avatar_default

BUENOS AIRES, Argentina (JTA) — El candidato de la oposición, Alberto Fernández, un populista de izquierda, derrotó al actual presidente Mauricio Macri en las elecciones nacionales de Argentina.

Cristina Fernández de Kirchner, quien fue presidenta de 2007 a 2015, servirá como vicepresidenta. En enero de 2013, su gobierno firmó un acuerdo con Irán para investigar conjuntamente el ataque con bomba contra el centro judío AMIA en julio de 1994 en Buenos Aires, que mató a 85 e hirió a cientos. Israel fue uno de los críticos del memorándum.

Macri, el primer conservador elegido en la nación sudamericana en varias décadas, anuló el pacto en su primera semana en el cargo en 2015. También en este año, Argentina catalogó a Hezbolá como un grupo terrorista.

Kirchner fue acusado de obstruir la investigación sobre el atentado contra la AMIA, presuntamente llevado a cabo por Hezbolá y financiado por Irán, que mató a 85 personas e hirió a cientos.

Fue derrotada en 2015 a raíz de una ola de cargos de corrupción. Kirchner fue acusada el año pasado por cargos de aceptar sobornos de empresas de construcción, y las investigaciones sobre sus casos están en curso.

Fernández obtuvo el 48.1 por ciento de los votos en las elecciones del domingo contra el 40.4 por ciento de Macri, con el 97 por ciento de los votos contados el lunes por la mañana. Fernández asumirá la presidencia el 10 de diciembre.

Con aproximadamente 200,000 judíos que provinieron en su mayoría de países de Europa del Este, la comunidad judía de Argentina es la más grande de América Latina. Se dividió principalmente en la carrera entre Macri y el par por el Partido Peronista de Fernández-Kirchner.

Con el final de la era Macri, los líderes judíos que ocuparon cargos gubernamentales dejarán sus cargos en diciembre. Ellos son el rabino Sergio Bergman, el secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación Argentina, y Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, y ex director ejecutivo del grupo representativo de las comunidades judías argentinas DAIA.

Bajo Macri, los lazos de Argentina con Israel habían mejorado.

También en las elecciones del domingo, el distrito más concurrido de Argentina, la Provincia de Buenos Aires, eligió a Axel Kicillof, un economista judío de izquierda, como gobernador. Kicillof se desempeñó como ministro de Economía durante la presidencia de Kirchner.

La única victoria para el partido de Macri fue en la ciudad capital, Buenos Aires, donde Horacio Rodríguez Larreta, que goza de buenas relaciones con las instituciones judías centrales, fue reelegido como alcalde.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí