avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Científicos australianos han demostrado que un medicamento antiparasitario ya disponible en todo el mundo puede matar el virus en 48 horas.

Los científicos de la Universidad de Monash en Melbourne demostraron que una sola dosis del medicamento, Ivermectina, podría detener el crecimiento del virus SARS-CoV-2 en el cultivo celular, erradicando efectivamente todo el material genético del virus en 48 horas.

Los siguientes pasos son determinar la dosis humana correcta: garantizar que las dosis que se muestran para tratar eficazmente el virus en el tubo de ensayo sean niveles seguros para los humanos.

El uso de Ivermectina para combatir COVID-19 depende de las pruebas preclínicas y los ensayos clínicos, y se requieren fondos urgentes para avanzar en el trabajo.

Ivermectin es un medicamento antiparasitario aprobado por la FDA que también ha demostrado ser eficaz in vitro contra una amplia gama de virus, incluidos el VIH, el dengue, la gripe y el virus del Zika.

Los hallazgos del estudio se publicaron hoy en Antiviral Research.

Un estudio colaborativo dirigido por el Biomedicine Discovery Institute (BDI) de la Universidad de Monash en Melbourne, Australia, con el Peter Doherty Institute of Infection and Immunity (Doherty Institute), demostró que un medicamento antiparasitario ya disponible en todo el mundo mata el virus en 48 horas

La Dra. Kylie Wagstaff de Monash Biomedicine Discovery Institute, quien dirigió el estudio, dijo que los científicos mostraron que el medicamento, Ivermectin, detuvo el crecimiento del virus SARS-CoV-2 en el cultivo celular en 48 horas.

“Descubrimos que incluso una sola dosis esencialmente podría eliminar todo el ARN viral a las 48 horas y que incluso a las 24 horas hubo una reducción realmente significativa”, dijo el Dr. Wagstaff.

Ivermectin es un medicamento antiparasitario aprobado por la FDA que también ha demostrado ser eficaz in vitro contra una amplia gama de virus, incluidos el VIH, el dengue, la gripe y el virus del Zika.

El Dr. Wagstaff advirtió que las pruebas realizadas en el estudio fueron in vitro y que los ensayos debían llevarse a cabo en personas.

“La ivermectina se usa mucho y se considera un medicamento seguro. Necesitamos determinar ahora si la dosis a la que se puede usar en humanos será efectiva, ese es el siguiente paso”, dijo el Dr. Wagstaff.

“En momentos en que tenemos una pandemia mundial y no hay un tratamiento aprobado, si tuviéramos un compuesto que ya estuviera disponible en todo el mundo, eso podría ayudar a las personas antes. De manera realista, pasará un tiempo antes de que se aplique una vacuna ampliamente disponible.

Aunque se desconoce el mecanismo por el cual Ivermectin funciona en el virus, es probable, en función de su acción en otros virus, que funcione para evitar que el virus ‘atenúe’ la capacidad de las células huésped para eliminarlo, dijo el Dr. Wagstaff.

El Dr. Leon Caly, del Royal Melbourne Hospital, científico médico principal del Laboratorio de referencia de enfermedades infecciosas de Victoria (VIDRL) ​​en el Instituto Doherty, donde se realizaron los experimentos con coronavirus vivos, es el primer autor del estudio.

“Como el virólogo que formó parte del equipo que fue el primero en aislar y compartir el SARS-COV2 fuera de China en enero de 2020, estoy entusiasmado con la posibilidad de que Ivermectin se use como un posible fármaco contra COVID-19”, dijo el Dr. Caly.

La Dra. Wagstaff hizo un descubrimiento previo sobre Ivermectina en 2012 cuando identificó el medicamento y su actividad antiviral con el profesor David Jans del Instituto de Descubrimiento de Biomedicina Monash, también autor de este artículo. El profesor Jans y su equipo han estado investigando Ivermectina durante más de 10 años con diferentes virus.

El Dr. Wagstaff y el Profesor Jans comenzaron a investigar si funcionaba con el virus SARS-CoV-2 tan pronto como se supo que la pandemia había comenzado.

El uso de Ivermectin para combatir COVID-19 dependería de los resultados de más pruebas preclínicas y, en última instancia, ensayos clínicos, con fondos necesarios con urgencia para seguir avanzando en el trabajo, dijo el Dr. Wagstaff.

Fuente :eurekalert.org/ Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí