avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- Una prueba de cinco minutos es capaz de identificar cambios repentinos en la percepción del olor que podrían indicar la aparición de COVID-19.

EYTAN HALON

Después de que muchos pacientes con coronavirus reportaron una pérdida temporal del olfato, los investigadores del Instituto de Ciencias Weizmann y el Centro Médico Edith Wolfson han desarrollado una plataforma en línea que permite el autocontrol del sentido del olfato de un individuo para detectar signos tempranos de infección.

Según un estudio publicado por investigadores del King’s College London la semana pasada, el 59% de los pacientes diagnosticados con coronavirus reportaron pérdida del olfato y el gusto.

La plataforma SmellTracker se basa en un algoritmo desarrollado por el laboratorio del profesor Noam Sobel en el Departamento de Neurobiología del Instituto Weizmann, que se especializa en investigación olfativa. Los investigadores han desarrollado un modelo matemático para caracterizar con precisión el sentido del olfato único de un individuo, o “huella digital olfativa”, según informa The Jerusalem Post en su sitio web.

Basado en el algoritmo, la prueba de olor SmellTracker en línea guía a los usuarios sobre cómo mapear su sentido del olfato usando cinco olores comunes que se encuentran en todos los hogares, incluyendo especias, vinagre, pasta de dientes, extractos de aroma y mantequilla de maní. La prueba de cinco minutos es capaz de identificar cambios repentinos en la percepción del olor que podrían indicar la aparición de COVID-19.

Los investigadores dicen que ya han identificado posibles casos de coronavirus con la herramienta, que luego se confirmaron. Mientras se recopilan más datos, los investigadores creen que existe una mayor probabilidad de caracterizar una “huella digital olfativa única para la detección temprana” de los casos.

Si bien la pérdida del olfato no era un síntoma comúnmente reportado en la ciudad china de Wuhan, donde se originó la pandemia, los estudios preliminares en varios países han demostrado que el síntoma aparece en aproximadamente el 60% de los pacientes.

Dado que los científicos estiman que hay ocho cepas activas del coronavirus, el laboratorio de Sobel cree que la pérdida olfativa podría ser un síntoma diferenciador de las diferentes cepas. En consecuencia, SmellTracker puede ser capaz de mapear la propagación geográfica de los diversos brotes.

El laboratorio también está distribuyendo kits de “rascar y oler” a pacientes confirmados con coronavirus, acompañados de un cuestionario único, mientras los investigadores buscan mapear su sentido del olfato.

Lanzado con el respaldo del Ministerio de Defensa, el proyecto se promoverá en Suecia, Francia y otros países en los próximos días. La prueba en línea está actualmente disponible en inglés, hebreo y árabe, y pronto estará disponible en sueco, francés, japonés, español, alemán y persa.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí