Inicio » Entretenimiento » Deportes » Choque de fe y deporte: una as judía ortodoxa del tenis de mesa podría perderse las Olimpiadas

Choque de fe y deporte: una as judía ortodoxa del tenis de mesa podría perderse las Olimpiadas

(JTA) —  Una estrella del tenis de mesa de 18 años podría perderse los Juegos Olímpicos de este año debido a que las pruebas del equipo de EE.UU. están programadas en Shabat y ella es una judía ortodoxa.

Si bien muchos judíos ortodoxos practican deportes de manera informal en Shabat, generalmente no participan en una competencia organizada.

Estee Ackerman, quien ganó la división femenina en el Abierto de EE.UU. de Tenis de Mesa 2018, contactó a USA Table Tennis a través de su padre en enero y solicitó reprogramar los partidos para otro día. Las pruebas están programadas para finales de este mes.

Pero la solicitud no ha sido aprobada, según el New York Post, y la fecha límite para esa decisión es el viernes.

“Estoy realmente decepcionado”, dijo Ackerman al Post, una originaria de Long Island, en los suburbios de Nueva York. “Me gustaría que me dieran la oportunidad de ir por mi sueño”.

La Liga Antidifamación intervino el viernes, pidiendo a USA Table Tennis “que se acomode a la observancia religiosa judía de una adolescente ortodoxa”.

Ackerman ha estado jugando tenis de mesa desde que era una niña pequeña, y una vez venció al campeón de tenis Rafael Nadal en un partido.

Esta no es la primera vez que tiene que renunciar a una competencia debido a su observancia religiosa. En 2012, Ackerman perdió su lugar en un torneo después de llegar a los octavos de final porque su partido coincidió con Shabat.

“Me dije a mí misma que esta situación me iba a pasar algún día”, dijo Ackerman a The Jewish Telegraphic Agency para un perfil de 2016. “Tuve que elegir mi religión o el amor al deporte. En Shabat, estar en mi uniforme, ir a competir en un torneo nacional, esto no está en el espíritu de Shabat. Esto no es lo que Hashem querría que hiciera”.

De la traducción (c)Enlace Judío México
Prohibida su reproducción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *