Comunidad Judía de México, el rabino Shai Frondlij, de Ramat Shalom, comparte sus bendiciones con los usuarios de este sitio. 

 

Cuando pensamos en el término shaná jadashá (año nuevo) inmediatamente sube a la mente una
contradicción. La palabra shana en ivrit es igual que año en español, pero “shaná” en ivrit quiere decir “repetir”; “nuevo”, quiere decir algo que no existió. Shaná jadashá, “repetimos nuevo”, (es) como (una) contradicción. Si ya estamos regresando ¿qué novedad hay?

Podemos pensar en otra forma para profundizar en esto. Ya hablamos en los años pasados y explicamos que el año nuevo del pueblo judío que vamos a comenzar a festejar ahora, en tres semanas, no es año nuevo judío, es año nuevo universal por el judaísmo ¿Qué quiere decir?

Festejamos la creación del mundo (…) la fuerza de todo lo que existe. Judíos, no judíos, naturaleza, vida: todo lo que hay en este mundo nace de nuevo en el principio del año. Pero estamos diciendo que se repite. Sí, pero cuál es el secreto. Cada vez tenemos la oportunidad de terminar un ciclo, este ciclo tiene su principio y su final (…) Cuando llegamos a tener el círculo completo en
este momento este ciclo se acabó. Si quieren podemos hablar tipo espiral, las cosas empiezan, terminan y ahora subimos un escalón (…) La novedad es que es un nuevo eslabón, lo que repetimos es de las experiencias del año pasado. Igual como en la vida el día de mañana no existe. Pero el mañana de hace un año si existe porque ya vivimos un mañana de mañana hace un año.

Pero el mañana de mañana será por la experiencia que hicimos hace un año. Obviamente que lo que no queremos es vivir como los monos que se repiten sus días uno tras del otro. No queremos imitar nuestros días, que el día de hoy sea igual que el día de ayer. Que el día del próximo año sea igual que el día pasado. Queremos seguir subiendo, moviéndonos.

Este es el motivo porque el que también estamos hablando de estos días en un concepto que su nombre es “Teshuvá”.  Shuvá, sí, es arrepentir; Shuvá, sí, también tiene algo de perdón,  pero Shuvá, más que nada, es “movimiento de cambio”. Estamos cambiándonos y obviamente que para cambiar hay que reconocer todo lo que sucedió antes, lo bueno y (lo que) no (lo fue).

Lo no bueno lo tenemos que cambiar radicalmente. Lo bueno hay que seguir dándolo y usarlo para que sea adecuado para este año. Esa es la idea de Teshuvá. Año a año. Le decimos al Todopoderoso “Tú eres el rey del mundo; pedimos de ti: danos vida por un año más. Aprendimos de lo que hicimos. Podemos seguir adelante, mejor y hasta donde queremos llegar.”

Uno de lo0s rezos que aparece en Rosh Hashaná a la mitad del rezo es: “Aleinu Leshabeaj”. Normalmente es una plegaria que la estamos diciendo al final, al final de todos los rezos, todos los días terminamos con la plegaria de Aleinu Leshabeaj. En Rosh Hashaná, al final de Musaf, esta plegaria aparece también en el medio. Y esta plegaria tiene todo el secreto (…):

“Conocerán y sabrán todos los que habitan en la tierra que delante de Ti se van a inclinar y admitirán que tú eres en único rey que hay en el mundo.” Esa es nuestra aspiración y poco a poco, con el tiempo, estamos llegando a estos niveles.
Vean lo que está pasando al rededor, vean cuántas personas hoy tienen en la boca el nombre de Hashem. ¿Cuántas personas son creyentes? ¿Cuántas personas buscan espiritualidad? ¿Cuántas personas piden la verdad de D-os en el mundo?

Sí, todavía hay trabajo. Tenemos la necesidad de explorando. De seguir iluminando. Recordemos juntos que nuestra forma de transmitir empieza en nosotros mismos. De uno en uno, que toma la responsabilidad de vivir correctamente, cumplir sus tareas, de ser mejor ser humano, de ir con la guía de la Torá al cien.

Y de esta manera iluminamos al mundo. Mostramos (que) hay valores que el mundo judío tiene. Estos valores vienen de Hashem. Venimos a enseñar, compartir. Juntos cambiemos al mundo. Que sea un lugar lleno de la presencia divina.
Este año que comienza 5780 será el año de Gevurot, el ochenta es la fuerza de D-os que se va expandir en el mundo.

Con la ayuda de Hashem que cada uno tenga año de bendiciones. Que cada uno logremos hacer el paso adelante. El cambio necesario y asumir sobre nosotros la plenitud de cumplir el pacto con Hashem e iluminar al mundo solamente con buenas actitudes y buenas acciones. Shaná Tová.

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

1 Comment

  1. Mas que para Este ” culto ” Rabi, y Si para todos los demas, que nos ” bendicen ” desde estas paginas y las demS publicaciones del Yishuv ! Solo pregunto con TODO RESPETO, ¡ que poder humano DA a UN Rabino,la majestad de bendecir?. Porque segun YO y nuestra LEY esto solo le corresponde al COHEN, por nacimiento ! Pero resulta ahora que inclusive hay GRADOS de santidad, y poder entre ” shlitah” semi Shlitah, o sea acolitos, y obispos?.
    Los RABINOS equivalen a MAESTRO, persona dedicada al estudio y la ENSEÑANZA, no necesariamente SANTIDAD!..creo firmemente que la bendicion de cualquier humano , en inspiracion TIENE la misma fuerza, y representa UN DESEO, que obviamente no depende de ambos! Es Sliha, ! El Perdon Requerido entre nosotros previo a la celebracion, la que EFECTIVAMENTE tiene MAS FUERZA cuando es sincera que ninguna ” bendicion ” y desde aqui les pido PERDON si ofende este punto de vista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *