avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- La diputada y ex ministra de Justicia, Ayelet Shaked, describe varios escenarios posibles para un gobierno de unidad: “Los políticos deben recuperar sus sentidos”.

Erel Segal y Judy Shalom Nir Mozes entrevistaron a la diputada y ex ministra de Justicia Ayelet Shaked (del partido Yamina) el martes en 103 FM, pidiéndole su opinión sobre el actual estancamiento político.

Shaked afirmó su creencia de que hay muchos escenarios realistas en los que se puede formar un gobierno, pero descartó específicamente la opción de un gobierno minoritario apoyado por la Lista Árabe Conjunta desde el exterior.

“En mi opinión, la viabilidad de establecer un gobierno de este tipo es cercana a cero”, dijo, y agregó su creencia de que “el hecho mismo de que estén tratando de formar dicho gobierno es un signo de su bancarrota moral. La mayoría de los miembros de la Lista Árabe Conjunta no creen que Israel deba ser un estado judío y democrático”.

Agregó que “la ley establece que solo quienes creen en el Estado de Israel como un estado judío y democrático pueden sentarse en la Knéset”, y destacó al ex presidente de la Corte Suprema Aharon Barak por las críticas sobre este punto: “Todo comenzó con Barak, que hizo caso omiso de esta cláusula”.

Refiriéndose a su mandato como Ministra de Justicia, señaló que “los jueces son nombrados para juzgar de acuerdo con la ley, no de acuerdo con sus propias interpretaciones [posiblemente sesgadas] … Los jueces que nombré [a la Corte Suprema] ahora forman un bloque conservador allí, de modo que hoy hay cuatro jueces del total de nueve que piensan que deberíamos descalificar a Heba Yazbak”, informa Israel National News.

(Yazbak había sido descalificada por el Comité Electoral Central para participar en las últimas elecciones, debido a sus declaraciones alabando a los terroristas que podrían considerarse un apoyo al terrorismo. Sin embargo, la Corte Suprema revocó la decisión del Comité, permitiéndole que fuera elegida para la 23º Knéset como representante del partido Balad, miembro de la Lista Árabe Conjunta. Cuatro jueces de la Corte Suprema discreparon del fallo, incluidos los dos (los jueces Yosef Elron y David Mintz) que Shaked designó siendo Ministra de Justicia).

Shaked enfatizó que ella hizo una clara distinción en su mente entre los miembros de la Lista Árabe Conjunta y los ciudadanos árabes del Estado de Israel. “Hay una diferencia entre los árabes israelíes y los que los representan en la Knéset”, dijo. “[Mientras yo era Ministra de Justicia,] hice cosas por [ciudadanos árabes] que nadie hizo antes. Fui la primera persona en establecer una corte en una ciudad árabe, y nombré a la primera mujer Qadi [magistrada] en una corte Sharia aquí”.

De todos modos, Shaked insistió en que los diputados de la Lista Árabe Conjunta no deberían ser parte de ningún gobierno, sea desde adentro o desde afuera. “Podemos establecer un gobierno de unidad [sin el apoyo de la Lista Árabe Conjunta si los grandes partidos] vuelven a sus cabales y se dan cuenta de que el concepto de un gobierno minoritario está muerto en el agua … O Kajol Laván puede volver a sus cabales y formar una unidad gobierno, o Amir Peretz puede hacerlo. ¿Por qué el partido laborista debería ser el lacayo de Kajol Laván? Recibirían altos cargos en cualquier gobierno de ese tipo”.

En tal caso, ¿quién cree que debería ser el primer ministro primero en un acuerdo de rotación? “Por supuesto que debería ser Netanyahu. Después de todo, tiene el apoyo de 58 legisladores … Además, no tiene problemas para sentarse con [Peretz o Gantz]. Son ellos los que lo descalifican, no al revés”.

Cuando le preguntaron sobre la posibilidad de formar un gobierno de mayoría de derecha, con los tres diputados faltantes provenientes de deserciones del otro bloque, Shaked dijo: “No discutiré las reuniones que sostengo con políticos en los medios de comunicación. No es ningún secreto que queríamos que [los diputados Hendel y Hauser] cruzaran [de Kajol Laván al Likud], y por supuesto creo que [el Likud] es su hogar natural, pero en este momento han dicho que permanecen en Kajol Laván”.

En conclusión, la diputada Shaked señaló que “los legisladores generalmente se llevan bien entre sí, a pesar del hecho de que a menudo nos atacamos en los medios … Espero que los políticos asuman su responsabilidad ahora y nos saquen del lío en el que estamos”, porque tenemos un país para gobernar.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí