avatar_default

Enlace Judío México e Israel – La aerolínea iraní Mahan Air ignoró restricciones de vuelo para evitar la propagación del coronavirus, aparentemente contribuyendo al brote inicial de la enfermedad en Medio Oriente.

De acuerdo a un reporte de la filial en árabe de la cadena británica BBC, tras un análisis hecho sobre datos de rastreo de vuelos y datos de código abierto, encontraron que la aerolínea continúo realizando vuelos en la región pese a las restricciones gubernamentales en contra de dichas actividades.

Irán prohibió los vuelos desde y hacia China el 31 de enero, sin embargo, la aerolínea continuó con vuelos pese a la restricción.

La cadena identificó vuelos a cuatro destinos en China entre febrero y marzo: Beijing, Shanghai, Guangzhou y Shenzhen.

En uno de los vuelos, efectuado el 6 de febrero, unos 70 estudiantes iraníes viviendo en la ciudad de Wuhan, epicentro inicial de la pandemia, fueron llevados a Teherán, antes de volar hacia Bagdad ese mismo día.

La aerolínea ha argumentado que los vuelos dirigidos a China se trataron solo de aeronaves de cargo y transporte con fines humanitarios, no de pasajeros, sin embargo los datos recabados por la BBC indican lo contrario.

Entre finales de enero y finales de marzo, la aerolínea efectuó también de vuelos en Irán, Irak, Emiratos Árabes Unidos y Siria. Todos los gobiernos de estos países autorizaron los aterrizajes de la aerolínea, pese a que mantenían restricciones aéreas expresas.

Los primeros casos de COVID-19 en Líbano e Irak estuvieron ligados a vuelos de Mahan Air, de acuerdo con la investigación de la cadena.

Según dijeron algunas fuentes a la BBC, decenas de miembros del personal de sobrecargo de Mahan Air mostraron síntomas de COVID-19, pero cuando trataron de expresar su preocupación o solicitar equipo de seguridad, fueron silenciados.

Mahan Air cuenta con sanciones económicas en su contra por tener lazos con la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán en transportes de personal y armamento a Siria, donde Teherán respalda militarmente al régimen de Bashar Al Assad.

Una aeronave de Mahan Air fue la responsable de llevar los restos del alto comandante iraní Qasem Soleimani, eliminado por EE.UU., desde Irak hacia Irán en enero pasado.

Irán fue uno de los primeros en ser más golpeados por el coronavirus en febrero después de China, junto con otros países como Corea del Sur e Italia.

Según los datos conocidos hasta ahora, en Irán se registran más de 99,900 casos acumulados de coronavirus, a la par de más de 6,000 muertos como resultado de la enfermedad, lo que lo posiciona como el décimo país más afectado a nivel mundial.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí