avatar_default

Enlace Judío México e Israel – Un tratamiento experimental con células madre del corazón, aplicado a pacientes en Estados Unidos, podría ser la primera cura efectiva para casos críticos de covid-19. En entrevista exclusiva con Carol Perelman para este medio, el líder del equipo de investigación que aplicó el tratamiento, habla sobre el origen del mismo y sobre los pasos a seguir a partir de ahora. 

 

Seis pacientes de covid-16 en estado crítico fueron tratados con éxito en el hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles, California, usando un tipo de células madre descubierto en dicha institución. Si los estudios clínicos posteriores confirman la efectividad de este método, podría tratarse del primero en curar efectivamente el modo grave de esta enfermedad.

“Se llaman Células Derivadas de Cardioesferas (CDC’s). Estas CDC’s, si las damos por suero intravenoso en pacientes críticos, parece que pueden ser benéficas. Estos seis pacientes que hemos tratado, en casos de uso compasivo, los seis estaban completamente críticos, dependientes de ventiladores, y todos han sobrevivido”, cuenta en exclusiva para Enlace Judío el doctor Eduardo Marbán, investigador de la institución y líder del equipo que descubrió este tipo de células madre que se originan en el corazón.

Dado que un alto porcentaje de los pacientes intubados por complicaciones derivadas del covid-19 muere, el resultado “para nosotros es algo muy positivo pero tampoco sabemos si es verdad hasta hacer una prueba controlada, randomizada (sic)”, aclaró Marbán.

Las Células  Derivadas de Cardioesferas se han empleado en estudios clínicos para el tratamiento de la distrofia muscular de Duchenne, una enfermedad que se caracteriza por el debilitamiento de los músculos y que, finalmente, causa insuficiencia cardiaca, momento en que los pacientes “ya no tienen ninguna opción.”

Eso llevó a los investigadores de distintas instituciones a probar la terapia con este tipo de células madre en los pacientes de la distrofia muscular de Duchenne, “pero también resulta que les ayudó, parece, a moverse mejor (…), así que tiene beneficios en el corazón y en el (sistema) musculo-esquelético. También hemos descubierto que son muy antiinflamatorias y también antifibróticas, las células, y esos efectos” son los que interesaron a Marbán y su equipo para tratar a pacientes con covid-19.

Este ensayo compasivo puede considerarse una Fase 1, por lo que ahora los investigadores buscarán cubrir los requisitos de la FDA, la autoridad sanitaria estadunidense, y el financiamiento necesario para realizar un estudio de Fase 2 y Fase 3, aleatorio y con uso de placebo, para tener la certeza de que se está ante un tratamiento efectivo.

Los resultados de este primer estudio serán publicados el martes por la revista académica Basic Research in Cardiology.

En esta conversación con Carol Perelman, que puedes ver completa en el video adjunto, el investigador, uno de los más prestigiosos del mundo en su campo, habló sobre los diversos tratamientos contra el covid-19 que se han probado, sobre la importancia de los oxímetros para la detección de casos graves de la enfermedad y sobre cómo el SARS-coV-2 puede afectar al corazón y a diversos órganos del cuerpo humano.

 

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí