avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- La Ley Kaminitz aprobada por la Knéset ha logrado reducir aproximadamente el cincuenta por ciento de construccipnes ilegales en Israel.

DAVID ISRAEL

Un emocionante drama tuvo lugar en la Knéset en la noche entre el miércoles y el jueves, cuando, alrededor de la 1 de la madrugada, un comité especial votaba la ley para dispersar la Knéset, en preparación para una segunda y tercera lecturas plenarias, seguida del Acta final del parlamento, informó The Jewish Press.

La ley modificó la fecha automática para las próximas elecciones, el 10 de marzo, que cae en el feriado de Purim, y en su lugar programó las elecciones para el lunes 2 de marzo de 2020.

Como hacen los legisladores comúnmente en tales casos, Israel Beiteinu de Avigdor Lieberman insertó una enmienda propuesta en la ley, para que los trabajadores extranjeros en Israel no reciban la paga extra el día de las elecciones, por la razón obvia de que ellos no votan ese día, y, por lo tanto, no tienen derecho a vacaciones en primer lugar.

La enmienda de Lieberman enfureció al legislador Ahmad Tibi (Lista Árabe Conjunta), porque muchos de esos trabajadores extranjeros son ciudadanos de la Autoridad Palestina. Tibi exigió su propia enmienda, derogando la enmienda 116 a la Ley de Planificación y Construcción, también conocida como Ley Kaminitz.

Comite de la Kneset votando la disolucion, 11 de diciembre de 2019. / Cortesia de Regavim

La Ley Kaminitz, aprobada por la Knéset el 5 de abril de 2017, reparó algunos agujeros en las secciones de aplicación y castigo de la Ley de Planificación y Construcción, así como varias leyes relacionadas, con el objetivo de aumentar la aplicación de la ley contra los delitos de construcción. La Ley Kaminitz cubre todos los esfuerzos de construcción en Israel, pero su objetivo era la jungla sin ley de la construcción en el sector árabe.

Un elemento clave de la Ley Kaminitz, nombrada en honor al Vice Fiscal General Erez Kaminitz, fue aumentar las sanciones que se pueden imponer a los infractores de diseño y construcción, principalmente intensificando el castigo económico. También impuso multas administrativas a los delitos de planificación y construcción sin necesidad de procedimientos penales. Además, la ley actualizó y racionalizó las herramientas administrativas que permiten demoler la construcción ilegal, mejorando el proceso de emisión de órdenes, otorgando poderes a las autoridades encargadas de hacer cumplir las órdenes y reduciendo la posibilidad de dejar la construcción ilegal en su lugar durante largos períodos de tiempo.

Durante las audiencias de la Knéset antes de la aprobación de la ley, los legisladores miembros de la Lista Árabe la criticaron severamente, alegando que estaba dirigida directamente a sus circunscripciones, lo cual era cierto.

El gobierno decide promulgar una ley cruel y draconiana, dirigida específicamente a los ciudadanos árabes como minoría nacional en este país“, dijo el diputado Abdullah Abu Ma’aruf (Lista Árabe Conjunta) desde el podio en ese momento.

Como era de esperar, desde que se hizo cumplir la Ley Kaminitz, ha habido una disminución de aproximadamente el cincuenta por ciento en el número de inicios de construcción ilegales en Israel.

El diputado Tibi amenazó al comité de la Knéset con un ultimátum de que si no se deroga la Ley Kaminitz, como enmienda a la ley que fija la fecha de las próximas elecciones, él, Tibi, continuaría agregando enmiendas hasta que expire la fecha límite para enmiendas de la legislación y las próximas elecciones volverían automáticamente a la fecha calculada matemáticamente, que en este caso sería el día de Purim.

Según un comunicado de prensa del movimiento Regavim distribuido apresuradamente, su CEO, Meir Deutsch, que se dirigía a la Kneset, se enteró del furtivo movimiento de Tibi, por lo que saltó a su automóvil y se apresuró a la Knéset para explicar la importancia de la propuesta de derogación de la Ley Kaminitz a los miembros judíos del comité. Entre ellos, los sionistas y no tan sionistas: Oded Forer (Israel Beiteinu), Moshe Gafni (Judaísmo de la Torá Unida), Ya’akov Margi (Shas) y Ophir Sofer (Nueva Derecha), quienes formularon rápidamente una respuesta acordada a la enmienda de Tibi, declarando que en caso de que el ministro de Justicia, Amir Ohana, o quien lo reemplace después ordene cambiar la Ley Kaminitz, el asunto fuera debatido por el comité de finanzas o un comité especial.

Esta redacción disuelve esencialmente el intento de secuestro del partido árabe de la Lista Árabe Conjunta.

Cuando se encuentran lagunas en la ley, definitivamente se debe considerar la mejor forma de corregirlas“, dijo Deutsch de Regavim, “pero revocar la Ley de Kaminitz podría ser una tragedia. Felicitamos a los legisladores que se reclutaron, detrás de bastidores y al frente, para impedir este secuestro peligroso, que habría dañado gravemente el Neguev y la Galilea“.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí