avatar_default

Enlace Judío México e Israel.- En una entrevista en la televisión LBC TV en Líbano, el periodista libanés Nadim Koteich dijo que ni Hezbollah ni el presidente libanés Michel Aoun son la respuesta para que el país recupere su estatus respetado entre la comunidad internacional

Nadim Koteich lamentó la situación en el Líbano, comparando la porción del PIB ($ 360) de cada ciudadano con la de Israel, que según él es de $ 3,600 por ciudadano.

En una entrevista con la estación de televisión LBC TV con sede en Líbano, que publicó The Jerusalem Post, el periodista libanés Nadim Koteich dijo que ni Hezbollah ni el presidente libanés Michel Aoun son la respuesta para restaurar a Líbano a su estatus respetado entre la comunidad internacional, según el Instituto de Investigación de Medios de Oriente Medio (MEMRI), que publicó una versión traducida del clip.

En esta entrevista, afirmó que ningún político designado por Aoun ha sido normal, llamando al fenómeno “Aounismo”, que también definió como una enfermedad.

“Muéstrame un solo ejemplo de un aounista que fue designado para un trabajo y permaneció normal. Cuando hubo incendios, dijeron que los incendios tuvieron lugar en áreas cristianas, no en áreas musulmanas”, dijo Koteich. La entrevistadora respondió diciendo que era “un caso excepcional”. Koteich no estuvo de acuerdo y dijo: “no fue así. El aounismo no es un fenómeno político. Es una enfermedad. Hay una enfermedad mental llamada aounismo en el Líbano”.

Luego lamentó la situación en el Líbano señalando que la participación de cada ciudadano libanés en su PIB era de solo $ 360, mientras que la de Israel es de $ 3.600 por ciudadano. Cuando le dijeron que Israel recibe apoyo internacional, respondió: “Nosotros también solíamos obtener apoyo internacional. Solíamos ser un país respetado”.

Confrontado por la manera en que habla de Israel como estado y que a la gente no le gustaría, dice que “a esas personas nunca les gusta nada. Israel tiene espectáculos importantes en Netflix. Esto es poder blando. Estamos hablando de un poder científico, poder económico, un poder cultural y un poder militar. Esta realidad no me hace feliz. Me entristece, porque solíamos ser mucho más importantes. En la década de 1960, Israel era un país pequeño y tonto, y nosotros éramos un país respetado”.

Concluyó la entrevista diciendo que el pueblo libanés debería contemplar cómo llegaron a este punto, desde ser una vez un país respetable hasta cómo son ahora, cuando Israel era en ese momento, como él dice “un pequeño país tonto”, pero ahora ha superado al Líbano en el PIB y en la influencia internacional.

Reproducción autorizada con la mención siguiente: ©EnlaceJudío

Destacadas

Exclusivas

Judaísmo


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí