avatar_default

Enlace Judío México – Tu Bishvat, el año nuevo de los árboles judíos, empieza este domingo. En él celebramos el renacimiento de los árboles y el retroceso del invierno para dar paso a la primavera que se avecina. Es un día especial, originalmente marcaba el estatus legal de los árboles, pero con el tiempo se fue volviendo una ocasión para celebrar la bendiciones que D-os nos da a través de ellos y para percibir el cambio de las estaciones en la tierra de Israel. Además, nos señalan varios rabinos, Tu Bishvat coincide con el tiempo en que la savia recorre nuevamente el tronco de los árboles que se encuentran durmientes durante el invierno; es por así decirlo “el despertar de los árboles.” Los árboles de invierno, como la almendra, son los primeros en florecer y lo hacen justo en esta época. La siguiente reflexión de rab. Trugman y Jeffrey Levine nos habla sobre la relación que existe entre Purim, Tu Bishvat y Pésaj las tres siendo festividades de primavera y renacimiento. Esperamos les guste

La conexión entre Tu Bishvat, Purim y Pesaj

Quiero hablar sobre unas ideas presentadas por rab. Arie Trugman sobre Tu Bishvat. De acuerdo a la tradición, la savia de los árboles empieza a ascender por el tronco nuevamente en Tu Bishvat. Ésta es la fuerza vital que culmina en la primavera y el verano con brotes, hojas y frutos. A un nivel simbólico, Tu Bishvat representa la época en que nueva energía redentora, empieza a brotar por abajo de la superficie. Esta perspectiva sobre la festividad, incidentalmente responde a la pregunta de por qué leemos la historia de las Diez Plagas y el Éxodo en el invierno y no durante la primavera, la época de Pesaj. Tu Bishvat en realidad simboliza el flujo de energías redentoras básicas en la historia de Pésaj.

Este florecimiento de energía redentora se refleja en el ciclo de fiestas que existe en las tres lunas llenas de shvat, adar y nisán. Dichas festividades Tu Bishvat, Shushan Purim (el día siguiente a Purim) y el primer día de Pesaj simbolizan a la vez el paso del invierno a la primavera y el resurgimiento paulatino de las fuerzas y energías redentoras. El Éxodo de Egipto del pueblo judío y la transición de la esclavitud a la libertad son análogas a la transición que tiene la naturaleza del período de hibernación e inacción al de renacimiento y rejuvenecimiento.

La savia que sube por los árboles durante Tu Bishvat representa el comienzo del proceso redentor que culminó con la liberación personal y nacional de los judíos de los estrechos confines de Egipto en Pésaj. Por lo tanto, desde una perspectiva más profunda, no es sorprendente que este fragmento se lea alrededor de Tu Bishvat, ya que en este pasaje Israel es redimido de la esclavitud y sale de Egipto.

Otra relación existen entre Tu Bishvat, Purim y Pésaj es que la bebida del vino es fundamental para las tres festividades. El seder de Tu Bishvat, creado por los cabalistas de Safed, se organiza en torno a beber cuatro copas de vino, al igual que el seder de Pésaj. Beber vino también es fundamental para la festividad de Purim. De hecho, el Talmud afirma que “cuando el vino entra, el secreto [pasto] sale” (Eruvin 65a). Esta conexión entre el vino (yayin) y el pasto también se refleja en ambas palabras hebreas que tienen el valor numérico de setenta (un número al que también aluden las setenta palmeras datileras mencionadas anteriormente). Al ahondar en las dimensiones internas de la Torá en estas fiestas, un proceso ayudado por el consumo de vino revela secretos profundamente ocultos y libera energía redentora en el mundo, al igual que la savia que se eleva en los árboles de Tu Bishvat culmina en un nuevo crecimiento y vida.

Fuente: Times of Israel

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí