avatar_default

Enlace Judío México e Israel – El educador israelí y pionero mundial de la educación democrática, Yaacov Hecht participó en las actividades del Edufest, organizado por el Colegio Hebreo Tarbut, con una conferencia magistral sobre el futuro de la educación.

 

Esta charla, “Educación Personal”,  tuvo lugar en el auditorio Jaime y Joan Constantiner en las instalaciones de la Tarbut.

Hecht comenzó su ponencia con una anécdota personal de su niñez que muestra como algunos aspectos de la enseñanza no determinar el éxito profesional de una persona.

“Yo nací en un lugar que se llama Givat Olga, es un vecindario dentro de una ciudad que se llama Gedera. Era un lugar que era un vecindario de nuevos inmigrantes y por muchos años no supe si era por que crecí de padres nuevos inmigrantes pero cuando entré a la escuela, yo no podía leer y escribir (en hebreo), no logré escribir ni leer, ni siquiera lograba identificar las letras. En séptimo año empecé por fin a poder identificar las letras. Incluso hoy en día no domino la lectoescritura, aunque ya escribí un libro y se convirtió en best seller en Nueva York. Pero en lectoescritura no soy muy bueno”, admitió.

Yaacov Hecht fundó la primera escuela del mundo llamada escuela democrática en 1987. Después de eso, ayudó a fundar alrededor de 30 escuelas democráticas en Israel con el modelo personalizado que propone.

“Me dí cuenta de que cada cosa que tocó fuera de la escuela es un éxito para mi, mientras que la escuela era como el retrasado. Todos tenemos áreas en los que somos muy fuertes, somos genios, todos cada uno de nosotros y todos tenemos áreas en las que somos mediocres, todos tenemos áreas en las que somos casi retrasados, ya saben cual es la mía, pero todos tenemos áreas en las que somos casi retrasados”, apuntó.

“La educación es estar junto a los niños y junto con lo que le es importante a los niños”, destacó.

Si el sistema de educación sigue trabajando de la manera en que está trabajando como hoy en día. El sistema de educación global prepara a los niños hacia el año de 1960 y mientras no empecemos a trabajar con una máquina de tiempo, pues vamos a estar en un gran problema. Imagínense si los miles de millones que se encuentran en el sistema educativo se empezaran a educar hacia el futuro en lugar de hacía el pasado.  ¡Wow, haríamos un gran cambio! Pero para dirigirnos hacía el futuro tenemos que componer el sistema educativo, de otra manera estamos perdidos”, advirtió.

Hecht recordó que hasta a Albert Einstein su maestro de ciencias le sugirió cambiar de asignaturas pues a su consideración no era apto para las ciencias.

De acuerdo al especialista israelí, las escuelas no se deberían enfocar en buscar a los alumnos destacados, pues, en palabras del propio Einstein, “todos somos genios”, y las escuelas deberían de encontrar un sistema que extraiga y aproveche la genialidad de cada uno de sus alumnos, sugirió Hecht.

“Todos pueden ser genios si los buscamos y buscamos un lugar dentro del mundo del conocimiento donde pueda ser destacado”, finalizó.

Estuvieron presentes en esta conferencia el embajador de Israel en México,  Zvi Tal y el director de la Sojnut, Ari Messer, además de los miembros del Seminar Horaat Israel.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí