Inicio » Opinión » Análisis » Las valiosas lecciones de la operación de las FDI contra la Yihad Islámica

Las valiosas lecciones de la operación de las FDI contra la Yihad Islámica

Enlace Judío México e Israel – Con una planificación meticulosa y una coordinación impresionante entre las diversas fuerzas de seguridad, Israel logró eliminar a Baha Abu al-Ata, excluir a la Yihad Islámica y brindar valiosas lecciones al gobierno, las fuerzas de seguridad y los ciudadanos.

RON BEN-YISHAI

La ronda de dos días de lucha contra el grupo terrorista de la Yihad Islámica con sede en Gaza terminó con una victoria militar y una mayor disuasión de Israel frente a sus enemigos.

La población civil mostró resistencia y la mayor parte de los políticos lograron contener sus instintos y abstenerse de hacer declaraciones incitantes.

Pero las cosas deben verse en la proporción correcta. El enemigo que Israel enfrentó es un grupo terrorista relativamente pequeño que no puede compararse con Hamás o Hezbolá, ambos “ejércitos terroristas híbridos” que combinaban tácticas militares y terroristas.

La Yihad Islámica también demostró un bajo nivel de capacidad de combate más allá de las expectativas de Israel, a pesar de que sus depósitos de armas aún contienen decenas de misiles de largo alcance capaces de alcanzar Tel Aviv y más allá, así como misiles antitanque, proyectiles de mortero y aviones no tripulados, todos sin usar.

Comandante de la Yihad Islámica Baha Abu al-Ata (Foto: Reuters)

La pregunta es por qué.

Una posible explicación es que el asesinato selectivo de Baha Abu al-Ata interrumpió la cadena de mando y perjudicó la moral de la organización. Aunque oficialmente compartía el mando del grupo terrorista con otros dos líderes, en realidad era el hombre a cargo.

Otra explicación podría ser que las FDI utilizaron la recopilación de inteligencia para apuntar a los escuadrones de lanzamiento de cohetes, depósitos de armas y sitios de lanzamiento.

La Cúpula de Hierro en acción sobre el sur de Israel (Foto: AFP)

Esto será estudiado cuidadosamente por las FDI en los próximos días, porque estos logros pueden no duplicarse con éxito en la lucha contra Hamás o contra el Hezbolá respaldado por Irán en el Líbano.

Una tercera explicación del éxito de las FDI podría ser la escasez de militantes activos y la infraestructura subterránea necesaria para el constante lanzamiento de misiles y cohetes.

El hecho de que Hamás no se haya unido a los combates puede haber tenido un efecto adverso en las capacidades logísticas de la Yihad Islámica en la medida en que su liderazgo con sede en Damasco tuvo que solicitar un cese al fuego en condiciones que fueron fácilmente aceptadas por los mediadores egipcios, incluso antes de que se consultara al gobierno israelí.

La fuerza aérea ataca en Jan Yunis (Foto: AFP)

Israel consiguió cuatro logros:

1. Mantener a Hamás fuera de la lucha a pesar de la presión sobre su liderazgo dentro y fuera de la Franja de Gaza.

El hecho de que los objetivos de Hamás no fueran atacados y que las FDI tuvieran cuidado de no dañar a civiles no involucrados fue una forma efectiva de convencer a los dirigentes de Gaza de que no se involucraran.

Hamás tiene una relación contenciosa con varias facciones islamistas más pequeñas que no necesitan tener en cuenta a la población civil, un lujo que Hamás no tiene.

La Yihad Islámica desafió el liderazgo de Hamás e interfirió en las interacciones de los gobernantes de Gaza con la población local, Israel y Egipto.

Hamás también es muy consciente de la capacidad de Israel de llevar a cabo una invasión terrestre de la Franja de Gaza si fuera necesario e incluso derrocar a los líderes de Hamás.

La supervivencia de la organización priorizó cualquier inclinación de ayudar a la Yihad Islámica.

El Jefe de Estado Mayor de las FDI, Aviv Kohavi, se reúne con altos oficiales durante el ciclo de violencia de dos días (Foto: Unidad del Portavoz de las FDI)

2. La velocidad con la que la operación israelí llevó al líder de la Yihad Islámica Ziad al-Nakhala a responder a las ofertas de mediación egipcias y aceptar un alto al fuego.

Los combates duraron sólo 50 horas, lo que supuso una carga financiera menor para la economía israelí de lo que podría haberse esperado.

El hecho de que la población civil de Israel prestara atención a los llamamientos para buscar refugio y se comportara de manera responsable privó al grupo terrorista de su codiciado momento de victoria.

3. El sistema de defensa antimisiles demostró su mejora continua con una tasa de éxito del 93% en la interceptación de cohetes.

La Cúpula de Hierro fue el único sistema desplegado, pero se realizaron mejoras sobre la marcha y el ejército puede ahora demostrar a la esfera política qué los fondos adicionales son necesarios para desafíos futuros.

4. Los exitosos ataques dirigidos contra escuadrones de misiles y lanzadores, que fueron el resultado de la inteligencia reunida por diferentes medios y utilizada en estrecha colaboración con los comandantes que ejecutaron los ataques.

Fuente: Ynet / Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Las opiniones, creencias y puntos de vista expresados por el autor o la autora en los artículos de opinión, y los comentarios en los mismos, no reflejan necesariamente la postura o línea editorial de Enlace Judío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *