Inicio » Noticias » Ciencia y Tecnología » Investigadores israelíes cultivan plantas de dátiles a partir de semillas de 2 mil años de antigüedad

Investigadores israelíes cultivan plantas de dátiles a partir de semillas de 2 mil años de antigüedad

Enlace Judío México e Israel – Investigadores israelíes revelaron este miércoles que cultivaron plantas extintas con éxito a partir de semillas antiguas encontradas en sitios arqueológicos en el desierto de Judea, 

Seis retoños de palma de dátil brotaron de semillas antiguas reunidas en sitios arqueológicos de Judea. Los científicos esperan polinizar las plantas femeninas del árbol antiguo y producir más fruta, de acuerdo con una nota publicada por The Times of Israel.

Se recolectaron docenas de semillas de colecciones arqueológicas reunidas en ubicaciones cercanas al área seca del Mar Muerto, incluida la fortaleza de la colina de Masada construida por el rey Herodes el Grande en el siglo I AEC y el antiguo sitio de Qumran, famoso por el descubrimiento de los Rollos del Mar Muerto en la década de 1940.

Seis árboles jóvenes crecieron de 32 semillas sembradas y las plantas fueron nombradas Adam, Jonah, Uriel, Boaz, Judith y Hannah.

“La germinación de estas semillas de Phoenix dactylifera de 2000 años de los sitios arqueológicos del desierto de Judea ofrece una oportunidad única para estudiar la palmera datilera de Judea, descrita en la antigüedad por la calidad, el tamaño y las propiedades medicinales de su fruto, que estuvo perdida durante siglos”. Los investigadores escribieron el hallazgo en un artículo publicado en la revista Science Advances.

“El Reino de Judá (Judea) que surgió en la parte sur de la histórica Tierra de Israel en el siglo XI AEC fue particularmente conocido por la calidad y cantidad de sus dátiles”, señalaron los investigadores.

“Estas llamados “dátiles de Judea” cultivados en plantaciones alrededor de Jericó y el Mar Muerto fueron reconocidos por escritores clásicos por su gran tamaño, sabor dulce, almacenamiento prolongado y propiedades medicinales” indica el documento.

La datación por radiocarbono reveló que las semillas utilizadas para el proyecto provenían de un período que abarcaba desde el siglo IV AEC hasta el siglo II.

Un análisis posterior descubrió que las semillas tenían una composición genética de varios lugares que se extendían hacia el este a través de la región y se extendían hasta el actual Irak.

El cultivo de la palmera datilera en el sur de Mesopotamia comenzó hace más de 6 mil años y los exiliados que regresaron después del colapso del imperio babilónico en 539 AEC., “pueden haber traído este conocimiento especializado y cultivares seleccionados a Judea”, especulan los investigadores.

“En el Talmud se menciona una variedad de dátil ‘Taali’ cultivado tanto en Judea como en Babilonia”, relata el estudio.

Las condiciones secas en la región del Mar Muerto podrían haber ayudado a las semillas a sobrevivir dos milenios sin perder su capacidad de crecimiento.

“La baja precipitación y la muy baja humedad alrededor del Mar Muerto podrían haber contribuido a la longevidad de las semillas de dátiles antiguas”,  aseguran los investigadores.

Sarah Sallon, directora del Centro de Investigación de Medicina Natural Louis Borick de la Organización Médica Hadassah en Jerusalén, le dijo al periódico  Guardian del Reino Unido sobre los minuciosos métodos involucrados en la selección y el cultivo de las semillas.

“Pasé horas y horas en el departamento de arqueología seleccionando las mejores semillas”, recordó Sallon.

“Muchos de ellos tenían agujeros donde los insectos se habían perforado o [se habían] desmoronado, pero algunos eran realmente prístinos y elegí los mejores” aseguró la especialista.

Algunas semillas tardaron solo unas semanas en comenzar a crecer, mientras que otras tardaron seis meses.

“Estábamos empezando a desesperarnos y de repente aparecieron”, dijo Sallon, una de las investigadoras que escribió el artículo.

Algunas de las semillas produjeron plantas femeninas que los científicos ahora esperan polinizar a partir de un árbol de dátil masculino, llamado Matusalén por el carácter bíblico de larga vida y que creció a partir de una semilla de mil 900 años en 2008.

Si tienen éxito, las plantas podrían producir fruto.

“No será el dátil típico de Judea, porque los dátiles que se cultivaron en ese momento, al igual que los que se cultivan hoy, no se cultivan a partir de semillas que alguien pone en la tierra”, dijo Sallon. “Se cultivan a partir de clones de hembras de muy alta producción”.

“Los dátiles  fueron una enorme exportación de Judea y fueron muy famosos”, señaló Sallon. “Herodes incluso los regalaba al emperador en Roma todos los años”.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

1 Comment

  1. Simy Chocron dice:

    Yo sembré sémolas de dátiles que mis hermanos me trajeron de Israel y me salió un árbol que tengo en una maceta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *