Inicio » Destacado » Erdan: red internacional israelí protege a las empresas de la lista negra “antisemita”

Erdan: red internacional israelí protege a las empresas de la lista negra “antisemita”

Enlace Judío México e Israel.- Israel está alentando a las empresas activas en Judea y Samaria a continuar con sus actividades habituales.

LAHAV HARKOV, OMRI NAHMIAS

Israel está alentando a las empresas activas en Judea y Samaria a continuar con sus actividades habituales después de que la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos publicara una lista de 112 empresas, dijo el jueves el ministro de Asuntos Estratégicos, Gilad Erdan, a The Jerusalem Post.

“Pido a las compañías que no se molesten con este movimiento”, dijo un día después de la publicación de la lista. “Se basa en organizaciones de boicot relacionadas con grupos terroristas que actúan por motivos antisemitas antiisraelíes”.

Israel ha trabajado para construir una “infraestructura internacional para defender a las empresas, para que no tengan miedo de estas presiones”, dijo Erdan.

Parte de esa infraestructura es la legislación contra el boicot aprobada en 28 estados de EE. UU.. Las leyes varían de estado a estado, pero muchas de ellas no permiten que el gobierno trabaje con empresas que boicotean países con los que Estados Unidos está aliado.

“Se supone que las empresas deben tomar decisiones comerciales, no políticas”, dijo Erdan. “Si toma la decisión política de boicotear a Israel, debe tener en cuenta que también se verá perjudicado en los Estados Unidos, una pérdida comercial muy significativa, y en otros países que son amigos de Israel”.

“No olviden lo que le sucedió a Airbnb cuando actuaron por motivos políticos y no comerciales”, agregó.

El sitio web de alquiler de vacaciones, una de las compañías en la lista del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, anunció el año pasado que dejaría de funcionar en ciudades israelíes en Judea y Samaria. Pero invirtió el rumbo después de enfrentar varias demandas contra la discriminación en Israel y los Estados Unidos.

La amenaza de perder el negocio estadounidense es el antídoto más efectivo contra los boicots, dijo Erdan.

Elogió la respuesta de Estados Unidos a la lista negra del ACNUR y expresó su esperanza de que ejerza más presión sobre la ONU, como el seguimiento de las amenazas pasadas de continuar recortando su financiamiento.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, criticó a Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, por publicar la base de datos de empresas que operan en localidades  israelíes en Judea y Samaria que llaman “asentamientos”.

“Estados Unidos se ha opuesto durante mucho tiempo a la creación o publicación de esta base de datos, que fue ordenada por el desacreditado Consejo de Derechos Humanos de la ONU en 2016”, dijo. “Su publicación solo confirma el implacable sesgo antiisraelí tan frecuente en las Naciones Unidas”.

Pompeo dijo que estaba “indignado” por la decisión.

Estados Unidos no ha proporcionado “y nunca proporcionará ninguna información a la Oficina del Alto Comisionado para apoyar la compilación de estas listas y expresa su apoyo a las empresas estadounidenses a las que se hace referencia”, dijo.

Pompeo llamó a otros miembros de la ONU a unirse a los Estados Unidos “rechazando este esfuerzo, que facilita la campaña discriminatoria de boicot, desinversión y sanción [BDS] y deslegitima a Israel”.

“Los intentos de aislar a Israel van en contra de todos nuestros esfuerzos por construir condiciones propicias para las negociaciones entre israelíes y palestinos que conduzcan a una paz integral y duradera”, dijo.

El Ministerio de Asuntos Estratégicos ha ayudado a las empresas que se enfrentan al espectro de los boicots organizando conferencias en los últimos años sobre responsabilidad social corporativa (RSC) para garantizar que puedan cumplir con los más altos estándares y les ha proporcionado opiniones legales de que es legal operar en un territorio en conflicto como Judea y Samaria (Cisjordania).

“La actividad económica en Judea y Samaria cumple con todos los estándares aceptados de RSC”, dijo Erdan. “Trajimos compañías de clasificación internacional que se ocupan del asunto para demostrar que estas compañías, que emplean a judíos y árabes, cumplen con los más altos estándares. Pagan salarios tres veces más altos que en la Autoridad Palestina, y son ambientalmente responsables.

“Dañar a estas empresas perjudica a los palestinos que los emplean”, dijo. “Juzgarlos por estar en territorios en disputa es una decisión totalmente política sin conexión con los derechos humanos”.

Erdan dijo que la lista fue compilada de manera no profesional e incoherente.

“Cientos de otras compañías están haciendo lo mismo, y no están en la lista”, dijo. “Fue compilado por organizaciones de boicot y no por profesionales. Hay compañías y países que no quisieron enfrentar, por lo que no los pusieron”.

Nadie del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (UNHRC, por sus siglas en inglés) vino a Israel para verificar la situación en el terreno mientras componía la lista, dijo Erdan.

Citó la base discriminatoria sobre la cual se escribió la lista.

“Se supone que la ONU debe trabajar con países, no con empresas”, dijo Erdan. “¿Han apuntado alguna vez a empresas que violan los derechos humanos en Siria o Irán?”

La lista negra de UNHRC fue compilada con la ayuda de organizaciones afiliadas a grupos terroristas, dijo el Ministerio de Asuntos Estratégicos.

“Esto muestra quién está detrás de la lista y cuáles son sus motivaciones e ideología”, dijo Erdan.

Uno de los grupos que el Ministerio de Asuntos Estratégicos citó fue Addameer, una ONG palestina.

El contador de Addameer, Samer Arbeed, es miembro del Frente Popular para la Liberación de Palestina, un grupo terrorista. Lideró la célula que asesinó a Rina Schnerb, de 17 años, cerca de Dolev en Judea y Samaria el año pasado, detonando la bomba él mismo.

Otra ONG palestina, Al Haq, se centra en acciones legales contra Israel por presuntas violaciones de derechos humanos y estuvo muy involucrada en la compilación de la lista negra, dijo el ministerio.

Al Haq está dirigida por un ex miembro de alto rango del PFLP, Shawan Jabareen, quien ha estado en prisión israelí por su participación en actividades terroristas. Un tribunal israelí lo describió como “Dr. Jekyll y el Sr. Hyde: por un lado, se presenta como el director de una organización de derechos humanos, y por el otro, participa activamente en una organización terrorista que comete asesinatos … Él niega activamente el derecho más fundamental de todos, sin el cual no hay otros derechos: el derecho a vivir”.

La organización Who Profits, que llama al boicot a Israel, participó en la compilación de la lista, y 85 de las 112 empresas que figuran están en la base de datos de Who Profits, informó la institución de investigación NGO Monitor. Human Rights Watch, que aboga por boicotear los asentamientos, también participó.

Al analizar la lista, NGO Monitor dijo que no existe una prohibición legal de realizar actividades comerciales en territorios en disputa, territorios ocupados o asentamientos. Algunas de las compañías incluidas en la lista ayudan a Israel a llevar a cabo las tareas especificadas en la ley de ocupación, lo que significa que sería una violación de los derechos humanos si no estuvieran haciendo ese negocio en Israel.

Además, muchas de las actividades comerciales que llevan a cabo las empresas son consistentes con los acuerdos israelo-palestinos respaldados por la ONU y la comunidad internacional, como la prestación de servicios públicos como agua, gas y electricidad a los palestinos.

En cuanto a las empresas que operan en el este de Jerusalén, si se promulgara un boicot basado en la lista de la ONU, “los palestinos serían excluidos de recibir bienes y servicios básicos en sus vecindarios, mientras que se crearía una prueba étnica / religiosa para determinar quién puede participar actividades comerciales”, dijo el informe de la ONG Monitor.

Mientras tanto, los colonos dijeron el jueves que planeaban presentar una demanda colectiva local contra las Naciones Unidas basada en la ley anti-boicot de Israel.

El jefe del Consejo Regional de Samaria, Yossi Dagan, anunció el plan en una reunión de emergencia que sostuvo en sus oficinas, con el ministro de Economía y Comercio, Eli Cohen (Likud) y propietarios de fábricas del Parque Industrial Barkan.

El consejo de Yesha y el movimiento de Soberanía celebraron el jueves por la noche una manifestación frente a la residencia de Netanyahu en Jerusalén exigiéndole que aplique la soberanía de Israel a las poblaciones de Judea y Samaria ya. Entre los oradores estaban Dagan, el jefe del Consejo Regional de Gush Etzion, Shlomo Ne’eman, el jefe del Consejo Regional de Binyamin, Israel Ganz, y el presidente del Consejo Regional del Valle del Jordán, David Elhayani, jefe del cuerpo general del Consejo de Yesha.

Advirtieron a Netanyahu que perdería votos a menos que actuara ahora.

“Si quieres el apoyo de la derecha, actúa como líder de la derecha”, dijo Dagan.

Netanyahu ha pospuesto la solicitud de la administración Trump en Washington, que quiere que tanto Israel como los EE. UU. tracen un mapa conjunto del territorio antes de tomar cualquier medida.

Pero en el mitin, los colonos instaron a Netanyahu a ignorar a Washington y concentrarse en sus votantes en casa.

“¿Votamos nosotros por [el enviado especial de Estados Unidos] Jared Kushner? ¿Votamos por el Departamento de Estado? ¿Permitirían Inglaterra o Italia que otra nación se metiera en sus asuntos de la misma manera? Nosotros lo elegimos a Usted, señor primer ministro, y la pelota está en su cancha aquí en Jerusalén, no en Washington. No somos una república bananera”, dijo Dagan.

Tovah Lazaroff contribuyó a este informe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *