avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El 7 de noviembre se llevó a cabo un homenaje a Justino Hirschhorn Rothschild por 56 años de experiencia el ámbito inmobiliario.  

En presencia de su familia, amigos y compañeros Justino Hirschhorn Rothschild recibió un reconocimiento por sus 56 años de experiencia con Grupo HIR, durante la clausura de la Expo Negocios Inmobiliarios que se realizó el 6 y 7 de noviembre en el Hotel Camino Real.

Su socio y amigo Víctor Manuel Requejo Hernández, así como su hijo Ari Hirschhorn lo acompañaron en el podio para recibir una medalla conmemorativa por sus 56 años de experiencia en la industria inmobiliaria.

“Me siento muy agradecido, fue una gran sorpresa. Quiero agradecer a mi familia y a mi esposa, quien ha estado conmigo por 55 años”, dijo el homenajeado.

“Nos han reunido para rendir homenaje a mi entrañable amigo. Es un reconocimiento a una persona que celebramos todos los días”, comentó Víctor Manuel Requejo ante las cerca de mil personas que estuvieron presentes en el homenaje.

Justino Hirschhorn nació en 1940 en la Ciudad de México de padres inmigrantes judíos. Estudió contaduría aunque nunca se tituló. Primero empezó vendiendo whisky pero en 1961, sus empleadores le ofrecieron comercializar terrenos en lo que se conocía como la Aurora en Ciudad Nezahualcóyotl.

El negocio siguió creciendo, vendiendo terrenos, casas, viviendas de interés de social y hasta panteones. 1994 fue un año de crecimiento, junto con Requejo Hernández fundó Hipotecaria Nacional, entidad financiera que daba crédito a promotores de vivienda y también inició junto con su hijo Ari, la empresa HIR Casa para dar crédito a quienes no podían conseguir un crédito bancario. También actualmente son dueños del World Trade Center de la Ciudad de México.

Durante la presentación Justino recordó el momento en el que su hijo le pidió dinero para iniciar un negocio. Dijo que llegó y le pidió un préstamo de 400 mil pesos para poner una empresa de préstamo de dinero, pero finalmente le dio 50 mil para instalar una oficina.

Ari bromeó que así no fue la historia. “Le dije papá necesitó 50 mil y me contestó ¿40 mil?, Para que quieres 30 mil, si con 20 mil te alcanza. Toma 10 mil.”

También reconoció la labor que ha hecho su padre en más de medio siglo. “Es un homenaje bien merecido por que ha creado muchos techos, ha dado muchos créditos para que muchas familias mexicanas tengan una casa propia. Y aunque no quiera aceptar el reconocimiento, nos enseña la humildad y el cariño que siempre ha tenido por México”.

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí