Inicio » Opinión » Nuestros Columnistas » 12 meses por llegar, 12 oportunidades para mejorar

12 meses por llegar, 12 oportunidades para mejorar

Enlace Judío México e Israel – Los fuegos artificiales se terminaron, ya brindamos, cantamos y hasta nos abrazamos, despertamos en un enero prometedor, pues los 365 días que están por llegar vienen desbordados de minutos que pueden representar una gran oportunidad.

Sí, pedimos muchos deseos, pero en el fondo sabemos que gran parte de ellos dependen de nuestro esfuerzo. Dice una buena frase que es bueno soñar pero es mejor mantenerse despierto y hacer los sueños realidad, así que si tenemos 12 meses por delante en este hermoso viaje llamado vida, intentemos cumplir con estos 12 consejos como punto de partida, son simples, son básicos, pero mejoran enormemente cada uno de nuestros días. ¿Estás listo?

1.-Concluye los temas que has dejado pendientes: sin duda, hay gente muy desidiosa; empiezan proyectos que nuca terminan y llenan su mundo de castillos en el aire y de fantasías. Concluir no es nada sencillo, aterrizar ideas o terminar proyectos nos va a tomar bastante tiempo, pero vale la pena el esfuerzo. Hay gente que tiene carreras universitarias inconclusas o metas tan lejanas que ya se vuelven difusas. Concluye temas, trabajos, relaciones, es la única forma de sacar genuinas conclusiones.

2.-Haz ejercicio: lo sé, es tan recomendado que ya está bastante trillado, pero no sabes lo mucho que sorprende presenciar una consulta médica en la que el doctor le dice al paciente de edad avanzada que si hubiera hecho ejercicio sus pulmones o sus arterias tendrían una funcionalidad más sana. En ese momento dan ganas de retroceder en el tiempo y cuidar cada uno de los órganos que integran tu cuerpo. Así que por más trillado que pueda sonar, cuida tu salud ahora que tienes la oportunidad.

3.-Disfruta a tus seres queridos: imagina que hoy es el último día de tu vida, ¿qué harías? Pues eso que harías en ese supuesto hazlo hoy como si fuera una realidad; siempre es un buen día para decir “te amo”, para divertirnos con alguien o para dar un abrazo.

4.-Viaja o explora: sé que este consejo está ligado al aspecto económico, pero no forzosamente tiene que ser así. Si tienes posibilidades, viaja a países lejanos y extraños, que te llenen de una cultura invaluable y de experiencias que con el tiempo se convierten en inolvidables. Si no hay dinero para viajar lejos, hazte la propuesta de conocer destinos más cercanos, pero que te hagan descubrir, aprender y crecer como ser humano.

5.-Descubre un hobbie y, si ya lo conoces, disfruta de él: son muy afortunados los seres humanos que descubrieron su pasatiempo favorito, su hobbie o su placer, pues encontrar el tiempo libre para hacer eso que tanto disfrutas es un gusto que no te debes perder. Pinta, lee, juega ajedrez, no importa si eres bueno o no, lo
importante es que disfrutes de ese tiempo contigo mismo sin importar ninguna otra situación.

6.-Aprende a escuchar: hablamos mucho e incluso hablamos de más, pero qué bien nos caería de vez en cuando detenernos a escuchar, pues siempre, absolutamente siempre hay alguien de quien podemos aprender algo más. Nuestro entorno habla consejos muy sabios, lo que sucede es que nosotros nunca guardamos el suficiente silencio como para poder escucharlo; aprende a observar para así poder aprender de las experiencias de los demás.

7.-Más agradecimientos, menos quejas: qué manía tenemos las personas de quejarnos a pesar de tener tantas bendiciones que agradecer. Si tienes salud y un techo eres sumamente afortunado, si además de ello tienes un trabajo y una familia eres de los más afortunados de la vida. ¿En qué momento nos acostumbramos a tener tanto y no valorarlo?

8.-Desempolva el respeto y empléalo de nuevo: tal parece que generación tras generación el respeto se ha difuminado, los chavos se permiten hablarle a sus padres de un modo que nuestros abuelos nunca hubieran imaginado. Sin embargo, el respeto no es una prenda de ropa que puede pasar de moda; si por alguna razón dejaste de respetar, reflexiona e inicia de nuevo, no lo des por perdido, lo único que tienes que hacer es darle a tus padres el respeto que te gustaría recibir de tus hijos.

9.-Aprende a conectar: no vivas la vida de modo automático, vive, siente cada momento lo más consciente posible. Aprende a conectar con tus seres queridos, a saber realmente cómo están y a compartir con ellos cada etapa del camino. Tener una relación no es lo mismo que estar conectado, conectar es entender los sentimientos del otro, conocer sus miedos, sus deseos y al mismo tiempo mostrar todo lo que somos. Conectar es compartir lo bueno y lo malo, es hacer todo lo posible para que la vida no pase en vano.

10.-Arma tu equipo: la vida es corta y tenemos que armar nuestro equipo ideal; no deben entrar ni todos los familiares ni todos los conocidos, solo los seres queridos y los que realmente son amigos. El objetivo es armar un buen equipo; no le regales tiempo a quien no lo merece; no le quites tiempo a un hijo por dárselo a alguien que ni siquiera es amigo. Ingresa a tu vida solo a las personas que valen la pena, y aunque tengas que dejar personas fuera, un equipo valioso llega a ser un verdadero tesoro.

11.-Valora tu trabajo: muchos seres humanos en este mundo odian su trabajo; es típico quejarse del jefe, del sueldo o de los compañeros, pero la verdad es que esa actitud no deja nada bueno, pues es empeñarse en ver el vaso medio vacío y no medio lleno. El trabajo es lo que lleva el pan a nuestra mesa, y solo por eso representa una bendición inmensa. Quejarnos del trabajo nos convierte en seres humanos típicos, tóxicos, malagradecidos, que no valoramos que en un mundo complejo nosotros tenemos la bendición de intercambiar trabajo por dinero.

12.-Atrévete: hay asuntos que hemos dejado toda una vida en el tintero porque no nos atrevemos. Tal vez nos cuesta trabajo reconocer que es miedo, pero por falta de valor le ponemos a esos asuntos distintos pretextos. Atrévete a estudiar eso que quieres, a pedir ese trabajo, a acercarte a la persona que te importa. Atreverte implica ponerte a prueba a ti mismo, lo que pasa es que muchos de nosotros preferimos no enfrentar la posibilidad de fracasar, sin embargo, se sabe muy bien que quien no pierde de vista el muelle jamás sabrá lo que es navegar.

Pues aquí están, mi querido lector, 12 consejos para los 12 meses que están por llegar, puedes tener muchas metas pero iniciar con esto es empezar a mejorar. ¡Buena suerte!

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *