Inicio » Comunidad » Cuatro pianos, muchas voces y un gran corazón

Cuatro pianos, muchas voces y un gran corazón

Enlace Judío México e Israel – El 7 de noviembre se realizó el concierto “4 pianos”, organizado por la Kehilá Ashkenazi y Beit Halojem, en el teatro Parque Interlomas, que reunió a talentosos músicos israelíes y mexicanos. 

 

Con música de Mendelson, Puccini, Beethoven, Mozart y otros compositores clásicos y barrocos, además de temas populares y arias de ópera, cuatro pianistas y una soprano deleitaron al público que estuvo cerca de llenar el teatro en un evento emotivo y lleno de momentos brillantes.

La presentación estelar de Rami Kleinstein, conocido como el hombre del piano popular en Israel, fue el plato principal de la velada, que contó, además, con la presencia de Jemis, músico versátil cuyo primer
concierto público como pianista lo dio antes de cumplir ocho años.

Victor Stanislavsky, considerado como uno de los pianistas más destacados de los jóvenes israelíes de la actualidad, alternó en el escenario con músicos como  Venus Rey Jr., compositor, escritor y académico. La voz de Enivia Muré, soprano de la Opera de Bellas Artes y  Ricardo Calderón, tenor, becario de la Sociedad Internacional de Valores de Arte Mexicano, dejaron sentir sus voces junto con la de Jack Levi, otro tenor mexicano.

El programa busco la connivencia, fusión y complementariedad de los géneros de música, por esa razón hubo ópera, pop, hale y otros géneros.

Antes de comenzar, Vivian Viskin, presidenta de Comité Cultural de la Kehila Ashkenazi, agradeció la presencia del público y dijo que “celebramos hoy el resultado de una colaboración entre nuestras dos organizaciones comunitarias. También la colaboración entre México e Israel. La cooperación de los artistas de esta noche.”

Luego fue turno del veterano de las FDI, Reuven Magnagey, de dar brevemente su testimonio sobre la importancia de Beit Halojem, una de las organizaciones convocantes al concierto. Magnagey agradeció en nombre de todos los soldados heridos que reciben ayuda de Beit Halojem. Dijo que fue “herido durante una operación de Tzahal con la finalidad de proteger a los ciudadanos israelíes. Fui el único sobreviviente de un grupo de catorce soldados. Todos luchando en la dura batalla de Yenin. Nunca olvidaremos a los que cayeron y los que resultaron heridos por la seguridad de Israel y el pueblo judío.”

El veterano agregó que tuvo “la oportunidad de rehabilitarme gracias a Beit Halojem. Soy uno de los
51,000 soldados heridos en Israel. Beit Halojem es la única organización en el mundo que espera no tener más miembros en su grupo. Todos los soldados heridos les mandan su bendición.”

Así comenzó el concierto, con temas como “Una canción sin letra”, de Mendelson; un homenaje a José José; el  Concierto no. 5 de Beethoven;  “Arteinu Haktantonen”, “Tzair Lanetzaj”, “Bo” e “Inian Sel Zman”, interpretadas por Rami Kleinstein en voz y piano; “O mio babbino caro”de Puccini, “Canción de Pavlova” y muchas otras piezas que fueron el deleite de la concurrencia.

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *