avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- Las pistas para creer en el interceptor láser yacen en el optimismo poco característico del Ministerio de Defensa.

AMOS HAREL

El comunicado de prensa del miércoles sobre el inicio del desarrollo de un sistema de intercepción de misiles basado en láser podría tener una importancia drástica en la defensa del frente interno de Israel. Desde los años 90, Israel y Estados Unidos han estado examinando la posibilidad de usar láseres para interceptar misiles balísticos entrantes.

Estos proyectos, que se basaban en láseres químicos, fueron archivados en la primera década de este siglo después de que los expertos de ambos países concluyeron que los sistemas basados ​​en láser para las necesidades operativas no eran realistas en ese momento. En cambio, el lanzamiento de misiles de intercepción tomó el centro del escenario. Así, se desarrolló la Flecha (Arrow, en los años 90), así como Iron Dome (Cúpula de Hierro) y Magic Wand (Varita Mágica, esta última década).

La adquisición de estos sistemas, que implicaba enormes presupuestos, fue acompañada por las constantes críticas de los defensores de las tecnologías láser. Desde entonces, Iron Dome ha demostrado tener tasas de intercepción cercanas al 90 por ciento en todas las operaciones militares y rondas periódicas de combates en la Franja de Gaza.

Aún así, quedan dos preguntas clave: ¿los sistemas israelíes también funcionarán contra un diluvio de cohetes, hasta 1,000 o incluso 1,500 por día de acuerdo con algunos de los escenarios que el ejército está ensayando, si estalla una guerra con Hezbolá en el norte? ¿Y puede Israel permitirse costearlo: decenas de miles de dólares por cada misil de intercepción Iron Dome y alrededor de $ 3 millones por misil Arrow?

En septiembre, Haaretz informó que en el próximo plan militar de varios años, retrasado debido al estancamiento político y, por lo tanto, presupuestario de Israel, se consideraría la posibilidad de intercepción láser. Ahora el Ministerio de Defensa ha ido un paso más allá y anunció que “la era del láser está en marcha“.

Simulacion del sistema laser interceptor de misiles. Departamento de Medios / Ministerio de Defensa

El jefe de investigación y desarrollo del ministerio, el Brigadier General Yaniv Rotem dijo a los periodistas que en el futuro un avance tecnológico permitirá a Israel agregar un láser muy poderoso como solución a las amenazas de proyectiles. Rotem describió el láser como una capa complementaria al sistema existente y puede frustrar proyectiles de mortero, misiles antitanque y drones. La mayoría de estas amenazas vuelan a bajas altitudes (y algunas a corta distancia) en comparación con los cohetes interceptados por Iron Dome.

Pero las observaciones de Rotem sugieren que se espera que la respuesta de bajo nivel esté disponible gradualmente para otras amenazas. La gente del Ministerio de Defensa ha presentado un pronóstico optimista: ensayos a mediados de este año, despliegue experimental en el sur para fin de año y una conclusión final sobre producción y adquisición para el próximo año. En los próximos años, la intención es invertir cientos de millones de shekels en el desarrollo del nuevo sistema.

Un viejo dicho militar sostiene que cuando se desarrollan armas, el proyecto promedio costará tres veces más que las estimaciones originales. El Ministerio de Defensa siempre ha sido escéptico con respecto a los sistemas láser. Pero esta vez el tono es completamente diferente y definitivamente optimista. Dado que la integridad y la habilidad de los científicos e ingenieros son bien conocidas, se debe suponer que esta es su posición objetiva, no el resultado de la presión de los políticos que esperan acumular logros en los meses previos a las elecciones.

En cualquier caso, si las previsiones demuestran ser correctas, serán buenas noticias. La gente de desarrollo en el Ministerio de Defensa, que está trabajando con Rafael Advanced Defense Systems y Elbit Systems, dice que el avance se ha logrado al superar dos obstáculos principales: unir una serie de sistemas para garantizar un impacto efectivo en un objetivo a varios kilómetros de distancia, y creando la posibilidad de enviar rayos láser precisos y enfocados.

Teóricamente, la interceptación basada en láser permitirá una preparación más flexible y efectiva contra amenazas de corto alcance, facilitará el despliegue de sistemas para proteger las fuerzas de maniobra (cuando el ejército está atacando en territorio enemigo) de amenazas similares y reducirá el gasto de Israel en intercepciones (a solo unos pocos dólares), incluso en comparación con los proyectiles relativamente baratos de Hezbolá. También permitirá la rápida interceptación de la mayoría de los cohetes y misiles mientras todavía están sobre territorio enemigo y eliminará la necesidad de la producción constante de misiles de intercepción para rellenar las reservas cada vez menores.

Este será un cambio económico en el momento en que lo logremos, y liberará nuestros presupuestos para otras cosas“, dijo Rotem. No es seguro que haya buenas noticias inmediatas aquí para la anciana en el corredor del hospital, pero el pronóstico positivo que emerge del establecimiento de defensa es excepcional y sorprendente en relación con su postura cautelosa respecto a proyectos en el pasado. Si los expertos tienen razón, este es un desarrollo drástico. Sus evaluaciones ya enfrentarán la prueba en los próximos dos años.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí