avatar_default

Enlace Judío México e Israel – En medio de la crisis sanitaria que el mundo está viviendo llega la festividad de Lag Baomer a nuestros días. Aunque por medidas de seguridad gran parte de las actividades que se realizan fueron canceladas, las distintas comunidades tanto al interior de Israel como en la diáspora han impulsado festejos privados al interior de las casas o de los carros para evitar poner en riesgo a gran número de personas. Para honrar el día de hoy en que Lag Baomer se celebra, me gustaría mencionar algunas de las tradiciones partículares de la festividad, las razones por las que se hace y su origen histórico. Esperamos les guste.

El origen de Lag Baomer

Como hemos explicado en artículos anteriores, Lag Baomer es un minhag (una costumbre con repercusiones halájicas). Se celebra desde el tiempo de los cabalistas (sXVI) y para muchos es la fecha en que el luto del omer se detiene. Es parte del proceso de la cuenta y su significado está relacionado con la salida de Egipto y la entrega de la Torá. Pues finalmente, festejamos que la Torá oral haya continuado enseñándose incluso después de la invasión romana, la entrega del maná en el desierto y las enseñanzas de Rab. Shimón bar Yojai uno de los tanaítas más importantes de las épocas talmúdicas. Cada una de estas razones toma forma en las distintas tradiciones que han prevalecido hasta nuestros días, en donde el fuego, el arcoiris y la naturaleza toman significados nuevos.

Fogatas y parrilladas

Una de las tradiciones más conocidas de Lag Baomer es la de prender una fogata en la noche, bailar y cantar al rededor de ella. Se ha vuelto famosa por las imágenes tan estéticas que dicha tradición genera y las fotografías que se han difundido a lo largo del mundo. En Israel dichas fogatas alcanzan dimensiones y alturas impresionantes; desde semanas antes de la fiesta la gente empieza preparar el motón de leña o madera que será prendido. Uno ve en la calle, parques, terrenos abandonados, bosques y rincones de todo tipo como los montículos empiezan a aparecer cada vez de forma más presente en el barrio. Se a ve a niños trasportando los materiales que serán usados.

La tradición es tan antigua como las enseñanzas cabalístacas del siglo XV. La primer fuente que tenemos de ella es en los escritos de rab Ovadia Bertinoro conocido por su libro Bar Tenura; sin embargo, se sabe que era una práctica realizada desde antes por algunos grupos. La razón por la que se hace es para representar el fuego de la Torá que se enciende en el mundo con los conocimientos de los grandes sabios y especialmente se prende en honor a rab Shimón bar Yojai.

Durante el coronavirus

Dadas las condiciones de sanidad actuales, el gobierno de Israel ha prohibido el festejo publico con fogatas para evitar mayores contagios y casi todas las comunidades en el mundo han optado por cancelar el festejo con parrilladas y fogatas para evitar grandes conglomeraciones de gente. En su lugar, algunas comunidades han realizado manuales donde se explica cómo prender una pequeña fogata en la casa, ya sea en un patio, jardín o chimenea. Se explican todas la medidas de seguridad que deben ser tomadas y se remarca la importancia de hacer la actividad con cuidado; respetando todas las restricciones. También se han organizado lugares de auto-stop donde uno puede recoger comida cocinada a modo de parrillada, de esta forma se evita el contagio y se mantiene la costumbre.

Arcos, flechas y picnics

Otra de las tradiciones más comunes de Lag Baomer consiste en organizar salidas al bosque, comidas al aire libre y hacer juegos con arcos de flechas. Hay varias razones por las cuales se popularizó esta costumbre; la primera fue para recordar la batalla que se libró contra los romanos durante tiempos de rabí Akiva, la segunda porque es un recuerdo del arcoiris, el cual representa el símbolo de paz entre D-os y el hombre. Algunos comentaristas han mencionado que el símbolo sólo aparece en épocas de incertidumbre o corrupción moral como un recuerdo hacia el hombre del pacto divino incluso en medio de las circunstancias, por eso se ha dicho que cuando un gran sabio vive en la Tierra el arcoiris no aparece pues la presencia del sabio trae paz al mundo. Otra interpretación que se ha dado a la costumbre es que el arco y la flecha representan el rezo, ya que Jacobo y Esaú hicieron las paces con armas de guerra.

Durante el coronavirus

Aunque dichas actividades hayan sido canceladas por la pandemia, en la rede han surgido varias ideas de como sustituir la práctica. Hay quienes sugieren hacer un campamento en las sala con los niños si no se tiene jardín; jugar a los dardos en vez de tirar al blanco con un arco. Pintar arcoiris en recuerdo a la tradición y plantar árboles en la casa, para evitar salir a los lugares cerrados por seguridad.

Visitar las tumbas de Tzfat y Merón

Merón es un poblado en el norte de Israel cerca de Tiberias y del mar de Galilea. La tradición nos dice que ahí se encuentra la tumba de Rab Shimón bar Yojai. Por lo cual se volvió costumbre visitar su tumba en Lag Baomer y rezar en ella, puesto que éste es el día en que celebramos su gran legado. Las primeras fuentes escritas que tenemos sobre gente visitando dicha ciudad en esa fecha son cabalistas. Aparecen recuentos de la costumbre en escritos de rab Jaim Vital y rab Ovadia Betinoro. Rab Moshe Cordovero y Yosef Caro mencionan ser visitantes frecuentes de la ciudad, sin embargo no mencionan visitarla tumba especialmente durante la festividad.

En cuanto a Tzfat están enterrados varios de los grandes cabalistas como el Arizal (rab Isaac Luria), a quién se le conoce como el padre de la Cabalá moderna y rab Moshe Caro el escritor del Shuljan Aruj. Por eso también se ha vuelto tradición visitar esta ciudad en Lag Baomer.

En tiempos normales las ciudades se llenan de gente y se hacen bailes y fogatas masivas en las que comunidades enteras bailan unidas. Es el día en que más se visitan las tumbas. Sobra decir que dichas actividades fueron prohibidas este año y que la gente se recluye en sus casas a rezar en nombre de estos grandes hombres. En vez de en sus tumbas,

Upsherin

Durante la cuenta del omer está prohibido cortarse o rasurarse el pelo tanto del cuerpo como de la cabeza y la cara. El único día que está permitido hacerlo es durante Lag Baomer (hay comunidades que también lo hacen en Yom Hatzmaut). Así mismo existe una tradición en la que no se le corta el pelo a un niño hasta haber cumplido los tres años de edad, se hace en recuerdo a los tiempos en que los hebreos tenían que esconder a sus hijos varones; además los tres años marcan la transición de ser un bebé que no tiene conciencia del mundo que lo rodea a pasar a ser un niño que ya puede incluso comunicarse verbalmente y establecer contacto con las otras personas. Anteriormente solía hacerse esta tradición en el cumpleaños del niño (muchísimas personas siguen haciéndolo en esa fecha), sin embargo, en los últimos años se ha vuelto común hacerlo en Lag Baomer para que el festejo ocurra en una fecha especial y el cortarse el pelo tenga un significado mayor.

Durante el coronavirus

Comúnmente se invita a amigos y familiares para hacer una pequeña fiesta y lentamente se corta el cabello del niño. También es común visitar a un gran rabino para que sea él quien corte el primer mechón. En estas épocas ese tipo de reuniones están prohibidas, y se consideran peligrosas. Por ende las madres de varios niños han decidido organizar la fiesta via Skype o Zoom para poder compartir la felicidad y el gusto con familiares y amigos.

Desfile de Lag Baomer

Hace algunas décadas el rebe de Lubavitch (Menachem Mendel Schneerson 1902-1994) pidió a sus seguidores que hicieran un desfile de Lag Baomer con todos los niños judíos que quisieran atender. La idea era generar el sentimiento de orgullo en las familias y hacer que la práctica judía pudiera ser aceptada de forma pública y no se remitiera únicamente a lo privado. Niños de todo Estados Unidos se subían a camiones rentados por la comunidad para poder asistir al evento en el que el rebe dirigía sus palabras a la comunidad estadounidense. La practica se volvió común y empezó a replicarse en todas partes de Estados Unidos y otras comunidades; se formó lo que se conoce como el desfile de Lag Baomer.

Durante el coronavirus

Gracias al coronavirus hay varios eventos de este estilo que han sido cancelados por la seguridad de los asistentes. Sin embargo, nuevas formas de festejo se han inventado, el tradicional desfile se ha convertido en un desfile para carros y los grandes discursos en las plazas llenas de comida y juegos para niños se han transformado en auto-conciertos donde uno puede pasar con su carro y disfrutar del movimiento enfrente.

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí