avatar_default

(JTA) — Una mujer israelí entabló una demanda contra Israel Railways luego de que un empleado le pidiera que cambiara de asiento porque había hombres rezando en el mismo vagón.

En el judaísmo ortodoxo, la oración está tradicionalmente segregada por género, generalmente por una barrera física o una Mejitza.

La demandante, Maya Melitz, dice que en diciembre de 2018, un asistente de Israel Railways le pidió que cambiara de asiento para acomodar a los hombres que rezaban cerca.

Cuando ella se negó, el empleado insistió y dijo: “Fue perjudicial que ella estuviera presente en el vagón durante la oración”, según un comunicado de los grupos que respaldan la acción. Melitz se negó a cambiar de vagón.

El Centro de Acción Religiosa de Israel y la Red de Mujeres de Israel están presentando la demanda, que busca 20,000 nuevos shekels en daños, en nombre de Melitz. Los demandantes también quieren que Israel Railways publique pautas que prohíban pedir moverse de lugar a las mujeres por su género.

“No es aceptable que un empleado ferroviario exija que una mujer se mude a un vagón diferente porque el hecho de que sea una mujer interrumpe la oración en ese vagón”, dijo en un comunicado Anat Hoffman, directora ejecutiva del Centro de Acción Religiosa de Israel.

“Es difícil creer que en 2020 las mujeres todavía necesiten luchar por el derecho a estar presentes en el dominio público”.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí