avatar_default
La figura de la mujer que tuvo el honor de ser la madre del mayor de los profetas de Israel: Moshé Rabenu.

Enlace Judío México e  Israel- El tercer hijo de Yaakov Avinu y Lea fue Leví, que fue padre de Guershon, Kohat y Merari. Leví y sus hijos -junto a las demás tribus de Israel- marcharon a Egipto;  nada más llegar al país del Nilo,  también fue padre de una niña a la que llamaron Yojebed. Nieta de Yaakov Avinu, su nombre  -de la palabra hebrea Kavod, honor- será reflejo de su papel en la historia tanájica: tendrá el honor de ser la madre de Moshé Rabenu ( y de Aarón Ha´Kohén y de la profetisa Miriam)

PEDRO HUERGO EN EXCLUSIVA

Kohat, el hermano de Yojebed, en Egipto fue padre de Amrám. Y en el Libro de Shemot está dicho que Amrám tomó por esposa a su tía Yojebed, que concebirá a Moshé y a Aarón  ( Exodo, 6 (…) Y Amram tomó por mujer a Jocabed su tía, la cual dio a luz a Aarón y a Moisés. Y los años de la vida de Amram fueron ciento treinta y siete años.) Amrám, según Nuestros Sabios dejaron por escrito en el Talmud, ostentó el título de Grande de su Generación -nunca cometió transgresión alguna.

Los egipcios sentían gran rechazo a las posibles consecuencias del crecimiento de las minorías extranjeras en tierras del Nilo, así que el Faraón, autoridad absoluta, decretó la matanza de todos los recién nacidos hebreos. Yojebed, según los midrashím, estaba en cinta de tres meses. Como los demás esposos hebreos, Amrám se divorció de su mujer embarazada. Miriam, la hija del matrimonio, al parecer, la primogénita, reprochó a su padre el abandono para seguir las órdenes egipcias y le instó a volverse a casar con su madre, porque si el decreto de Faraón era infame, aún más lo era -según ella- la actitud hacia la esposa embarazada. Por esto, dice El Talmud, Amrám es el origen de las leyes de matrimonio y divorcio entre los hebreos, ya que reguló el asunto entre los israelitas en Egipto.

Yonatan ben Uziel, discípulo de la escuela de Hillel El Viejo , y autor del Targúm Yonatán, basándose en el Midrash gadol, dice que Yojebed dio a luz a un niño a  los seis meses de haber concebido. El 7 de adar  -según el Midrash Seder Olám, del año 2300 después de la creación, o lo que es lo mismo en el 1460 aec. Hace 36 siglos.  Según Flavio Josefo  y el Midrash Rabá, el parto fue sin dolor. No hubo gritos de parturienta y los guardas egipcios no se enteraron del parto.

Al niño lo llamaron Yekutiel. Pero para la Historia será Moshé.

Konstantin Flatvitsky

Yojebed, valiente,  no se doblegó al decreto de matanza de recién nacidos; calafateó una canasta de mimbre y en ella dejó a su hijo a merced de las corrientes del Nilo. Como todo el mundo sabe, la hija del Faraón lo encontró y lo adoptó y Miriam, la hermana mayor, aconsejó a la hija del Faraón que buscara entre las hebreas una nodriza . Miriam misma le procuró la nodriza más adecuada: la propia Yojebed. Según El Talmud, Yojebed es la misma Sifra de la historia de Sifra y Puá, las dos parteras de las que se habla a principio del Exodo, por lo que la madre de Moshé Rabenu estaría profundamente ligada a la maternidad.

Según la tradición, Yojebed está enterrada en la Tumba de las Madres , en Tiberias, junto a Séfora, su nuera, Elisheva, la hija de Aminadav, también nuera suya porque fue la esposa de Aharón , además de Bilha y Zilpa, mujeres del bisabuelo de Yojebed, Yaakov Avinu, y Rajel bat Kalva Shavúa, la esposa de rabi Akiva. Por lo tanto, Yojebed vivió el Exodo e incluso fue testigo de la muerte de su propio hijo Moshé antes de cruzar el Río Jordán.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

 

 

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí