avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El ejército israelí se prepara para un enfrentamiento limitado con la República Islámica, mientras sigue actuando contra el atrincheramiento de fuerzas iraníes, advirtió esta mañana el jefe del Estado Mayor de las FDI, Aviv Kohavi.

“Irán está avanzando con su programa nuclear, debido a que no hay una respuesta y los científicos iraníes progresan con las ojivas nucleares. Es probable que en algún momento logren armar la bomba, y la primera capacidad se encuentre en manos iraníes”, puntualizó.

Kohavi hizo los comentarios durante una conferencia del Centro Interdisciplinario Herzliya en memoria del exjefe del Estado Mayor de las FDI, Amnon Lipkin-Shahak, informó la cadena pública israelí Kan.

Con respecto a los frentes de Siria e Irak, el jefe del Estado Mayor señaló que las FDI “continúan operando en Siria, y no permitiremos que Irán se establezca en la región norteña ni en Irak, donde la Fuerza Quds está tomando control de la zona debido a que las armas atraviesan libremente allí. No podemos permitir que eso suceda sin una respuesta”.

Kohavi se refirió el frente interno y advirtió que “en la próxima guerra el poder de fuego sobre la retaguardia será enorme y es necesario prepararse para ello, también mentalmente. Una gran parte de esos misiles son estadísticos, y no serán precisos, pero el enemigo planea disparar contra áreas urbanas, lo que tendrá efectos y daños”.

Con respecto al frente sur, el jefe del Estado Mayor consideró que “actualmente existe una oportunidad con Gaza. Pese a los continuos ataques con cohetes, que no aceptaremos, estamos en un proceso, con la ayuda de Egipto, en el que podemos mejorar la situación de seguridad en la Franja de Gaza y promover mejoras para los civiles. Esta es la política del gobierno de Israel. Tampoco podemos olvidar los cuerpos de los soldados Hadar Goldin y Shaul Oron que debemos regresar a casa”.

“En la próxima guerra, atacaremos con fuerza el espacio urbano. Porque no hay otra manera de detener la amenaza de misiles y cohetes. Advertiremos a la población, e inmediatamente después atacaremos la infraestructura del país que permite la actividad del enemigo. El país anfitrión debe saber que es responsable de los ataques que emanan de su territorio”.

En cuanto a los errores operativos que se produjeron durante la Operación Cinturón Negro, en los días posteriores al asesinato del comandante de la Yihad Islámica, Baha Abu al-Ata, apuntó: “De vez en cuando cometemos errores. También al localizar un depósito de armas o cohetes, y al atacarlo. Desafortunadamente, eso es lo que sucedió durante la operación. En uno de los ataques, murieron muchos civiles. Investigamos el tema decenas de horas, y las lecciones fueron aprendidas”.

Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudíoMéxico

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí